Es noticia
Menú
Vox sacó su mejor resultado en el campo en CyL y fue favorito entre los ganaderos
  1. España
CIS poselectoral del 13-F

Vox sacó su mejor resultado en el campo en CyL y fue favorito entre los ganaderos

La candidatura encabezada por García-Gallardo ganó entre los agricultores y ganaderos, según el CIS. Tezanos no ha incluido el recuerdo de voto de 2019, por lo que no se pueden saber las transferencias entre partidos

Foto: Rueda de prensa del candidato de Vox, Juan García-Gallardo, tras las elecciones del 13-F. (EFE/Gallego)
Rueda de prensa del candidato de Vox, Juan García-Gallardo, tras las elecciones del 13-F. (EFE/Gallego)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Las elecciones en Castilla y León, celebradas el pasado 13 de febrero, giraron en torno al eje campo-ciudad, con la polémica de las macrogranjas o el problema de la despoblación como dos de los temas fundamentales. Y aunque el popular Alfonso Fernández Mañueco ganó los comicios, la batalla del mundo rural cayó del lado de Vox. Así lo refleja el barómetro poselectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que recoge que la candidatura encabezada por Juan García-Gallardo fue la opción preferida de los ganaderos y agricultores. Ahí radica parte de su fuerza para alcanzar los 13 procuradores clave para la gobernabilidad de la región.

El CIS clasifica a los encuestados según su ocupación. Se trata de uno de los cruces con una lectura política más relevante, ya que la campaña, especialmente en la derecha, se centró en captar el voto del campo. Vox fue la tercera fuerza más votada, pero pasa al primer puesto cuando se pregunta a los directores y gerentes, agricultores o ganaderos, los “oficiales, operarios y artesanos” y, especialmente, a los militares y policías. La formación arañó uno de cada tres apoyos en este ámbito.

Foto:
Quién ha ganado en Castilla y León, calle a calle
Marta Ley Luis Rodríguez Diseño: Laura Martín María Zuil Darío Ojeda

El PSOE, en cambio, tuvo más tirón entre ocupaciones tan variopintas como los científicos, los operadores de instalaciones y máquinas, los jubilados o los parados. El Partido Popular obtiene su porcentaje de recuerdo de voto más elevado entre los empleados de trabajo doméstico.

Por primera vez, al menos desde que está José Félix Tezanos a cargo del CIS, no se ha preguntado en una encuesta poselectoral sobre a quién se votó en las elecciones previas, que en este caso tuvieron lugar en 2019. “No se ha creído oportuno”, responden desde el organismo. Por ello, es imposible calcular cómo han sido las transferencias de voto. A qué partidos se han ido los votos de Ciudadanos, que pasó de 12 a un procurador, o dónde han captado más adeptos Soria ¡Ya! o Unión del Pueblo de Leonés son preguntas que no pueden responderse a partir de los datos publicados en la encuesta del CIS.

La campaña electoral giró en torno al eje campo-ciudad, pero como ya se podía intuir gracias al análisis de los resultados en cada municipio, el tamaño de los pueblos no ha definido una estrategia distinta del voto a partidos. Según los datos del CIS, en los municipios de menos de 2.000 habitantes ganó el PSOE, seguido del PP y en tercer lugar iría Vox. Los de Santiago Abascal, sin embargo, logran su porcentaje más alto en los núcleos más pequeños, mientras que los socialistas tuvieron mejor resultado en las urbes más pobladas.

No existen muchas diferencias si se mira el electorado de cada partido. Entre los votantes de Soria ¡Ya!, el 43% residía en municipios de entre 10.000 y 50.000 habitantes, como es el caso de Soria. A excepción de Vox, el resto de partidos que han obtenido algún escaño tiene un electorado más urbanita que rural.

Foto: El presidente en funciones de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañúeco. (EFE/R. García)

Los resultados han dejado un escenario sin mayorías absolutas, lo que exigirá negociaciones. La opción más plausible es el pacto entre PP y Vox, aunque las posturas están alejadas en este momento. La intención inicial de Fernández Mañueco era evitar una coalición con García-Gallardo y conseguir los apoyos suficientes para poder revalidar su mandato en solitario. Los números, sin embargo, indican lo contrario y el presidente en funciones ya ha dado pasos que apuntan a que pactaría con Vox antes que repetir las elecciones, como plantearon los populares en campaña. La caída de Pablo Casado ha abierto un nuevo horizonte para él.

¿Dónde está el PP?

A primera vista, según los entrevistados por el Centro de Investigaciones Sociológicas, el pasado 13 de febrero el PSOE ganó las elecciones autonómicas de Castilla y León. Aunque sabemos que no fue así, para responder a qué partido votaron, un 22,1% afirmó que escogió la papeleta socialista, seguido de un 14,8% que dijo haber votado al Partido Popular.

Los porcentajes del recuerdo de voto no tienen que cuadrar a la perfección con el resultado electoral, porque además se incluye a las personas que no fueron a votar, pero sí es extraño que el CIS ni siquiera pueda acertar en qué orden quedaron los partidos. ¿Dónde están en esta encuesta los votantes de los populares? Hasta un 20% de los encuestados decidió no responder a la pregunta sobre a quién habían votado, una cifra que dobla el porcentaje de reacios a contestar que se registró en el último sondeo de este tipo, para las elecciones de Madrid.

Detrás de este voto oculto poselectoral puede estar la crisis del Partido Popular. La encuesta se desarrolló entre el 14 y el 22 de febrero, por lo que lo sucedido en las últimas semanas podría explicar que los votantes populares se muestren más reacios a reconocer a quién votaron, hasta el punto de que el recuerdo de voto sea tan bajo que incluso dicho electorado quede por debajo del PSOE, que fue la segunda fuerza más votada, aunque a poca distancia de repetir la victoria de 2019.

Precisamente, esta falta de respuestas deja un estudio que queda cojo para poder analizar el perfil de cada votante, pero los cruces por variables demográficas o de ocupación anteriormente detalladas sí arrojan información nueva para entender mejor cuáles han sido los caladeros de cada partido.

Foto: Miembros de la agrupación Soria ¡Ya! (EFE/Wifredo García)

Según el sexo, Vox continúa siendo el partido más descompensado: los votantes hombres son el doble que las mujeres. Y las cifras de UPL arrojan una proporción similar entre el electorado de la formación regionalista. Por edades, siempre según el recuerdo de voto del 13-F, el PSOE es el partido preferido en todos los grupos, aunque obtiene su mejor resultado entre los mayores de 65 años, al igual que el Partido Popular. Y, por el contrario, Vox tiene más adeptos entre los residentes de 25 a 34 años y Soria ¡Ya! saca su mejor porcentaje entre los más jóvenes, de 18 a 24 años.

Si las elecciones se repitiesen, a la luz de las respuestas del sondeo poselectoral, el resultado sería idéntico: un 92,9% de los encuestados asegura que, tras conocer el resultado, no se arrepiente de su elección y habría escogido la misma. El resto tiene dudas o habría cambiado su voto.

Las elecciones en Castilla y León, celebradas el pasado 13 de febrero, giraron en torno al eje campo-ciudad, con la polémica de las macrogranjas o el problema de la despoblación como dos de los temas fundamentales. Y aunque el popular Alfonso Fernández Mañueco ganó los comicios, la batalla del mundo rural cayó del lado de Vox. Así lo refleja el barómetro poselectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que recoge que la candidatura encabezada por Juan García-Gallardo fue la opción preferida de los ganaderos y agricultores. Ahí radica parte de su fuerza para alcanzar los 13 procuradores clave para la gobernabilidad de la región.

Barómetro del CIS Castilla y León
El redactor recomienda