Es noticia
Menú
Ayuso prepara el desguace de NNGG Madrid para limpiar la 'era Carromero'
  1. España
"Cambios profundos" en la organización

Ayuso prepara el desguace de NNGG Madrid para limpiar la 'era Carromero'

La entronización de la presidenta en el PP de Madrid aboca a la celebración de un congreso de Nuevas Generaciones que ponga fin al liderazgo de Ana Pérez Baos después de nueve años ininterrumpidos al frente de la organización

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE/Víctor Casado)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE/Víctor Casado)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Isabel Díaz Ayuso está a cuatro días de convertirse en máxima autoridad del PP de Madrid. Y no ha sido un camino sencillo. De hecho, la batalla por el control de la organización territorial más importante del partido fue el detonante que acabó con el mandato de Pablo Casado, por lo que Alberto Núñez Feijóo no tardó en poner fecha al congreso madrileño para cerrar definitivamente las heridas internas. Después de cinco años dirigido por una suerte de gestora liderada por Pío García Escudero, Ayuso ha comenzado ya a diseñar sus nuevos equipos, y no sólo en el PP de Madrid: fuentes de su entorno aseguran que no demorará la reestructuración de NNGG Madrid tan pronto como se haga con el bastón de mando orgánico, donde ejecutará una profunda limpieza para borrar todo rastro de la era de Ángel Carromero.

El excoordinador de la alcaldía de Madrid fue una de las piezas clave en el espionaje orquestado por Génova contra Isabel Díaz Ayuso, una operación que dinamitó el partido y finalizó con la renuncia de Pablo Casado de toda responsabilidad política. El colaborador de Almeida nunca se ha situado en la primera línea política, pero imponía su orden en la sombra como responsable del comité electoral en el PP de Madrid -y por tanto administrador de las listas electorales- y secretario general de Nuevas Generaciones Madrid. Aunque en la teoría era 'número dos' de la todavía presidenta, Ana Isabel Pérez Baos, es a él a quien se le achaca el constante goteo de purgas y nombramientos a dedo que han caracterizado a la organización madrileña en los últimos años. "Era el amo", señalaban fuentes cercanas a la organización.

Ayuso purgará a 'casadistas' de la anterior etapa y promete una reducción de cargos en la estructura de NNGG Madrid

Algunas voces del partido achacan al 'tándem' de Baos y Carromero el hecho de que no haya habido cambios en la presidencia desde hace nueve años -el último congreso de NNGG Madrid se celebró en 2013-, aunque los estatutos señalan que los cónclaves han de celebrarse cada tres. Los más críticos ven una clara intencionalidad por dilatar el proceso para seguir en el poder, aunque en el entorno de los implicados subrayan que no se han convocado congresos por la inestabilidad crónica que ha acompañado a los populares madrileños durante años, desde la salida de Cristina Cifuentes al acelerado calendario electoral.

Lo que está claro es que el fin de la 'era Casado' y la caída de Ángel Carromero han abierto una nueva etapa no sólo en el PP nacional, sino también en la estructura regional. En las últimas semanas, Isabel Díaz Ayuso ha ido dejando notas sobre los cambios que ejecutará en la estructura orgánica regional y promete dejar fuera a los que pusieron en duda su honradez en la pugna entre Génova y Sol, sin "miedo de los compromisos". En el caso de Nuevas Generaciones, fuentes cercanas a la organización juvenil esperan "cambios profundos" y una reducción drástica de la estructura diseñada por Carromero que borre, en definitiva, todo rastro de la anterior etapa.

Foto: Carromero, junto a Díaz Ayuso, tras la victoria del PP el 4-M. (cedida)

"Dentro de la organización hubo muchas personas que promovieron mensajes internos para desprestigiar a la presidenta. Es normal que ahora ella quiera ponerlo a su gusto. Nuevas Generaciones es la cantera del partido, tiene que ser transparente y no un elemento de desestabilización interna", resume una dirigente regional, con responsabilidades en la organización juvenil. "Tenemos elecciones el año que viene. Cuanto antes limpiemos la casa, antes podremos ponernos a trabajar", insta otra fuente solvente de NNGG. Tal y como publicó El Confidencial, la caída del jefe oficioso de Nuevas en Madrid provocó un repliegue interno en algunos cargos de la organización y un cambio de lealtades que llenó de "incertidumbre" la nueva etapa, a la espera de las decisiones que tome la próxima baronesa del PP de Madrid.

Un nuevo presidente

La organización del cónclave de Nuevas Generaciones, que podría celebrarse en las semanas siguientes a la coronación de Ayuso en el PP de Madrid, pondrá punto y final al mandato de Ana Isabel Pérez Baos, abiertamente enfrentada a la presidenta de la Comunidad de Madrid. En las cuitas de los populares madrileños ya han comenzado las quinielas sobre quién podría encabezar ahora la organización, y señalan nombres como el de Elisa Vigil (PP Tetuán); Marina Pont (concejal en Majadahonda); o Ricardo Calle (PP Chamartín).

La candidatura, en todo caso, deberá contar con el refrendo de la presidenta de Nuevas Generaciones del PP a nivel nacional, Beatriz Fanjul, para evitar postulantes alternativos que enfanguen la pretendida imagen de estabilidad tras el terremoto de la 'era Carromero'. Aunque los lazos del excoordinador de la alcaldía con Fanjul eran evidentes, diferentes fuentes de la organización juvenil apuestan porque habrá un acuerdo con Ayuso a la hora de impulsar un candidato.

Foto: Pablo Casado, junto a miembros de NNGG en 2019. (EFE)

Con todo, y más allá de los equipos, la intención de la presidenta de la Comunidad de Madrid pasa por renovar una organización que, a juicio de diferentes voces del partido, se había convertido en una estructura de "acomodados" sin apenas funciones ni actividad política, esperando su oportunidad para escalar puestos en la organización popular. Las fuentes consultadas aseguran que la intención de Ayuso es devolver a NNGG Madrid su carácter funcional para seguir atrayendo voto joven en la región a través de propuestas, campañas, seminarios o actos en universidades. "Ya es hora de ponernos en marcha", zanjan las voces más jóvenes de los populares.

No en vano, la cuenta atrás para las próximas elecciones autonómicas y municipales ya se ha puesto en marcha, y el PP de Ayuso sabe que el voto joven es un factor fundamental para afianzar el éxito de la madrileña en la Comunidad de Madrid. En los últimos comicios autonómicos, la candidata del PP logró neutralizar el atractivo de Vox entre los jóvenes, y se situó incluso por delante de Más Madrid entre las franjas de menor edad. Sin ir más lejos, la encuesta postelectoral publicada en junio de 2021 fijaba en el 26,1% los votantes de entre 18 y 24 años que habían apostado por Isabel Díaz Ayuso frente al 5% de Rocío Monasterio. "Nos jugamos mucho, pero ella ya ha acreditado un modelo de éxito", confían en la organización.

Isabel Díaz Ayuso está a cuatro días de convertirse en máxima autoridad del PP de Madrid. Y no ha sido un camino sencillo. De hecho, la batalla por el control de la organización territorial más importante del partido fue el detonante que acabó con el mandato de Pablo Casado, por lo que Alberto Núñez Feijóo no tardó en poner fecha al congreso madrileño para cerrar definitivamente las heridas internas. Después de cinco años dirigido por una suerte de gestora liderada por Pío García Escudero, Ayuso ha comenzado ya a diseñar sus nuevos equipos, y no sólo en el PP de Madrid: fuentes de su entorno aseguran que no demorará la reestructuración de NNGG Madrid tan pronto como se haga con el bastón de mando orgánico, donde ejecutará una profunda limpieza para borrar todo rastro de la era de Ángel Carromero.

Partido Popular (PP) Isabel Díaz Ayuso Ángel Carromero
El redactor recomienda