Es noticia
Menú
La "factura fina" con la que Rubiales ocultó su implicación en el espionaje a Aganzo
  1. España
USÓ UNA EMPRESA INMOBILIARIA COMO PANTALLA

La "factura fina" con la que Rubiales ocultó su implicación en el espionaje a Aganzo

El informe de los detectives sobre el presidente de la AFE y correos electrónicos en poder de El Confidencial demuestran que la Federación utilizó una empresa inmobiliaria como pantalla para ocultar su participación en el espionaje

Foto: Imagen: EC Diseño.
Imagen: EC Diseño.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ocultó el espionaje a David Aganzo, presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), pagando la investigación a través de una sociedad instrumental. Los seguimientos costaron 11.764 euros, pero no los abonó el organismo que preside Luis Rubiales, sino una mercantil dedicada a la promoción inmobiliaria que pertenece a un abogado externo de la Federación y que cobra regularmente del organismo, según consta en la documentación a la que ha tenido El Confidencial. La trama también utilizó presuntamente una factura ficticia para camuflar los seguimientos al líder del principal sindicato de futbolistas.

placeholder

Documentos, correos y audios de los Supercopa Files señalan que la Federación encargó el espionaje a Cryptex Europa SL, una agencia de investigación privada dirigida por el detective José Luis González, con número de licencia TIP 2121. Como ha revelado este diario este martes, el profesional siguió y grabó a Aganzo durante cuatro días, entre el 19 y el 22 de agosto de 2019, coincidiendo con una operación de Rubiales para tratar de echarlo de la AFE mediante una moción de censura y colocar en su puesto a un colaborador de su máxima confianza.

El detective elaboró un informe de 57 páginas con el resultado de sus vigilancias a Aganzo. Para tratar de camuflar la implicación de la RFEF, el documento señala que el trabajo fue solicitado por una sociedad mercantil dedicada a la promoción inmobiliaria, sin aparente relación con la Federación ni con el mundo del fútbol, llamada Egmont 2008 SL. Cryptex Europa SL también emitió la factura por espionaje a nombre de esta misteriosa empresa inmobiliaria. El importe de los cuatro días de seguimientos ascendió a 11.764 euros, aunque 4.235 euros habían sido entregados por adelantado en concepto de “provisión de fondos”, según recoge el documento de pago.

placeholder Pinche para ampliar.
Pinche para ampliar.

La utilización de Egmont 2008 SL como pantalla debía servir para diluir la participación de Rubiales en el espionaje. De hecho, la Federación ha emitido un comunicado este martes negando tener la más mínima relación con el espionaje a Aganzo. Pero el rastro de Egmont 2008 SL y otras pruebas desmontan esa versión.

El Registro Mercantil desvela que el administrador y único accionista de la empresa inmobiliaria es el abogado R.C.M., socio del bufete GC Legal, cuyo socio director y fundador, Tomás González Cueto, es abogado de referencia de la Federación y uno de los principales colaboradores de Rubiales, más allá incluso de los asuntos puramente jurídicos. Por esa labor de asesoramiento, GC Legal recibe una abultada remuneración periódica del organismo. Además, una hija de Tomás González Cueto, Patricia González García, fue contratada por Rubiales y forma parte actualmente del departamento jurídico de la RFEF, cobrando también por ello un importante salario.

placeholder  Pinche para ampliar.
Pinche para ampliar.

El propio R.C.M. llegó a ser anunciado en su día como abogado penalista de la Federación. Su nombre aparece en todas las páginas del informe sobre Aganzo. Pero hay otro documento que también prueba la vinculación de la RFEF con los seguimientos. El 13 de septiembre de 2019, a las 18:11, el propietario de la agencia Cryptex Europa SL, el detective José Luis González, envió un correo a R.C.M. para remitirle el informe sobre Aganzo y la factura correspondiente. “Buenas tardes. Tal como te comenté, te envío la factura fina y el informe. Un saludo. José Luis González”. Los documentos estaban incorporados como archivos adjuntos.

placeholder  Pinche para ampliar.
Pinche para ampliar.

Otra comunicación demuestra que, solo unas horas después, R.C.M. reenvió el correo del detective con el informe de Aganzo y la factura a una dirección de 'mail' de la Federación (@rfef.es) que pertenece al equipo de Rubiales. “Buenos días, te remito informe y factura. Un saludo”, escribió el socio de GC Legal y administrador de Egmont 2008 SL. Tanto el informe sobre el líder del sindicato de jugadores como la factura llegaron de ese modo directamente al máximo responsable de la Federación. Este pudo usar los datos 'reservados' sobre Aganzo en sus maniobras para desbancarlo de la AFE.

Facturas anteriores de Cryptex Europa SL acreditan que esta agencia ya había trabajado para la Federación sin hacer uso de ninguna empresa pantalla. Así consta, por ejemplo, en una factura emitida el 31 de julio de 2019 a nombre de la “Real Federación Española de Fútbol” por importe de 5.445 euros por un supuesto “servicio de certificación” de “asistencia a juicio” y “ratificación”.

placeholder  Pinche para ampliar.
Pinche para ampliar.

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ocultó el espionaje a David Aganzo, presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), pagando la investigación a través de una sociedad instrumental. Los seguimientos costaron 11.764 euros, pero no los abonó el organismo que preside Luis Rubiales, sino una mercantil dedicada a la promoción inmobiliaria que pertenece a un abogado externo de la Federación y que cobra regularmente del organismo, según consta en la documentación a la que ha tenido El Confidencial. La trama también utilizó presuntamente una factura ficticia para camuflar los seguimientos al líder del principal sindicato de futbolistas.

Real Federación Española de Fútbol Luis Rubiales
El redactor recomienda