Es noticia
Menú
Acuerdo 'in extremis' en Castilla y León: Vox presidirá las Cortes y tendrá sillones en el Gobierno
  1. España
EL PP CEDE ANTE ABASCAL

Acuerdo 'in extremis' en Castilla y León: Vox presidirá las Cortes y tendrá sillones en el Gobierno

Los populares ceden a todas las exigencias de la formación verde para "evitar un adelanto electoral". Los de Abascal consiguen la Mesa del Parlamento, la vicepresidencia y tres consejerías

Foto: Mañueco, junto a García-Gallardo. (EFE/Nacho Gallego)
Mañueco, junto a García-Gallardo. (EFE/Nacho Gallego)

PP y Vox han llegado a un acuerdo de Gobierno en Castilla y León. Y lo han hecho 'in extremis', tan sólo quince minutos antes del arranque del pleno de constitución de las Cortes de la XI Legislatura. Nada más estampar su firma en el documento, el presidente de la Junta en funciones, Alfonso Fernández Mañueco, celebraba la consecución de un pacto "sobre la base de un programa al servicio de las personas de Castilla y León" que permitirá "un gobierno estable y sólido" y con "pleno respeto al orden constitucional y al Estatuto de Autonomía". El barón popular logrará ser investido, pero a cambio de ceder a Vox todas las parcelas de poder que había solicitado.

Sin moverse un ápice de sus pretensiones iniciales, los de Santiago Abascal han conseguido ocupar la presidencia de las Cortes -que recaerá en Carlos Pollán, procurador de Vox en Castilla y León- y tres consejerías que aún están por definir. El candidato regional, Juan García-Gallardo se convertirá en vicepresidente de la Junta y la portavoz regional de Vox, Fátima Pinacho, ocupará también una de las secretarías de la Mesa. Aunque quedan detalles por pulir, en el entorno de Santiago Abascal aseguran que Vox se fía de la "lealtad" de Alfonso Fernández Mañueco para cumplir el compromiso adquirido con su formación.

Vox ha llevado su órdago hasta el final. Desde el mismo día de las elecciones, y tras haber logrado 13 escaños, los de Santiago Abascal habían pedido tener el mismo trato que se dio a Ciudadanos en 2019, que logró 12 procuradores en la pasada Legislatura, es decir, la presidencia de las Cortes, la vicepresidencia y tres consejerías, como recoge la propuesta de acuerdo que esta formación dio a conocer la pasada noche. "Es un día de gran satisfacción para Castilla y León", celebraba Mañueco, en su primera rueda de prensa conjunta con Juan García-Gallardo. "Hemos pactado un gobierno fuerte, estable y duradero", coincidía el próximo vicepresidente de Castilla y León, en plena sintonía con el barón popular.

El presidente de la Junta en funciones ha asegurado que ambas partes "han cedido" a la hora de configurar el acuerdo, pese a que las peticiones de Vox, al menos en el reparto de sillones, se han mantenido intactas. Mañueco se congratula, no obstante, de que este pacto haya evitado a los ciudadanos la "grandísima preocupación" de volver a las urnas, evitando un adelanto electoral ante el inmovilismo de Vox. El acuerdo "pensando en los castellanoleoneses y el Gobierno de Castilla y León", según el presidente de la Junta en funciones, permitirá a la formación situada a la derecha del PP asumir cuotas de poder en un ejecutivo autonómico por primera vez desde que irrumpió en la política nacional en abril de 2019.

Foto: Alfonso Fernández Mañueco (d) y Juan García-Gallardo (i), candidatos del PP y de Vox en las autonómicas. (EFE/Nacho Gallego)

Las negociaciones que ambas formaciones habían mantenido en los últimos días habían naufragado. De hecho, en la noche del miércoles fracasó el último intento de acuerdo, por lo que los equipos negociadores de ambos partidos volvieron a reunirse este jueves en las Cortes. Ahí sí, y tan sólo unos minutos antes de arrancar el Pleno, Mañueco ha cedido a las exigencias de Abascal.

El PP tenía cierta prisa por cerrar cuanto antes el acuerdo en Castilla y León. Y no sólo por la versión oficial, la de evitar una repetición electoral, sino porque la situación de interinidad en la que se encuentra el partido terminará en abril, cuando Alberto Núñez Feijóo quedará coronado como nuevo presidente del PP. La intención de Alfonso Fernández Mañueco pasaba por acelerar las negociaciones para evitar que un pacto con Vox salpicase al nuevo líder nacional, que ve con escepticismo cualquier acercamiento a la derecha "populista". El primer pacto de Gobierno entre PP y Vox se produce a tres semanas de que Alberto Núñez Feijóo sea proclamado nuevo presidente del Partido Popular.

PP y Vox alcanzan un acuerdo de gobierno

La izquierda señala a Feijóo...

El todavía candidato a presidir el PP, Alberto Núñez Feijóo, ha reiterado en los últimos días que, incluso cuando asuma las riendas del partido, no habrá tutelas por parte de Génova a los barones territoriales para llegar a acuerdos en sus respectivos territorios. Y esa intención de dejar las manos libres a los presidentes autonómicos se ha visto por primera vez en Castilla y León.

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha apuntado a Alberto Núñez Feijóo como responsable de permitir que la "extrema derecha entre en los gobiernos 40 años después", equiparando a Vox con el franquismo. "Es algo gravísimo", lamentaba la dirigente socialista, que ha insistido en señalar al gallego por "inaugurar" su mandato en el PP "abandonando a los demócratas". El todavía presidente de la Xunta arrancará el viernes una campaña por todos los territorios, y el próximo 1 de abril será proclamado nuevo presidente del PP en el marco del congreso nacional del partido que se celebrará en Sevilla.

Foto: El presidente en funciones de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (d), y el candidato de Vox a la presidencia, Juan García-Gallardo (i). (EFE/Nacho Gallego)

... y el gallego apunta al PSOE

El todavía presidente de la Xunta se ha defendido de las acusaciones del PSOE y, aunque ha reconocido que "hubiera preferido otra opción" de Gobierno en Castilla y León, ha culpado a los socialistas de forzar un acuerdo con el partido liderado por Santiago Abascal. En una rueda de prensa posterior a la primera rúbrica conjunta de PP y Vox, Feijóo ha esgrimido que fue Luis Tudanca el que no dejó otra alternativa a Mañueco que mirar a su derecha. "El PSOE sólo dejó una posibilidad: elegir entre la lista más votada, o Vox", defendía.

El futuro líder del PP ha criticado la "soberbia" de los socialistas a la hora de criticar el pacto de Castilla y León, y ha defendido la "legítima" intención de Alfonso Fernández Mañueco de evitar una repetición electoral en la región. A cambio, el dirigente popular ha renunciado a la premisa que mantuvo desde el primer día de campaña: gobernar en solitario, sin tutelas ni a izquierda ni a derecha.

Hasta ahora, Alberto Núñez Feijóo ha evitado definir la relación que quiere mantener con Santiago Abascal. Para el mandatario gallego, el primer pacto de Gobierno entre PP y Vox en Castilla y León es una decisión exclusiva de Alfonso Fernández Mañueco, al que dejó manos libres en las negociaciones. No obstante, en opinión del todavía candidato a presidir el Partido Popular, la presidencia de las Cortes no debería haber recaído en Vox sino "en el partido que ha ganado las elecciones". Lo dijo este miércoles, tras presentar sus avales en Génova, momento en que también instó al PSOE a que se abstuviese en la investidura de Alfonso Fernández Mañueco. Pero ni lo primero, ni lo segundo. Vox gobernará en Castilla y León, y el PP deberá decidir si el pacto con los de Abascal sienta o no un precedente.

PP y Vox han llegado a un acuerdo de Gobierno en Castilla y León. Y lo han hecho 'in extremis', tan sólo quince minutos antes del arranque del pleno de constitución de las Cortes de la XI Legislatura. Nada más estampar su firma en el documento, el presidente de la Junta en funciones, Alfonso Fernández Mañueco, celebraba la consecución de un pacto "sobre la base de un programa al servicio de las personas de Castilla y León" que permitirá "un gobierno estable y sólido" y con "pleno respeto al orden constitucional y al Estatuto de Autonomía". El barón popular logrará ser investido, pero a cambio de ceder a Vox todas las parcelas de poder que había solicitado.

Partido Popular (PP) Castilla y León
El redactor recomienda