Es noticia
Menú
Madrid y Andalucía abren la puerta a reducir los 10 días de cuarentena
  1. España
  2. Madrid
Evolución de la variante ómicron

Madrid y Andalucía abren la puerta a reducir los 10 días de cuarentena

Las consejerías de ambas regiones han abogado por estudiar la medida para afrontar la nueva ola de coronavirus en el contexto actual, con más contagios pero de menor gravedad

Foto: Una sanitaria vacuna a una mujer en la Comunidad de Madrid. (EFE/David Fernández)
Una sanitaria vacuna a una mujer en la Comunidad de Madrid. (EFE/David Fernández)

La Comunidad de Madrid y Andalucía han abierto la puerta a reducir los tiempos de cuarentena con la variante ómicron. Así lo han avanzado este martes el viceconsejero de Asistencia Sanitaria y Salud Pública madrileño, Antonio Zapatero y la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, tras la decisión del Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC, por sus siglas en inglés) de rebajar el periodo de aislamiento de 10 a cinco días en los casos de asintomáticos y con uso de mascarilla. Las autoridades sanitarias madrileñas no han dado un plazo exacto y aunque no es una competencia regional, sí han incidido en que "sería razonable" revisar los protocolos.

En el caso de Andalucía, ha sido el propio titular del ramo, Jesús Aguirre, quien ha informado de que es una opción que está siendo objeto de estudio, ya que, a su juicio, el nuevo contexto debe ser abordado "de manera diferente". Ha explicado que sólo esta semana se han hecho 250.000 pruebas, que suponen un millón en un mes, un volumen "muy grande de personal" dentro del Servicio Andaluz de Salud (SAS), por lo que "hay que valorar si ha sido eficiente". Tanto el ministerio como las comunidades se reúnen este miércoles en el marco del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Zapatero y Andradas, de la Comunidad, han hecho especial hincapié en que la situación epidemiológica en Madrid está en el inicio de una fase de transición, con dos elementos que han cambiado completamente el escenario respecto a hace un año. En primer lugar, el comportamiento de la variante ómicron, más contagiosa pero menos agresiva, y, por otro, el alto porcentaje de vacunación, que en la región ya supera el 91 por ciento. "Llevamos diciendo unos cuantos días que la gestión de la pandemia no puede ser la misma de hace un año ni hace unos meses", ha declarado Zapatero.

Foto: Colas en laboratorios privados para hacerse test después de Navidad en Barcelona. (EFE/García)

Andradas, por su parte, ha insistido en que ese periodo de transición ha de desembocar en algunos cambios en las recomendaciones con carácter general y especialmente para los contactos estrechos con positivos. "Hay que dar un paso más, incluso modificar el sistema de vigilancia epidemiológica", ha subrayado la directora de Salud Pública, que ha detallado, además, que la nueva variante va camino de convertir al covid-19 en un virus más de las épocas invernales. La Consejería de Sanidad, no obstante, ha dejado claro que esa situación está supeditada a que no surja una nueva mutación.

Contactos vacunados

La revisión de los protocolos de actuación y cómo guardar las cuarentenas son temas que la Consejería de Sanidad madrileña ya ha trasladado a la comisión de Salud Pública, incluso antes del anuncio de la CDC. Que se articule como una propuesta concreta, sin embargo, depende de la propia comisión. Zapatero ha recordado durante su comparecencia que la Comunidad de Madrid fue la primera región que la semana pasada decidió que no era necesario que los contactos estrechos vacunados se aislaran, algo que después aplicó el Ministerio de Sanidad y otras comunidades. Andradas ha reiterado que, en cualquier caso, el plan de actuación requiere de un "estudio profundo" y el dictamen en última instancia será del Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades para su posterior aplicación a nivel nacional.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE/Rodrigo Jiménez)

Respecto al escenario actual, con los contagios disparados, Zapatero ha lanzado un mensaje de "tranquilidad y prudencia", habida cuenta de que existe un problema, pero la carga asistencial en hospitales es perfectamente asumible en este momento. Así, ha destacado que el riesgo de ingreso con la variante ómicron es un 90 por ciento menos que en olas anteriores y la clave para controlar la expansión del virus es mantener una alta capacidad de diagnóstico con los test de antígenos para descongestionar las urgencias y la atención primaria, que sufrieron conatos de colapso en algunos centros.

Según los datos facilitados por la Consejería de Sanidad, la tasa de positividad en este momento supera el 31 por ciento y la previsión es que la próxima semana se alcance el pico de contagios. La experiencia en países de nuestro entorno, como Países Bajos o Inglaterra, indica que, a partir de esa fecha, el descenso de los infectados será tan abrupto y prolongado como el ascenso del último mes. La Comunidad de Madrid ha informado que los cribados masivos con antígenos van a un ritmo de 90.000 diarios y que, a partir de mañana, se abrirá la autocita de vacunación para la tercera dosis en mayores de 45 años y la primera en niños de más de cinco.

La Comunidad de Madrid y Andalucía han abierto la puerta a reducir los tiempos de cuarentena con la variante ómicron. Así lo han avanzado este martes el viceconsejero de Asistencia Sanitaria y Salud Pública madrileño, Antonio Zapatero y la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, tras la decisión del Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC, por sus siglas en inglés) de rebajar el periodo de aislamiento de 10 a cinco días en los casos de asintomáticos y con uso de mascarilla. Las autoridades sanitarias madrileñas no han dado un plazo exacto y aunque no es una competencia regional, sí han incidido en que "sería razonable" revisar los protocolos.

Coronavirus Madrid