Es noticia
Menú
Rubiales usó a Fernando Sanz como su 'topo' en LaLiga: "Me estoy exponiendo demasiado"
  1. España
Supercopa Files

Rubiales usó a Fernando Sanz como su 'topo' en LaLiga: "Me estoy exponiendo demasiado"

El excentral del Real Madrid colaboró con el presidente de la RFEF de espaldas a la entidad que dirige Javier Tebas, donde ocupa varios cargos directivos desde hace años

Foto: Ilustración: Laura Martín.
Ilustración: Laura Martín.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Luis Rubiales usó al exfutbolista del Real Madrid Fernando Sanz como su garganta profunda dentro de LaLiga, la institución que dirige Javier Tebas, principal enemigo del presidente de la Federación. Sanz ocupa varios cargos en el organismo que gestiona las competiciones ligueras de Primera y Segunda División. Según consta en conversaciones a las que ha tenido acceso El Confidencial, Rubiales y Sanz colaboraron en una operación para situar a Fernando Morientes al frente del principal sindicato de jugadores. Ambos se jactaron de que en LaLiga estuviesen “perdidos de cojones” ante ese movimiento impulsado por la Federación. También coincidieron en que Tebas tenía que haber sido cesado por el escándalo del Dépor-Fuenlabrada y se conjuraron para conseguir un documento que perjudicaba al rival de Rubiales.

En el verano de 2020, mantuvieron un intercambio en el que Sanz desempeñaba ese papel de agente doble entre la Liga y Rubiales. Fue durante el conflicto generado a partir de la suspensión del partido Deportivo-Fuenlabrada por un brote de covid en la plantilla madrileña. Según ha desvelado este periódico, en la RFEF asumieron que se había “adulterado la competición” con esa decisión acordada de manera conjunta con LaLiga y el Consejo Superior de Deportes (CSD), que depende del Gobierno. El encuentro correspondía a la última y decisiva jornada en Segunda División y privaron a los gallegos de disputar en el campo su permanencia en la categoría al mismo tiempo que el resto de equipos en la misma pelea.

Foto: El presidente de la Real Federación Española de Fútbol comparece para explicar el escándalo de los audios con Piqué. (EFE/Rodrigo Jiménez)

Los múltiples contratiempos que generó la medida se hicieron patentes tras las denuncias de diversos equipos afectados y sus respectivas aficiones, principalmente la del Dépor. En los órganos gestores del fútbol español, nadie quiso atribuirse la responsabilidad de la decisión y la pírrica paz alcanzada unos meses en el llamado Pacto de Viana saltó por los aires. LaLiga y la RFEF retomaron su enfrentamiento. En ese contexto, Sanz y Rubiales compartieron en sus mensajes una exclusiva de 'Libertad Digital' que anunciaba la ruptura de relaciones entre la Liga y el CSD por el llamado caso Fuenlabrada. En la información, se anunciaba la existencia de un correo electrónico interno en el que la institución de Tebas comunicaba la decisión al organismo, entonces presidido por Irene Lozano.

Sanz y Rubiales consideraban muy importante hacerse con ese correo para filtrarlo a más medios y que el desafío de Tebas al CSD pasase a mayores. Su idea era que eso obligaría al Gobierno a actuar: “El correo electrónico excitará a Irene Lozano. Los coloca a ella y al Gobierno en una situación imposible”, “Tendrá que reaccionar. Esto está tomando un cariz muy serio. Va a haber consecuencias sin duda”, “Hay que hacer que se hagan eco el resto”, “Me dicen que es fundamental hacerse con el 'e-mail' porque los medios no quieren nombrar a 'Libertad Digital”...

Foto: Imagen: EC Diseño.

Tenían tanto interés en que el correo de LaLiga se difundiera que se plantearon hacer una foto al que estaba publicando 'Libertad Digital' para repartirlo a los periodistas, pero finalmente no lo hicieron: “No sé si se puede hacer foto al 'e-mail' que sale en el digital este y luego pasarlo, no sé...”, “Me imagino que eso no deben poder hacerlo por código ético profesional”, “Si les pillan... jodido”, “Ya, pues vamos a ver”.

"Sigue intentándolo, que es importante conseguirlo"

“Fernando, sigue intentándolo, que es importante conseguirlo”, le insistió Rubiales al cargo directivo de la Liga. “Estoy en ello”, le contestó Sanz. Al menos entre los mensajes a los que ha tenido este periódico no consta que finalmente se lo hiciera llegar. Aquellos días se conoció también que el hijo de Tebas era el abogado del Fuenlabrada, quien se quejó del trato que el club estaba recibiendo de la Federación y el CSD a través de un hilo de Twitter que secundó públicamente su padre. Sanz y Rubiales también comentaron esta información. Coincidieron en que Tebas ya tendría que haber sido cesado y que si el Gobierno no actuaba contra él, iba a ser “aún más peligroso revivido”.

Las reflexiones entre ambos se suceden en la misma línea: “Si IL [Irene Lozano] no ve un empuje claro, acabará reculando. Nosotros estamos tocando todos los palos”, “Los clubes, todos cagados”, “Si después de lo que está pasando y ha pasado, el Gobierno tiene miedo, apaga y vámonos”, “Es más, me estoy exponiendo demasiado, dado que aún sigo donde sigo…”. En ese momento, Fernando Sanz acababa de ser nombrado apenas unas semanas antes nuevo presidente de la Fundación La Liga tras una reunión de su junta general ordinaria celebrada el jueves 9 de julio.

Foto: Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol. (EFE/Rodrigo Jiménez)

Sanz contaba ya con más de siete años de trabajo en la entidad que preside Tebas, en la que además ocupaba el cargo de director de Relaciones Institucionales Internacionales y del proyecto de Embajadores y Leyendas. Actualmente, sigue manteniendo todos esos cargos, según recoge en su perfil de Twitter. En sus conversaciones con Rubiales, se aprecia una relación mantenida en el tiempo, con encuentros para comer o colaboración en otros asuntos, como el que les embarcó apenas unos meses antes en relación con la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE).

El Confidencial ha desvelado las maniobras impulsadas por Rubiales para desbancar de la dirección de ese sindicato a David Aganzo y sustituirlo por el exdelantero del Real Madrid Fernando Morientes. Para ello, el presidente de la RFEF recurrió a Piqué para recabar apoyos entre pesos pesados del fútbol español como Sergio Ramos o Leo Messi. La estrategia incluyó una campaña en la prensa para forzar la dimisión de Aganzo. El plan no llegó a materializarse porque la cúpula de la AFE resistió las presiones y Morientes, que esperaba un proceso rápido y por aclamación, se terminó apartando.

De las conversaciones a las que ha tenido acceso este periódico se concluye que Sanz estaba al corriente de todos los movimientos. Él y Rubiales llegaron a compartir varias versiones de un borrador de entrevista a Morientes con preguntas y respuestas ya redactadas para publicar en un medio de gran tirada nacional. “¿Se lo paso a Morientes también o ya lo pasaste tú?”, “Lo tiene ya”, “El definitivo”. En los intercambios sobre este episodio también quedan reflejadas otras confidencias entre ambos sobre la institución que preside Tebas. “Acabo de hablar con ellos”, "La Liga", “Me despeloto”, “Están perdidos de cojones”, “Te tengo que decir lo que les he contado”.

Luis Rubiales usó al exfutbolista del Real Madrid Fernando Sanz como su garganta profunda dentro de LaLiga, la institución que dirige Javier Tebas, principal enemigo del presidente de la Federación. Sanz ocupa varios cargos en el organismo que gestiona las competiciones ligueras de Primera y Segunda División. Según consta en conversaciones a las que ha tenido acceso El Confidencial, Rubiales y Sanz colaboraron en una operación para situar a Fernando Morientes al frente del principal sindicato de jugadores. Ambos se jactaron de que en LaLiga estuviesen “perdidos de cojones” ante ese movimiento impulsado por la Federación. También coincidieron en que Tebas tenía que haber sido cesado por el escándalo del Dépor-Fuenlabrada y se conjuraron para conseguir un documento que perjudicaba al rival de Rubiales.

Luis Rubiales Javier Tebas Consejo Superior de Deportes (CSD) Fuenlabrada Real Federación Española de Fútbol Sergio Ramos Leo Messi
El redactor recomienda