BERNARDO MONTOYA

Detienen a un vecino de Laura Luelmo tras una persecución policial

Se trabaja además ahora con la hipótesis de que Laura no fuera asesinada en el lugar donde se halló su cuerpo, sino que su cadáver fuera trasladado hasta allí más tarde

Foto: Efectivos de la UCO registran dos viviendas en El Campillo, Huelva. (EFE)
Efectivos de la UCO registran dos viviendas en El Campillo, Huelva. (EFE)

La Guardia Civil ha detenido a Bernardo Montoya, un vecino de Laura Luelmo que apenas llevaba dos meses fuera de la cárcel, a 50 kilómetros de El Campillo tras una persecución policial como principal sospechoso de la muerte de la joven zamorana. Desde el primer momento, los agentes tuvieron controlado al ahora detenido, al que dieron el alto cuando iba en coche y al que después tuvieron que arrestar en un control policial tras darse a la fuga.

El arresto se ha producido tras los registros llevados a cabo por agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) esta mañana en el domicilio en que vivía y en el de Laura Luelmo, la joven zamorana cuyo cuerpo apareció este lunes sin vida en un paraje a cinco kilómetros de su vivienda con signos de violencia. Según confirman fuentes cercanas a la investigación, el ahora arrestado, de 50 años de edad, estaba bajo sospecha por su posible vinculación con la muerte de la joven. Para llevar a cabo la detención, han sido cruciales los testimonios de los vecinos.

La vivienda en la que Laura había estado residiendo la había comprado la profesora que antes daba clases en el pueblo y que se encuentra de baja al padre de Bernardo Montoya. Laura había llegado a El Campillo para cubrir su sustitución. Según varios vecinos, Montoya llevaba solo un mes en el pueblo y "no se relacionaba con nadie".

Cuando comenzaron las pesquisas policiales en El Campillo para dilucidar quién había asesinado a Laura Luelmo, Bernardo trató de huir, hasta tal punto que la policía logró detenerle tras una persecución en coche, cuando ya se encontraba a más de 50 kilómetros de distancia del pueblo. Las autoridades le tenían monitorizado y, en el momento de intentar escapar, montaron un control policial para detenerle: pese a darle el alto, no paró, lo que provocó que se le persiguiera hasta conseguir reducirle.

Detienen a un vecino de Laura Luelmo tras una persecución policial

Los agentes se encontraban desplegados desde el mediodía en la calle Córdoba, donde vivía la joven, concretamente en el número 13, llevando a cabo registros en los que han participado perros y en los que se han escuchado fuertes golpes. El detenido vivía en el número uno de la misma calle desde hacía un mes. Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) han estado registrando su vivienda en búsqueda de pruebas para cotejar el ADN de algunos objetos hallados en el lugar en el que se encontró este lunes su cuerpo, explican fuentes conocedoras de la investigación a El Confidencial. El cadáver de la joven zamorana fue hallado semidesnudo, escondido entre arbustos y con heridas en el cuello.

A falta de que se lleve a cabo la autopsia, la inspección ocular realizada por los investigadores desplazados desde Madrid hasta la zona ha permitido comprobar que las heridas que la joven zamorana presentaba eran de autodefensa. Las mismas fuentes explican que todavía no hay un móvil claro que explique la muerte de Laura Luelmo hasta que se lleve a cabo la autopsia.

Descartada la implicación de su hermano

Lo que ha quedado descartado desde primera hora de esta mañana es que L. M.,acusado de haber asesinado a una mujer en 2000 y hermano del ahora detenido, fuera el autor de la muerte de la joven zamorana, tal y como apuntaban algunos medios este lunes, ya que se encontraba en prisión la semana pasada, cuando tuvo lugar la desaparición de Laura, explican fuentes de instituciones penitenciarias. L. M. tiene un hermano gemelo que también ha cumplido pena en prisión por otro asesinato.

La prioridad ahora es hallar el móvil de la víctima, explican las fuentes conocedoras de la investigación, ya que los investigadores creen que es crucial para reconstruir los últimos pasos de Laura antes de morir y con el objetivo de cruzar la señal del móvil con otros teléfonos que captó una señal de telefonía cercana.

Se trabaja además ahora con la hipótesis de que Laura no fuera asesinada en el lugar donde se halló su cuerpo, sino que su cadáver fuera trasladado hasta allí más tarde, ya que la localización de su móvil no la situaba en el lugar donde se encontró el cadáver.

El cuerpo de la joven zamorana fue hallado este lunes tras cinco días desaparecida, a casi cinco kilómetros. Su familia denunció que Laura no había vuelto a casa el miércoles de la semana pasada tras haber salido a correr a las 16:00 de aquel día. Fue un tatuaje en el torso de Laura lo que permitió confirmar de manera definitiva que el cuerpo que se había hallado era el de la joven.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
44 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios