Es noticia
Menú
Carromero, el primero en caer: el chivo expiatorio del espionaje a Ayuso
  1. España
Guerra sucia en el PP

Carromero, el primero en caer: el chivo expiatorio del espionaje a Ayuso

El coordinador general de la Alcaldía hasta ayer, amigo de Casado y Almeida, dimitió horas después de que la dirección nacional del PP negase la existencia de una trama contra la presidenta de la Comunidad de Madrid

Foto: Carromero, en la sede de Génova, felicitando a Díaz Ayuso tras las últimas elecciones.
Carromero, en la sede de Génova, felicitando a Díaz Ayuso tras las últimas elecciones.

Ángel Carromero ha quedado retratado como el chivo expiatorio del espionaje de Génova a Isabel Díaz Ayuso. Apenas 24 horas después de que El Confidencial revelase su implicación en la trama, cabeza visible de un grupo de fontaneros al servicio de la dirección nacional del PP, el que fuera coordinador general de la Alcaldía con José Luis Martínez-Almeida dimitió de su cargo.

La renuncia se precipitó en poco más de ocho horas. Un tiempo en el que Martínez-Almeida, primero, y Teodoro García Egea, después, insistieron en la inexistencia de cualquier operativo de vigilancia o espionaje contra Tomás Díaz Ayuso, el hermano de la dirigente popular. El regidor aseguró a primera hora del día que el propio Carromero le había negado tajantemente su participación, con el añadido de que lo cesaría si se confirmaban las informaciones. Y así fue.

Foto: Ángel Carromero y Pablo Casado. (EFE/Mariscal)

Su mano derecha hasta ayer presentó su dimisión a media tarde, instantes después de que este diario señalase nuevas pruebas de su participación en la operación de Génova. El Confidencial informó en exclusiva de que las investigaciones desarrolladas durante meses por este equipo de fontaneros no se limitaron al varón de los Díaz Ayuso, sino que extendieron sus indagaciones a otro círculo cercano a la presidenta. Trataron de recabar información sobre adjudicaciones irregulares del Gobierno regional a sus antiguas parejas, entre ellas su exmarido, Sergio Hernández-Torre, y su exnovio Jairo Alonso.

"Tras la nueva información aparecida esta tarde en El Confidencial y tras mantener una conversación con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, Ángel Carromero ha presentado su dimisión con efecto inmediato a partir del día de hoy", confirmaron fuentes municipales.

Ayuso comparece ante los medios

Siempre en segunda línea

Carromero, que siempre se movió entre bambalinas, en la segunda línea del partido, ha sido el único afectado en la aparente depuración de responsabilidades. El eslabón débil de la trama. Si bien Isabel Díaz Ayuso cargó durante su intervención contra Pablo Casado, lo cierto es que el único en caer ha sido él. Desde Génova, incluso, señalaron que el joven político no trabaja para ellos, sino para el ayuntamiento de la capital. "Todo es absolutamente falso", reiteraron.

Pero las incógnitas siguen sin resolverse. La pregunta que surge ahora es cuántos de los implicados correrán la misma suerte que Carromero. Y, sobre todo, si llegará a la cúpula. Pese a la imagen de firmeza que trató de aparentar en la rueda de prensa que abrió la jornada, todas las miradas apuntan a José Luis Martínez-Almeida y a la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS), desde donde supuestamente se iniciaron los contactos para el espionaje. Todos los grupos municipales en el ayuntamiento de la capital, incluido Ciudadanos, han mostrado su interés en impulsar una comisión de investigación para dirimir lo ocurrido.

Foto: Ángel Carromero y Pablo Casado. (EFE/Mariscal)

Ángel Carromero ha pasado de ser el protegido al chivo expiatorio. Esta no es la primera polémica en la que se ve envuelto, aunque su habilidad para esquivar las balas le salvó en otras ocasiones. Amigo personal de Pablo Casado, ha sido una especie de protegido del 'aguirrismo', la hornada de políticos que crecieron a las faldas de Esperanza Aguirre y que ahora han dinamitado el partido. Desde su condena por homicidio imprudente en Cuba en 2012, ha crecido notablemente en la estructura interna de la formación, pasando de asesor en el Ayuntamiento de Madrid a la cúspide del organigrama en la Administración.

Llegó al cargo en 2019, tras ocupar puestos orgánicos en Nuevas Generaciones de Madrid desde 2008. Con un sueldo anual de 92.967,12 euros, este despacho en Cibeles ha sido su techo en la política. Fuentes cercanas al equipo de gobierno recelan de su valía para desempeñar unas funciones de tal envergadura, aunque también le reconocen ciertas habilidades para maniobrar en la sombra. Lo señalan como una suerte de conseguidor al servicio de la dirección. "Siempre por detrás y de todo se entera", apuntan en el consistorio. Nada que internamente no se supiera y no se denunciara. Aguirre, que lo defendió a capa y espada hace años e incluso lo visitó en la cárcel tras su vuelta de La Habana, ya lo deslizó cuando habló de los "niñatos" y "chiquilicuatres" que intoxicaban desde Génova. Aunque no dio nombres, toda la órbita del PP sabía que la antigua lideresa pensaba en Ángel Carromero y en una trama que ahora ha salido a la luz.

Foto: Isabel Díaz Ayuso en el pleno de la Asamblea. (EFE/Javier Lizón)

Su futuro es una incógnita. La experiencia del que hasta ayer era hombre fuerte de Almeida se limita a la política y al Partido Popular. Su propio perfil en el portal de Transparencia da cuenta de ello. Sus cargos hasta la fecha, además del de coordinador de la Alcaldía, han sido el de vicesecretario general de Nuevas Generaciones en Madrid (2008-2013); secretario general de la misma organización juvenil (2013-2018); vicesecretario de Electoral del Partido Popular de Madrid (desde 2019) y presidente del partido en el distrito de Chamartín (desde 2018). En el ámbito privado, según su declaración, no ha tenido otra ocupación que la de comercial en El Corte Inglés, entre 2006 y 2007. "He incluido los principales cargos/puestos en los que he percibido algún tipo de remuneración económica", apostilla él en los detalles extra a destacar.

Ángel Carromero ha quedado retratado como el chivo expiatorio del espionaje de Génova a Isabel Díaz Ayuso. Apenas 24 horas después de que El Confidencial revelase su implicación en la trama, cabeza visible de un grupo de fontaneros al servicio de la dirección nacional del PP, el que fuera coordinador general de la Alcaldía con José Luis Martínez-Almeida dimitió de su cargo.

PP de Madrid Partido Popular (PP) Ángel Carromero Pablo Casado Isabel Díaz Ayuso
El redactor recomienda