"NO HAY NADIE CON MÁS LEGITIMIDAD"

Susana Díaz se adelantará en la investidura si Vox deja en el aire su apoyo a PP y Cs

El Parlamento inicia los trámites para esa votación para el Gobierno en Andalucía con Vox en pie de guerra y serias discrepancias con Cs, lo que podría ralentizar el calendario previsto

Foto: Susana Díaz. (EFE)
Susana Díaz. (EFE)

El PSOE confirmó que Susana Díaz presentará su candidatura a la presidencia de la Junta de Andalucía y confía en que la dirigente socialista sea la primera que se someta a esa votación en el pleno del Parlamento, por delante del candidato del PP, Juanma Moreno, a quien ya se ha dado como futuro presidente del Gobierno andaluz gracias a un pacto con Cs y con el apoyo de Vox. Díaz no tiene posibilidades de salir pero puede ralentizar el calendario y liderar el debate.

La diputada socialista Verónica Pérez informó al terminar la Mesa del Parlamento de que su grupo pedirá paso para Díaz cuando se abra la ronda de propuestas entre los distintos grupos parlamentarios. "No hay nadie con más legitimidad que Susana Díaz para presentarse a la investidura. Si hay alguien que deba optar es ella", zanjó la dirigente del PSOE sevillano.

Ahora será la presidenta del Parlamento la que deba ordenar qué candidatos se presentan y lo tendrá que hacer en función de quienes tengan mayores apoyo. En este caso, si PP y Cs no cuentan con el apoyo explícito de Vox sumarán solo 47 diputados frente a los 50 que arrojan PSOE y Adelante Andalucía. Así que podría darse la circunstancia de que Susana Díaz sea la primera que se someta a una investidura, aunque en absoluto esos son los planes de los partidos de la derecha. PP, Cs y Vox arrojan 59 diputados.

"Confiamos en que se le dé ese instrumento y esa vía como la fuerza política que ganamos las elecciones, somos el únicos partido que tiene más de un millón de votos y los que tenemos más legitimidad", aseguró la portavoz socialista.

La presidenta del Parlamento andaluz, Marta Bosquet, de Cs, ha presidido la primera reunión de la Mesa de la Cámara tras su constitución el pasado 27 de diciembre. El encuentro, que ha durado más de lo habitual, da inicio a los trámites reglamentarios para que se fije una investidura del presidente de la Junta de Andalucía. Pedirá a los grupos sus propuestas y candidatos la semana próxima para fijar una investidura que se celebrará en cualquier caso, insistió Bosquet, antes del 16 de enero.

Se activa el reloj hacia la votación con Vox en pie de guerra y enfrentado a Cs y con el PP tratando de mediar para que el acuerdo se consume y llegue a buen puerto. En este escenario, el PSOE toma ventaja para escenificar que han ganado las elecciones y Susana Díaz lo intentará aunque está claro que no saldrá adelante. Si en dos meses desde esta votación no hay acuerdo, el Parlamento se disolverá y automáticamente habrá segundas elecciones.

Un sillón para Adelante

Bosquet informó de que la Mesa del Parlamento abordó también la petición de PSOE y Adelante Andalucía para que este último partido tenga derecho a un sillón en este órgano de gobierno con una vocalía sin derecho a voto. Eso supondrá una reforma del Reglamento de la Cámara que deberá aprobarse por lectura única y sin ningún voto en contra. De momento, comunicó la presidenta de la Cámara, todos los partidos se han mostrado de acuerdo con la incorporación de Podemos e IU. Aunque tanto PSOE como Adelante Andalucía apoyan que se haga una reforma con más profundidad para que se amplíe la Mesa y tengan derecho a voto también.

La Mesa del Parlamento fue una de las grandes batallas tras las elecciones y la primera prueba de fuego para la negociación política. Cs ofreció uno de sus dos sillones a Adelante Andalucía, que solo tendría que haberse votado a si mismo para ocuparlo, pero los dirigentes de Podemos e IU rechazaron el ofrecimiento alegando que no iban a "blanquear" el pacto con Vox ni a participar en ningún reparto o acuerdo donde estuviera este partido, que sí entró con un sillón propio gracias a los votos de PP y Cs.

Eso motivó que Adelante Andalucía se quedara fuera, con escenificación de enfado y pataleo de sus responsables, que inmediatamente reclamaron ostentar una vocalía. De momento todos los partidos se han mostrado de acuerdo con esa incorporación. Ya se hizo algo similar con Izquierda Unida en la anterior legislatura, cuando el Constitucional dio la razón al PP en un recurso de amparo y descabalgó a IU de la Mesa, incorporándose después en una vocalía.

Bosquet se estrenó en rueda de prensa prometiendo "transparencia" durante su mandato y que comparecerá cada vez que hay un asunto sobre el que considere que hay que rendir cuentas.

Reparto de espacios

La mayor parte de la reunión, admitieron los miembros de la Mesa, se dedicó a algo tan prosaico como el reparto de los espacios en el Parlamento. Vox no estuvo conforme con una de las propuestas pero finalmente aceptó en una segunda opción el espacio asignado. El reparto se hizo, explicó Bosquet, tratando de evitar mudanzas, ampliando espacios para los ganadores y achicándolo para PSOE, PP y Cs.

"El tripartito de derechas que ya funciona de manera engrasada no quiere dar derecho a voto. Sí presencia a Adelante Andalucía", explicó la portavoz del PSOE, Verónica Pérez. Estos dos partidos reclamarán una reforma del Reglamento para darle cabida con voz y voto, recordando que eso es lo que tiene Vox con menos diputados y representación. La alianza de izquierdas marcha ahora aunque suma menos que la de las derechas.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios