El Gobierno agilizará el reparto de fondos UE ante el temor de un frenazo de la economía
  1. España
SÁNCHEZ DUPLICA LOS CONSEJOS DE MINISTROS

El Gobierno agilizará el reparto de fondos UE ante el temor de un frenazo de la economía

La consolidación de la reactivación económica está en jaque. La hiperactividad prevista por el Ejecutivo, con la convocatoria de dos Consejos de Ministros a la semana de aquí a finales de año, destapa sus temores

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La nueva variante ómicron, de la que ya se ha detectado el primer caso en España, amenaza con lastrar el ritmo de la recuperación económica. El Gobierno se ha puesto en modo alerta a la espera de conocer su evolución y, de forma preventiva, prepararse ante la posibilidad de que se deban incrementar las restricciones. Este martes, el Consejo de Ministros aprobará la suspensión de los vuelos con Sudáfrica y Botsuana, siguiendo las recomendaciones de la Comisión Europea. La razón de incrementar las reuniones del Consejo de Ministros a dos por semana se debe tanto a la situación sociosanitaria, con una incidencia acumulada en ascenso hasta rozar este lunes los 200 casos por cada 100.000 habitantes, como a la necesidad de agilizar la distribución de los fondos europeos.

Se pretenden multiplicar las convocatorias para garantizar la mayor ejecución posible de las partidas previstas para este ejercicio. En este sentido, se dará luz verde al Perte (proyecto estratégicos para la recuperación y transformación económica) 'Salud de Vanguardia', que movilizará 1.469 millones de inversión hasta 2023, al que seguirá una batería de estos proyectos en diferentes sectores durante las próximas semanas.

La prioridad del Ejecutivo se centra ahora en la agenda económica y el presidente, Pedro Sánchez, ha dado orden a sus ministros de apretar el acelerador. "El Gobierno lo que hace es poner toda su maquinaria a funcionar para que la economía siga fuerte", explicaba este lunes desde Ferraz el portavoz de los socialistas, Felipe Sicilia, al tiempo que reconocía que la nueva variante "nos mantiene alerta", por lo que el Ejecutivo "quiere anticiparse a lo que pueda acontecer". Sánchez quiso trasladar durante la reunión de la ejecutiva del partido, celebrada este lunes, un mensaje de "confianza, tranquilidad y optimismo", según fuentes presenciales. Si bien el virus puede volver a poner en jaque las previsiones sobre la recuperación económica, al igual que la inflación, al menos para a los hogares. De ahí que se haya pedido redoblar esfuerzos para que las transferencias fluyan a un mayor ritmo.

Foto: EC

En Moncloa, se intenta rehuir cualquier lectura pesimista para combatir el relato de las principales fuerzas de la oposición. La subida del IPC, hasta alcanzar el 5,6% este mes de noviembre, la cifra más alta en los últimos 29 años, se intentó contrarrestar filtrando que los datos de empleo y afiliación a la Seguridad Social, que se darán a conocer el próximo jueves, serán "muy buenos". Asimismo, se apoyan en el consenso de la mayoría de economistas, que sitúan la inflación como un problema coyuntural. A pesar de trasladar la confianza de que será "temporal y transitorio" el encarecimiento del nivel de vida, espoleado por la subida del precio de los alimentos, la electricidad y los combustibles, no se descartan medidas si se alarga la situación. Propuestas sin concretar todavía que irían encaminadas a paliar sus efectos en las economías domésticas.

La consolidación de la recuperación económica en la que se centra el Ejecutivo está en jaque y la hiperactividad prevista destapa ciertos temores, contradictorios con los mensajes transmitidos. Una batería de iniciativas que se centrará en acelerar las convocatorias para aprovechar al máximo los fondos de la UE y también en redoblar la agenda política y mediática de los diferentes ministros. El propio hecho de celebrar dos reuniones semanales del Consejo de Ministros, con sus correspondientes paquetes de medidas económicas y ruedas de prensa, permitirá al Gobierno aumentar su capacidad de marcar agenda.

Aumenta la presión hospitalaria en medio de las luces de Navidad y las rebajas

Exhibir la distribución de los fondos casi a diario y, sobre todo, comunicarlos multiplicando la agenda de los ministros por los diferentes territorios. Contener los avisos de una posible inflamación social tras las advertencias en forma de protestas o huelgas lanzadas por algunos de los sectores más afectados por la inflación y ajenos a la recuperación, como el de la agricultura o el de los transportistas. Un 'efecto contagio' extendería el clima de las protestas a otros sectores o, lo que es peor para el relato del Gobierno sobre la "recuperación justa", aumentaría la frustración social por no verse cumplidas las expectativas. De momento, la percepción de la situación económica sigue mejorando entre los españoles, según los datos del CIS, aunque la cifra de encuestados que la consideran mala o muy mala todavía roza el 70%.

Ante el calendario de movilizaciones anunciado por las organizaciones agrarias, desde Moncloa se trató de poner en la agenda la reforma de la Ley de la Cadena Alimentaria, que este jueves se aprobará en el Consejo de Ministros incluyendo nuevas medidas como la prohibición de la venta a pérdidas. En la reunión que mantuvo este lunes el ministro de Agricultura, Luis Planas, con representantes de los ganaderos, agricultores, industria y distribución, se reconoció la situación “excepcional” por el encarecimiento de insumos, principalmente las materias primas para la alimentación animal, los fertilizantes o la energía. "En la reunión, no ha habido ni muertos ni heridos", ironizaba tras el encuentro el presidente de Asaja, Pedro Barato, para concluir que el encuentro "no ha arreglado los problemas, aunque sí se ha puesto en valor la actual situación del sector y hay que seguir profundizando más".

Foto: El gobierno británico vuelve a hacer obligatoria la mascarilla. (EFE/Andy Rain)

Las movilizaciones siguen en su agenda y desde el PP ya han adelantado sus intenciones de echarse a la calle para capitalizar los destellos de descontento, como este fin de semana con las manifestaciones de sindicatos policiales contra la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana, la conocida popularmente como ley mordaza. El presidente de la formación conservadora, Pablo Casado, ya participó este mismo mes en el congreso que celebró Asaja en Ciudad Real, alentando unas anunciadas protestas que calificó de justas. "Ya sé que hay políticos que no han pisado un campo en su vida y no han visto a un agricultor más que en una serie de Netflix. Se piensan que las cosas del supermercado se fabrican con inteligencia artificial, pero los que admiramos lo que hacéis no os vamos a dejar solos", concluyó.

Los socialistas han afeado al principal partido de la oposición que haya "cambiado la propuesta por la protesta" e, incluso, alentado el "enfrentamiento", según arremetía este lunes su portavoz, Felipe Sicilia. Un enfrentamiento que, dijo, "llega a tal punto que incluso es entre ellos, de Casado y Génova contra Ayuso y la Puerta del Sol". Una crisis interna que es una oportunidad para el PSOE, pues, según refleja el último sondeo de IMOP-Insights para El Confidencial, los de Casado habrían dilapidado en el último mes su ventaja sobre los socialistas. Un total de 600.000 potenciales apoyos, frenando en seco la transmisión de votos desde el centro izquierda y Vox. Frente a esta crisis interna, desde el PSOE exhiben el mensaje de que ellos sí que están trabajando por la recuperación económica. En lo que queda de año, el Gobierno duplicará sus escaparates para ello, con hasta 10 reuniones del Consejo de Ministros, además del balance del año que realizará Pedro Sánchez.

La nueva variante ómicron, de la que ya se ha detectado el primer caso en España, amenaza con lastrar el ritmo de la recuperación económica. El Gobierno se ha puesto en modo alerta a la espera de conocer su evolución y, de forma preventiva, prepararse ante la posibilidad de que se deban incrementar las restricciones. Este martes, el Consejo de Ministros aprobará la suspensión de los vuelos con Sudáfrica y Botsuana, siguiendo las recomendaciones de la Comisión Europea. La razón de incrementar las reuniones del Consejo de Ministros a dos por semana se debe tanto a la situación sociosanitaria, con una incidencia acumulada en ascenso hasta rozar este lunes los 200 casos por cada 100.000 habitantes, como a la necesidad de agilizar la distribución de los fondos europeos.

Coronavirus Pedro Sánchez
El redactor recomienda