Es noticia
Las dos caras de Castilla y León: mucho pueblo, pero una población más urbana que rural
  1. España
elecciones autonómicas

Las dos caras de Castilla y León: mucho pueblo, pero una población más urbana que rural

El debate político mira hacia el mundo rural, pero la mayor parte de la población de la región vive de espaldas al campo

Foto: Castilla y León celebrará elecciones autonómicas el 13 de febrero. (EFE/J.Casares)
Castilla y León celebrará elecciones autonómicas el 13 de febrero. (EFE/J.Casares)

La campaña electoral en Castilla y León no empieza hasta dentro de un par de semanas, pero la maquinaria de los partidos políticos ya está a pleno rendimiento en busca de votos. Empieza un ciclo que se alargará hasta finales de 2023 si la legislatura no termina antes. Los comicios castellanoleoneses servirán también como primera prueba para las plataformas de la España Vaciada, espoleadas por el éxito de Teruel Existe en las últimas generales.

La entrada de estos actores en la batalla electoral (no en la política, donde ya estaban) puede llevar a pensar que lo que se busca es una defensa del mundo rural, pero eso es solo una parte de sus reivindicaciones. Ni sus programas se basan solo en eso ni Castilla y León es el campo que a veces se pinta.

La realidad de la región no es muy diferente a la del conjunto del país: éxodo rural, población envejecida y problemas para vertebrar el territorio, en su caso muy extenso. Las reivindicaciones de las plataformas no tratan fundamentalmente de una vuelta a lo rural, entre otras cosas porque en muchos casos no hay campo al que volver, sino de infraestructuras, servicios públicos e inversiones sostenibles.

"Pensar que vienes aquí y todo son granjas es erróneo. Lo que sucede es que es un territorio muy extenso, muy poco poblado y que tiene una característica: tiene municipios muy pequeños", dice a El Confidencial Alberto del Rey, doctor en Demografía y catedrático de Sociología de la Universidad de Salamanca. Para Juan Carlos Margarida, presidente del Colegio de Economistas de Valladolid, Palencia y Zamora, la concepción rural de la región es "un tema que se ha quedado en la memoria colectiva". "La idea de que estamos en una comunidad rural no es cierta. Como el resto de comunidades, tenemos mimbres industriales importantes".

Las capitales de provincia atraen población

Castilla y León es la comunidad con más municipios de España: 2.248, un 27,6% de todos los que hay en el país. Y ocupa casi el 19% del territorio nacional. Pero su peso poblacional apenas llega al 5%, lo que hace que tenga la menor densidad de población. Dentro de la región, la distribución de esa población es muy desigual. La mayoría de los municipios están muy poco poblados. Casi el 90% tiene menos de 1.000 habitantes, algo que no es nuevo (apenas ha cambiado en los últimos 25 años).

Foto: La Plaza Mayor de Salamanca, vacía. (EFE/J.M. García)

Como pasa a nivel nacional, una gran parte de los castellanoleoneses se concentra en entornos urbanos. Ocho de las nueve capitales de provincia (la excepción es Soria) y Ponferrada reúnen al 44% de la población: más de un millón de los casi 2,4 millones de habitantes que tenía la región a comienzos de 2021. Junto con la capital soriana, otras tres ciudades de entre 20.000 y 50.000 habitantes (Miranda de Ebro, Aranda de Duero y San Andrés del Rabanedo) concentran más del 6% de la población de la comunidad autónoma. En resumen, casi la mitad de los castellanoleoneses vive en solo doce municipios, el 0,53% del total.

Miranda de Ebro, Aranda de Duero y Ponferrada son los tres únicos núcleos urbanos importantes que no están situados junto a capitales de provincia, que tienen a su alrededor municipios medianos y pequeños que han atraído población. Es el caso de León, con San Andrés del Rabanedo y Villaquilambre; Valladolid, con Arroyo de la Encomienda, Laguna de Duero o Medina del Campo; o Salamanca, con Santa Marta de Tormes.

Esos lugares han sido escenario de nuevos desarrollos urbanos situados junto a capitales de provincia y pensados para desplazamientos en coche, una 'suburbanización' que muchos asocian a Madrid, pero que no es exclusiva de esa región. En menos de 30 años, Arroyo de la Encomienda pasó de poco más de 1.000 habitantes a 20.000. "Las ciudades atraen población de su zona de influencia, pero después la dispersan a su alrededor (…) El modelo se repite en prácticamente todas las ciudades más o menos grandes", explica Jorge Dioni López en su libro 'La España de las piscinas' (Arpa, 2021).

"A nivel estrictamente demográfico, es muy discutible [que Castilla y León sea una región rural]. Primero, porque no es fácil definir qué entendemos por zonas rurales y urbanas. Todos tenemos muy claro que las capitales son zonas urbanas, y en el conjunto de Castilla y León tienen un peso muy grande. Es una región muy poco poblada con una concentración de población enorme en esas ciudades, a pesar de que no son muy grandes", dice Del Rey.

Aunque no hay grandes diferencias, las capitales de provincia sí que están por encima de la media en los indicadores de renta. Como sucede con la población, funcionan como foco de riqueza con los municipios que las rodean. Esto es especialmente palpable en Burgos, una de las provincias más ricas de la comunidad y de España, ya que es la 6º provincia con más PIB per cápita. Sin embargo, a medida que se avanza hacia el sudoeste, hacia Extremadura, la riqueza de los hogares va bajando progresivamente.

Esto no necesariamente está siempre ligado al tamaño de cada municipio. Aunque las capitales de provincia —y otros núcleos grandes— se encuentran en la mitad más rica, como puede verse en el gráfico de dispersión, hay muchos municipios pequeños con rentas per cápita altas. De hecho, Navas de Riofrío, cercana a Segovia y a una hora de Madrid, es el municipio con más renta de Castilla y León, con una media de 20.242 euros anuales, con una población de tan solo 367 personas.

En cuanto a las capitales, aunque Valladolid destaca por encima de todas como la más grande, son Burgos y León las que tienen rentas más altas de media entre las capitales. En ellas, además, se observa una mayor desigualdad que en la gran mayoría de municipios castellanoleoneses. Según el coeficiente Gini, dato que indica el nivel de desigualdad entre las rentas altas y las más bajas, la mayor parte del territorio de esta comunidad está por debajo del 30, siendo 100 una mayor desigualdad y 1 ninguna. Sin embargo, seis de sus provincias se encuentran por encima de este umbral: Valladolid, León, Salamanca, Segovia, Ávila y Zamora.

En las capitales y a su alrededor también se concentra la mayor parte de la actividad económica de la región, que es mucho más que el sector primario. La industria agroalimentaria es la "joya de la corona" y genera casi una cuarta parte del valor añadido bruto industrial y más del 27% de los empleos industriales, dice Margarida. De ahí que se les dé tanta importancia a debates como el de las macrogranjas, pero hay otras actividades muy importantes para la economía de la región y que en total suman un 60% en términos de PIB. Son la industria de la automoción; el sector de salud y calidad de vida; las nuevas tecnologías; la energía y el medio ambiente; y el patrimonio histórico.

Más población envejecida en los pueblos

"Hay una relación muy directa entre el tamaño del municipio y la edad", dice Del Rey. "Tienes muchísima gente en municipios pequeños de muy elevada edad. Y son muy demandantes de servicios sanitarios. Si tienes muchos municipios muy pequeños, tienes un grave problema: cómo fortalecer esos núcleos rurales que requieren urgentemente atención sanitaria. Pero no puedes tener un médico en cada municipio. Y, a la vez, esa gente mayor no puede desplazarse fácilmente". El de la sanidad en el ámbito rural ha sido uno de los elementos de fricción entre Partido Popular y Ciudadanos durante 2021.

El envejecimiento se nota en el origen de los ingresos. Mientras en el conjunto del país, el 54% de la población obtiene sus ingresos de los salarios y en un 25% de las pensiones, en esta región un 48% se mantiene de los frutos de su trabajo remunerado, frente al 30% que está jubilado. La dependencia de las pensiones, ligada al envejecimiento, se hace más patente en el noroeste de la comunidad, es decir, en Salamanca, Zamora y, especialmente, León.

"Castilla y León tiene un alto envejecimiento y sufre la despoblación, pero creo que eso está pasando en muchas partes de Europa. La región tiene una serie de problemas similares a la de otros territorios", dice Margarida.

Castilla y León Elecciones Castilla y León
El redactor recomienda