PRIMERA COMUNIDAD CON PRESUPUESTO

PP y Cs celebran su "isla de estabilidad" con presupuestos andaluces de la mano de Vox

El Gobierno andaluz blinda la legislatura al aprobar las segundas cuentas desde que llegó al poder hace un año mientras que PSOE y Adelante Andalucía siguen enfrentados

Foto: El presidente andaluz, Juanma Moreno (c), junto al vicepresidente Juan Marín (i), y el grupo parlamentario popular, felicitan al consejero de Hacienda, Juan Bravo. (EFE)
El presidente andaluz, Juanma Moreno (c), junto al vicepresidente Juan Marín (i), y el grupo parlamentario popular, felicitan al consejero de Hacienda, Juan Bravo. (EFE)

Diez meses después de llegar al cargo, el consejero andaluz de Hacienda, Juan Bravo, celebró desde la tribuna del Parlamento andaluz los segundos presupuestos aprobados esta legislatura. Andalucía es la primera comunidad española con sus Presupuestos de 2020 ya aprobados.

Las cuentas que este jueves han salido adelante, gracias a los votos de Vox, permiten a PP y Cs blindar su coalición hasta que acabe 2021. Es decir, agotar el mandato pese a ese pacto piloto y a prueba a tres bandas. Los socios en el Gobierno andaluz admiten que si no hay posibilidad de un tercer acuerdo de Presupuestos con el partido de Santiago Abascal podrían “sin problemas” prorrogar las cuentas del próximo ejercicio otro año más.

Con esa tranquilidad, desde el Gobierno andaluz celebraron vivir en una “isla de estabilidad” que pusieron en contraste con la conformación del Gobierno en España y con la realidad de que las actuales cuentas del Estado sean las que aprobó el exministro del PP Cristóbal Montoro en 2018.

Esta lectura no gusta nada a Vox que advirtió de que estará vigilante con el cumplimiento de los acuerdos alcanzados y advirtió de que mantendrá una actitud de “hostilidad democrática”. “Tener a Vox de forma hostil durante un año será sumamente incómodo”, lanzó desde la tribuna de oradores el diputado Rodrigo Alonso.

Previsiones moderadas

Las cuentas ascienden a 38.540 millones de euros. Prosiguen en la senda de las rebajas fiscales, pese a las advertencias de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, y sientan las bases para acometer una gran reforma en la administración instrumental de la Junta, en sus empresas públicas, que es una de las principales reivindicaciones de Vox. Además hay gestos hacia el partido de ultraderecha como llevar la caza a las aulas andaluzas, reforzar la partida del teléfono de violencia intrafamiliar, que convive con el que existe para las víctimas de violencia de género, conseguir que los padres tengan que autorizar cualquier actividad complementaria en los colegios o introducir partidas para "reforzar la seguridad" en los centros de menores inmigrantes.

El Presupuesto de 2020 modera sus previsiones de crecimiento y creación de empleo pero no se hunden en el pesimismo pese a la amenaza que supone el Brexit para Andalucía y los aranceles de Trump. Se calcula una ralentización de la economía andaluza “significativa pero no dramática”. Las cifras del Presupuesto andaluz fijan una previsión de crecimiento del 1,9% del PIB y una creación de empleo estimada es de 60.000. La promesa de creación de 600.000 empleos con la que Juanma Moreno llegó al Gobierno queda ya orillada. La reforma fiscal emprendida por este Gobierno, con rebajas en el tramo autonómico del IRPF y supresión de Donaciones y Sucesiones en más tipos de herencias o transmisiones, detraerá a las arcas 25 millones de euros.

El presidente andaluz, Juanma Moreno, dio públicamente las gracias a Vox por su apoyo y recalcó la “estabilidad” que permiten estas cuentas a Andalucía. “La andaluza se convierte en una de las administraciones más estables que existen en España y en una comunidad abonada para la inversión nacional y extranjera”, subrayó al término de la sesión plenaria. Insistió en que el gasto social asciende a “20.000 millones de euros” y negó que con esa cifra se pueda hablar de deterioro de los servicios públicos. Los profesionales de la sanidad andaluza siguen en pie de guerra y el malestar de los andaluces se hace patente también cada semana con protestas en las distintas provincias por las listas de espera, la falta de especialistas o el cierre parcial de camas y centros de salud en fechas conflictivas como las vacaciones.

El vicepresidente andaluz, Juan Marín, se manifestó en la misma línea y señaló la disposición del Gobierno a aceptar enmiendas de la oposición, se han incorporado unas 70, mientras que acusó a PSOE y Adelante Andalucía de “querer confundir” durante el debate presupuestario.

La líder del PSOE andaluz, Susana Díaz, lamentó que las cuentas “no resuelven los problemas reales de los andaluces” y que bajan las impuestos “para unos 300 andaluces ricos riquísimos” mientras que los sube, aseguró, para el resto de ciudadanos.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios