Moreno logra su paquete de rebajas fiscales y la legislatura entra en tiempo de descuento
  1. España
  2. Andalucía
FUE LA GRAN PROMESA ELECTORAL

Moreno logra su paquete de rebajas fiscales y la legislatura entra en tiempo de descuento

PP, Cs y Vox firman una bajada en tributos autonómicos que mejora las herencias y permite desgravar extraescolares privadas. La izquierda se opone por considerar que las medidas son "para ricos"

Foto: El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. (EFE)
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. (EFE)

El Gobierno andaluz aprobó este miércoles una de las grandes banderas del mandato, el paquete de rebajas fiscales, en una alianza a tres de PP, Cs y Vox. Una “revolución fiscal”, defienden, que permite bajar todos los tributos cedidos a la comunidad y que sigue la estela de regiones como Madrid, a la que el Ministerio de Hacienda acusa de ‘dumping fiscal’ o competencia desleal. La Junta ya había bonificado al 99% los impuestos a las herencias en caso de padres e hijos y ahora rebajará sucesiones y donaciones del 70% al 45% en el caso de herederos en segunda línea de parentesco, entre hermanos o de tíos a sobrinos.

Una reforma que Hacienda estima que beneficiará a cuatro millones de andaluces y que tendrá un impacto en las arcas autonómicas de 329 millones de euros. Además de sucesiones y donaciones, se tocan a la baja el tramo autonómico del IRPF, el impuesto sobre el patrimonio, transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, las tasas fiscales al juego que pagan bingos o tragaperras y el impuesto especial para transportes.

Foto: El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (c), acompañado de los consejeros de Salud, Jesús Aguirre (i), y de Presidencia, Elías Bendodo. (EFE)

La reforma, que entrará en vigor este mismo mes de noviembre, amplía las deducciones en la compra o alquiler de vivienda, elevando las rentas que se pueden beneficiar. Se aplican deducciones de 200 euros por hijo, el doble en el caso de censados en municipios despoblados, también se elevan en caso de adopciones y para las familias numerosas. Se permite desgravar parte de las cotizaciones a la Seguridad Social por servicio doméstico o las clases extraescolares de idiomas o informática en centros privados. Se puede desgravar un 15% por los gastos de estas enseñanzas con un máximo de 150 euros anuales por alumno.

Precisamente a este último asunto es al que se ha abrazado la oposición en contra de esas bonificaciones, utilizando un mensaje del PP andaluz acompañado del rostro de Juan Manuel Moreno y difundido en redes sociales. “Matrimonio con un rendimiento de 80.000 euros y que apunta en septiembre a su hijo a una academia de inglés y de informática, abona 90 euros al mes por cada curso. Antes con el PSOE se deducía cero. Ahora se deduce 108 euros”.

El ejemplo fue rápidamente utilizado por la oposición para recalcar que la reforma fiscal en marcha es para clases altas o acaudaladas, apenas un 7% de la población, dejando claro que son pocos los matrimonios que tributan 80.000 euros, la exención sirve hasta a los 100.000 euros en caso de tributación conjunta. El salario medio en la comunidad está en 25.000 euros.

Sobre ese ejemplo pivotó la mayor parte de los discursos en contra de la reforma fiscal por parte del PSOE y de Unidas Podemos, que insistieron en que Moreno “gobierna para los ricos” y que “baja la presión a las herencias mientras se suben las tasas para innovar en un negocio industrial”.

Foto: La diputada de Vox Macarena Olona. (EFE)

Última foto con Vox

La 'revolución fiscal' en Andalucía salió adelante con el respaldo de PP, Cs y Vox. Será una de las últimas fotos, queda la ley del suelo, en que los tres partidos unirán sus votos para sacar una gran medida de gobierno. Moreno puede ya tachar como objetivo conseguido una de sus grandes promesas electorales: la bajada masiva de impuestos (BMI). La pugna por llevarse los réditos de este paquete de rebajas fiscales también fue palpable. En su momento, marzo, en plenas elecciones autonómicas de Madrid, el PP se vio obligado a firmar dos proposiciones de ley idénticas, una con Cs y otra con Vox, porque los naranjas no querían una foto con el partido de Santiago Abascal.

La norma se aprueba en tiempo exprés, se esperaba a final de año, tras convertirse en el proyecto prioritario de los partidos del Gobierno. Llega en un momento de máxima tensión entre PP y Cs con Vox y justo cuando el Ejecutivo de Moreno trata de pactar los próximos Presupuestos con el PSOE, que ha abierto una negociación sobre las cuentas de 2022. Los socialistas, que mantuvieron un discurso absolutamente contrario a la política fiscal del Gobierno andaluz, insisten en que es posible dialogar sobre Presupuestos manteniendo a un lado el tema de los tributos. Desde fuera, parece difícil porque es uno de los pilares de la política económica del Ejecutivo. Vox se rio de "ese circo" durante el debate en el Parlamento y criticó la falta de generosidad del Gobierno regional al no darles su sitio en la aprobación de esta reforma.

Foto: El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y el líder del PSOE-A, Juan Espadas. (EFE)

Vox ya ha dejado claro, insistió en eso la portavoz del Congreso, Macarena Olona, el pasado martes en Sevilla, que no va a dar su apoyo a los próximos Presupuestos de PP y Cs. Olona avanzó además que solo respaldarán un nuevo Gobierno del PP en Andalucía si ellos forman parte de ese gabinete. “O es con Vox o no será”, dijo. Ante ese envite, el vicepresidente andaluz, Juan Marín (Cs), tuvo una dura réplica vaticinando lo que pasaría si Vox llega a la Junta. “Se dedicaría a devolver a menores no acompañados a sus países de origen o probablemente acabaría con todos los derechos adquiridos durante 40 años de democracia por muchos colectivos sociales, algunos muy identificados como el LGTBi, es decir, arrasaría el Estado de derecho”, advirtió Marín.

En este clima, no son pocos los diputados del PP que respiraron con alivio por sacar adelante esta bajada de impuestos a la vez que admitían que a partir de ahora la legislatura va a ser mucho más complicada. Hasta ahora, Moreno ha descartado un adelanto de las andaluzas a la próxima primavera y mantiene que, salvo que haya “una encerrona” en el Parlamento, su objetivo es llegar a noviembre de 2022. No se sabe si lo logrará, si el pacto con el PSOE salvará su legislatura y pospondrá la cita electoral o si habrá una prórroga del actual Presupuesto, lo que dispararía las presiones para un adelanto con fecha posible en primavera. Si eso ocurre, Moreno tendrá dos grandes banderas para su campaña, la bajada de impuestos y la ley del suelo, que confía en que esté antes de final de año. Lo dijo ayer el portavoz parlamentario del PP, José Antonio Nieto: "La Ley de Tributos Cedidos será una de las normas por las que se recordará la primera legislatura de Moreno".

Reforma fiscal Partido Popular (PP) Juanma Moreno Parlamento de Andalucía
El redactor recomienda