GUERRA DE FAMILIAS

La crisis interna de Cs alcanza al Gobierno andaluz: cesan a una afín a Hervías

La guerra hasta que se consolide el poder tras la gestora mantiene las espadas en alto. Cae la viceconsejera de Educación, del núcleo duro de Hervías, pero Marín niega haberla cesado

Foto: El líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín (2d), es aplaudido por su compañero Fran Hervías (d, arriba). (EFE)
El líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín (2d), es aplaudido por su compañero Fran Hervías (d, arriba). (EFE)

La crisis interna de Cs alcanza al seno del Consejo de Gobierno en Andalucía. El enfrentamiento entre familias ha tenido consecuencias en forma de cese. El vicepresidente Juan Marín relevará, se hará oficial el próximo martes, a la viceconsejera de Educación, Marta Escrivá, que era del núcleo duro de Fran Hervías en Andalucía.

Escrivá, que fue diputada la pasada legislatura, comunicó su cese a los viceconsejeros del Gobierno, según avanzó 'Diario de Sevilla', y será nombrada delegada de Educación e Igualdad en Sevilla. Las familias en guerra en el partido naranja están con las espadas en alto a la espera de que se celebre el próximo congreso que confirmará a Inés Arrimadas, salvo sorpresa mayúscula, como líder tras la marcha de Albert Rivera.

Esa es la versión de los afines del exsecretario de Organización de Cs, pero no es la que avalan desde el Gobierno andaluz. Fuentes del Ejecutivo aseguran que la dimisión de la viceconsejera de Educación es una decisión personal de Javier Imbroda, titular de esa cartera, con la que el vicepresidente andaluz "no tiene nada que ver". "Educación es una consejería muy complicada y hace ya mucho tiempo que Imbroda había constatado que necesitaba otro perfil para ese puesto", señalan fuentes del Gobierno. Escrivá llegó a esa responsabilidad de la mano de Fran Hervías, confirman en el equipo de Educación.

Este cese se suma al goteo de dimisiones que en un año ponen en duda el mensaje de "estabilidad" que ha vendido el Gobierno andaluz

Este cese se suma al goteo de dimisiones que en un año ponen en duda el mensaje de "estabilidad" que el Gobierno andaluz de PP y Cs se ha concentrado este jueves en 'vender', tras convertirse en la primera comunidad autónoma en aprobar sus Presupuestos. La mayoría de dimisiones se dan en áreas de Cs, la última fue la de la directora general de Formación Profesional, también en Educación. Aunque también ha sido muy relevante el cese del gerente del Servicio Andaluz de Salud mientras suben las protestas por el deterioro de la sanidad andaluza. En un año, son ya 15 dimisiones en puestos clave incluyendo la de Escrivá.

La situación de Cs en Andalucía es muy llamativa y además requeriría de un croquis para entender las familias internas. Durante mucho tiempo, las batallas se han librado en silencio. Con la marcha de Rivera y el hundimiento electoral, esa fase ya acabó. Ahora vuelan los cuchillos y las denuncias de nepotismo y enchufismo en la Junta de Andalucía con Hervías en el punto de mira. A él le culpan de haberse "cargado" la militancia con decisiones que supuestamente vulneraban las normas internas en la designación de listas electorales —se cambiaron de cabo a rabo muchas candidaturas municipales— o en supuestas irregularidades denunciadas públicamente en los procesos de voto telemático.

Marín quiere ahora reforzar su poder como barón andaluz y para eso necesita aglutinar apoyos internos. En el Gobierno andaluz, la división más clara está entre el vicepresidente Marín y la consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, alineada con Hervías y que ha aceptado todos los encargos del exdirigente, aún en la gestora, para ‘colocar’ a sus aliados y actuar como contrapoder del líder andaluz.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios