Es noticia
Menú
Carromero, el cabo suelto del espionaje a Ayuso que tensiona a Almeida
  1. España
  2. Madrid
Comisión de investigación en Madrid

Carromero, el cabo suelto del espionaje a Ayuso que tensiona a Almeida

La comisión de investigación acaba este lunes sin ninguna conclusión de peso, con más ausencias que comparecientes. Las expectativas se centran en la asistencia del alcalde y el excoordinador de la Alcaldía

Foto: Carromero, junto a Díaz Ayuso, tras la victoria del PP el 4-M. (cedida)
Carromero, junto a Díaz Ayuso, tras la victoria del PP el 4-M. (cedida)

La comisión de investigación sobre el espionaje a Isabel Díaz Ayuso ha pasado sin pena ni gloria por el Ayuntamiento de Madrid. Con más ausencias que comparecientes, hasta la fecha ha transcurrido sin sobresaltos y sin ninguna conclusión reseñable. Hasta ahora. La sesión programada para este lunes ha resucitado la tensión por el caso en Cibeles ante la posible asistencia de Ángel Carromero. Lo que pueda decir el coordinador de la Alcaldía hasta la crisis del PP, el único que dimitió por el escándalo, preocupa al equipo de José Luis Martínez-Almeida. Señalado como uno de los fontaneros de Génova que urdieron la trama contra la presidenta de la Comunidad de Madrid y su entorno, es el cabo suelto que puede dar un vuelco al informe final.

El alcalde de la capital es el único de los citados que ha confirmado su asistencia para la última sesión. Quizá eso explique que el propio Carromero rechazase acudir el pasado 4 de abril por problemas de agenda y señalase el 9 de mayo como una fecha más oportuna. Una casualidad que no ha pasado desapercibida para nadie en el equipo de Gobierno. Desde el consistorio no han hecho ninguna declaración oficial más allá de las palabras de Almeida durante las últimas semanas, que dijo que son partidarios de que asista a la comisión. Fuentes del entorno del que fuera mandamás en Nuevas Generaciones aseguran que aún no ha tomado una decisión.

Foto: Carromero, en la sede de Génova, felicitando a Díaz Ayuso tras las últimas elecciones.

La incógnita sobre Carromero inquieta a todos. Al PP, evidentemente, por si dice algo que altere la versión que se dio desde el principio. José Luis Martínez-Almeida aseguró tras estallar el escándalo que abrió una investigación interna después de conocer que un empleado de la Empresa Municipal de Vivienda se reunió con un detective privado para seguir al hermano de Ayuso por presuntas irregularidades en un contrato para la compra de mascarillas durante los primeros meses de la pandemia. En la rueda de prensa del 17 de febrero, apenas unas horas después de que El Confidencial revelase la trama, el regidor añadió que Carromero negó cualquier implicación en lo sucedido, con la promesa de que le cesaría ante cualquier indicio de una "conducta no ejemplar".

Esa misma tarde, el coordinador de la Alcaldía y mano derecha del alcalde presentó su renuncia. Lo hizo después de que este medio publicase que también habían tratado de recabar información sobre adjudicaciones a las antiguas parejas de la presidenta madrileña: su exmarido Sergio Hernández-Torre y su exnovio Jairo Alonso. Entonces, José Luis Martínez-Almeida aseguró que se marchaba para no comprometer el nombre del Ayuntamiento y para "defenderse mejor". La realidad es que no hubo más explicaciones sobre la dimisión de Carromero. En ningún momento se aclaró si, efectivamente, fue el responsable del espionaje o por qué fue el único que renunció.

La comisión ha llamado de nuevo a Ayuso, el alto cargo que tramitó la compra de mascarillas y los jefes de prensa de la EMVS y la EMT. Ninguno irá

Aunque Almeida ha declarado que no tienen inconveniente en que Carromero comparezca, lo cierto es que el PP en el Ayuntamiento de Madrid puso algunas trabas en volver a llamar al excoordinador de la Alcaldía. El concejal José Fernández, representante popular en la comisión, alegó que "no hay precedentes" que avalasen citar de nuevo a los cargos que no habían asistido en primera instancia. Aun así se hizo. Tanto la izquierda como Ciudadanos, el socio de Almeida, consideran que la presencia del exdirigente popular, ahora acomodado en una fundación, es clave para esclarecer lo ocurrido. Más Madrid, PSOE y Recupera Madrid (los ediles carmenistas integrados en el Grupo Mixto) desean que acuda, aunque las expectativas son bajas y reconocen que será difícil.

Exigencias de la izquierda

La presencia de Ángel Carromero despierta un doble interés para los grupos municipales. Más allá de lo obvio, en varias de las sesiones celebradas hasta ahora han puesto de manifiesto las presuntas irregularidades que se produjeron en la dimisión, lo que alimenta las sospechas y evidencia las lagunas del caso. El Ayuntamiento anunció la renuncia del asesor el 17 de febrero, pero posteriormente se supo que fue el asesor de la Alcaldía, Vicente Javier Segura Fayos, quien redactó la carta de cese un día después, escaneando la firma del implicado. La oposición exige una explicación al respecto.

La sesión de este lunes está condenada a un nuevo fracaso. Además de Carromero, el Ayuntamiento de Madrid ha citado de nuevo a personalidades que los partidos consideran "clave" para arrojar luz a la trama. Son la propia Isabel Díaz Ayuso; el jefe de prensa de la Empresa de Vivienda, David Fernández; el responsable de comunicación de la EMT, Joaquín Vidal; y el alto cargo que inició la tramitación del expediente de la adjudicación con Priviet Sportive, Manuel Puente. Esta es la empresa que abonó a Tomás Díaz Ayuso una comisión de casi 300.000 euros. Salvo sorpresa de última hora, ninguno acudirá.

Foto: El expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González. (EFE/ Luca Piergiovanni)

Pese a la falta de conclusiones, la comisión de investigación se ha animado algo en las últimas comparecencias. El pasado miércoles acudió el expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, que aunque no dio un solo detalle sobre el espionaje a Ayuso, sí denunció que este tipo de operaciones son algo "recurrente" en la política, además de señalar las coincidencias entre los casos que él mismo padeció hace años y el de la baronesa popular. "No deja de ser curioso que habiendo miles de detectives aparezca de nuevo la agencia Mira y Julio Gutiez", dijo, en alusión a los contactos con este profesional, que le siguió a él en sus viajes a Colombia.

Lo más reseñable en la sesión del viernes, especialmente bronca, fue la declaración de Begoña Villacís. La vicealcaldesa aseguró que no hay indicios de que se haya contratado a ningún detective con fondos del Ayuntamiento, pero sí destacó que es posible que se haya realizado "alguna tentativa" de investigación. "Eso me preocupa, pero que se haya pagado un espionaje a Ayuso con fondos públicos, no", subrayó la líder de Ciudadanos en Madrid.

La comisión de investigación sobre el espionaje a Isabel Díaz Ayuso ha pasado sin pena ni gloria por el Ayuntamiento de Madrid. Con más ausencias que comparecientes, hasta la fecha ha transcurrido sin sobresaltos y sin ninguna conclusión reseñable. Hasta ahora. La sesión programada para este lunes ha resucitado la tensión por el caso en Cibeles ante la posible asistencia de Ángel Carromero. Lo que pueda decir el coordinador de la Alcaldía hasta la crisis del PP, el único que dimitió por el escándalo, preocupa al equipo de José Luis Martínez-Almeida. Señalado como uno de los fontaneros de Génova que urdieron la trama contra la presidenta de la Comunidad de Madrid y su entorno, es el cabo suelto que puede dar un vuelco al informe final.

Madrid Isabel Díaz Ayuso José Luis Martínez-Almeida Ayuntamiento de Madrid Partido Popular (PP)
El redactor recomienda