Marín (Cs) deja el Gobierno andaluz a los pies de los caballos y sin presupuesto
  1. España
  2. Andalucía
EL ADELANTO ELECTORAL, EN EL AIRE

Marín (Cs) deja el Gobierno andaluz a los pies de los caballos y sin presupuesto

El PSOE anuncia una enmienda a la totalidad a las cuentas tras la filtración de unos audios donde Marín dice que sería "estúpido" un presupuesto "en año electoral" y con recortes

Foto: El presidente andaluz, Juanma Moreno (i), y el consejero andaluz de Turismo, Juan Antonio Marín (d). (EFE/Fernando Villar)
El presidente andaluz, Juanma Moreno (i), y el consejero andaluz de Turismo, Juan Antonio Marín (d). (EFE/Fernando Villar)

El PSOE andaluz no va a negociar nada con el Gobierno de PP y Cs. En realidad, las negociaciones ya llevaban días, por no decir semanas, en vía muerta. Sin embargo, todas las partes jugaban a aparentar que había posibilidad de un acuerdo que salve las cuentas autonómicas y, de paso, apuntale la legislatura andaluza. Los socialistas han encontrado el argumento perfecto para su relato en forma de audios filtrados del vicepresidente de la Junta, Juan Marín (Cs), que deja al Gobierno a los pies de los caballos. “Nunca han tenido voluntad de negociar nada”, sostuvo la portavoz socialista, Ángeles Férriz, “no vamos a participar de un engaño masivo”. Los socialistas han ganado la batalla del relato que venía librándose hace días en Andalucía sobre el fracaso de la negociación y también sobre quien es responsable de un posible adelanto electoral.

Marín deja muy mal al Gobierno de Juan Manuel Moreno, que ha defendido que negociará hasta la extenuación y que daría todas las facilidades al PSOE para que su abstención permita tramitar la Ley de Presupuestos de 2022, que ya está en el Parlamento, para dar estabilidad y poner por delante la recuperación económica a unas elecciones. Ese era el discurso oficial.

El líder de Cs en Andalucía tira todo por los suelos. En unos audios, avanzados por la SER, y en una intervención ante su grupo parlamentario el pasado mes de julio, Marín dijo: “Como Gobierno no nos interesa aprobar los Presupuestos en año electoral, es estúpido”. En esa línea reconoce ante sus diputados: “Podemos presentar un presupuesto para que no nos lo aprueben”. En los audios se oyen otras reflexiones que dejan en muy mal lugar al Gobierno respecto a su disposición real de negociar con el PSOE: “La campaña electoral empieza en enero y hay que quitarle al PSOE la posibilidad de demostrarse útil”. Unas nuevas cuentas, sostiene, podrían conllevar recortes que supondrían “un lastre en año de elecciones”. No obstante, Marín defiende llevar la legislatura hasta el final, octubre o noviembre, y da por finiquitada la legislatura a partir de julio.

Foto: La diputada de Vox Macarena Olona. (EFE)

Marín, en el programa 'Mesa de Análisis' de Canal Sur, se reiteró en sus declaraciones y sostuvo que esos audios se filtran para tapar las declaraciones este martes de los exconsejeros socialistas Javier Carnero y Antonio Ramírez de Arellano en la comisión de investigación de la Faffe. Desde el Gobierno andaluz, el consejero de Presidencia, Elías Bendodo (PP), dejó claro que una prórroga presupuestaria no supone un adelanto electoral, como era previsible.

El dirigente de Cs hizo estas declaraciones el pasado verano ante un grupo parlamentario absolutamente fracturado. La mitad de sus integrantes quieren vengarse de Marín y desprecian su trabajo al frente del partido, no quieren que sea candidato de nuevo y hay unas primarias antes de que acabe el año. No es la primera vez que las guerras internas hacen aflorar audios que las distintas facciones del partido utilizan para atacarse. Lo que pasa es que esta vez surgen en un momento muy delicado, cuando la amenaza de adelanto electoral es un hecho y, además, disparan directamente a los argumentos que el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, ha puesto sobre la mesa. La quiebra de confianza es importante.

Indignación del PP y quiebra de confianza

El PP está indignado con los audios. Es verdad que Marín había defendido públicamente la prórroga del actual presupuesto como primera opción. Ya en verano, en público y de forma sorprendente, manejó la idea de que alargar las cuentas actuales y no aprobar nuevos Presupuestos iba a ser lo mejor. Después, cuando el PP guiñó al PSOE y los socialistas aceptaron el guante de dialogar y cerrar un acuerdo, Marín, desplazado de la foto política, no ocultó su rechazo a ese diálogo. Sostuvo públicamente, mientras el PP ponía alfombra roja al diálogo con los socialistas, que el PSOE no iba a acordar esas cuentas “ni muerto”.

Esta semana, el jueves, expira el plazo para que los partidos de la oposición presenten su enmienda a la totalidad del presupuesto andaluz para 2022. Unidas Podemos y Vox ya han registrado sus enmiendas. El PSOE ha anunciado, al hilo de los audios de Marín, que también la hará. En realidad, la decisión estaba adoptada con anterioridad. “Moreno Bonilla es el presidente del Gobierno de la mentira”, sostuvo la portavoz socialista Ángeles Férriz, “llevan desde julio apostando por la prórroga para quitarle al PSOE la oportunidad de ser útiles”. “Nunca han querido pactar y se han aprovechado de la buena fe del PSOE”, añadió. La ruptura es clara: “No vamos a formar parte de este engaño masivo”.

Foto: Javier Ortega Smith y José Luis Martínez-Almeida. (EFE/Mariscal)

Vox salió a pedir la dimisión del vicepresidente Marín y reclamó a Moreno que “no sea cómplice de la situación” y “convoque elecciones de forma inmediata”. Desde Unidas Podemos, Toni Valero subrayó que el propio Gobierno reconoce que los presupuestos están “llenos de recortes” y que la negociación era “una farsa” montada con fines electorales. “El proceso de negociación ha sido un fracaso intencionado del Gobierno andaluz, entre sus prioridades no está una recuperación justa para Andalucía, sino la calculadora electoral”, sostuvo Valero.

Recuperación económica Campañas electorales Juan Marín
El redactor recomienda