Ángel Gabilondo será el nuevo defensor del pueblo y Teresa Jiménez Becerril, su número dos
  1. España
eterno aspirante

Ángel Gabilondo será el nuevo defensor del pueblo y Teresa Jiménez Becerril, su número dos

Bolaños y Egea acuerdan que el exministro y el que fuera candidato socialista a la Comunidad de Madrid para sustituir a Francisco Fernández Marugán, cuyo mandato lleva caducado cuatro años

Foto: El exministro de Educación Ángel Gabilondo. (EFE)
El exministro de Educación Ángel Gabilondo. (EFE)

Las conversaciones entre el secretario general del PP, Teodoro García Egea, y el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, para renovar los órganos constitucionales siguen poniendo sobre la mesa un goteo de nombres. En el encuentro del pasado martes, Bolaños propuso al que fue candidato por Madrid en las pasadas elecciones del 4 de mayo, Ángel Gabilondo, como defensor del pueblo. Según han explicado fuentes socialistas a El Confidencial, el histórico político donostiarra es un hombre de consenso que cuenta con el respeto de los populares. Así, el acuerdo de renovación entre ambas fuerzas políticas se ha cerrado este mismo jueves.

La diputada del PP Teresa Jiménez Becerril será la adjunta, según han adelantado fuentes 'populares'. Jiménez Becerril, hermana del concejal sevillano asesinado por la banda terrorista ETA, es diputada del Grupo Popular desde 2019 y ocupó en el pasado un escaño por el Partido Popular el Parlamento Europeo.

Gabilondo siempre fue el eterno aspirante, pero en los últimos días su designación había perdido peso en las quinielas ante la posibilidad de que se propusiera a una mujer en pos de la paridad en el conjunto de los nombramientos para los diferentes órganos.

Foto: Ángel Gabilondo. (EFE) Opinión

El PSOE cosechó su peor resultado en los pasados comicios de Madrid, cuando pasó de ser primera fuerza a tercera, al dejarse 24 escaños. Gabilondo decidió entonces no recoger su acta de diputado en la Asamblea tras la celebración de una dura ejecutiva en Ferraz donde se descargó la culpa sobre el candidato pese a que la campaña había sido diseñada en clave nacional desde Moncloa. En su decisión también pesó la salud. El exministro era ingresado por una arritmia 48 horas después de la jornada electoral. “Mi cuerpo me está diciendo que tengo que tomarme la vida con una escala de valores en la que la serenidad debe de ser la clave”.

La propuesta para defensor del pueblo es un gesto de la actual dirección socialista. Gabilondo no dudó en ponerse al frente de la candidatura por Madrid cuando Sánchez recurrió a él ante el adelanto electoral de la presidenta Díaz Ayuso tras la moción de censura en Murcia presentada por el PSOE y Ciudadanos en marzo. El mismo día del anuncio en la Puerta del Sol, el presidente del Gobierno convocó una comida de urgencia con el por entonces secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, y llamaron a Gabilondo para pedirle que fuera candidato. Moncloa había hecho 'tracking' con otros perfiles e incluso con una ministra, pero ya no había tiempo para improvisar.

Foto: Acto de campaña de Ángel Gabilondo en Alcobendas. (EFE / Rodrigo Jiménez)

Gabilondo releva a Francisco Fernández Marugán, que lleva en el cargo en funciones desde 2017, cuando sucedió a Soledad Becerril por tiempo indefinido de acuerdo con el artículo 5.4 de la Ley Orgánica del Defensor del Pueblo. El representante de esta institución se designa a propuesta de Congreso y Senado, y ahora ha formado parte de la negociación entre PSOE y PP para el desbloqueo del Constitucional, el Tribunal de Cuentas y la Agencia de Protección de Datos.

El histórico político fue ministro de Educación entre 2009 y 2011. Cuatro años después, desembarcó en la Asamblea. Tanto desde su partido como en la oposición se le define como “dialogante” y se destacan su formación académica y su “tono conciliador”, que permitirían a los populares bendecir su nombramiento.

Foto: El líder del Partido Popular, Pablo Casado (d), interviene durante la sesión de control al Gobierno celebrada este miércoles en el Congreso. (EFE)

Aunque oficialmente “no se ha hablado de nombres”, ya están cerrados los del catedrático Enrique Arnaldo, a propuesta del PP, y la actual directora del Centro de Estudios Políticos e Institucionales, Yolanda Gómez, para el Constitucional. También el exministro de Justicia Juan Carlos Campo se ha postulado para ocupar una de estas vacantes.

Tanto Bolaños como García Egea quieren cerrar un acuerdo global en los próximos días que podría incluir también el Consejo General del Poder Judicial si la actual mano derecha del presidente encuentra 'una fórmula' que satisfaga la exigencia de los populares de que se cambie la forma de elección de los jueces y que sean estos los que elijan. En el cuándo y cómo se cambian las reglas estaría ahora el intercambio de propuesta entre los negociadores.

Ángel Gabilondo Defensor del Pueblo
El redactor recomienda