El Gobierno recoge el guante de Casado y abre negociaciones para renovar el TC
  1. España
LLAMADA DE BOLAÑOS AL PP

El Gobierno recoge el guante de Casado y abre negociaciones para renovar el TC

Los populares han excluido el CGPJ de su propuesta al mantener su exigencia de modificar antes la ley para que sean los jueces quienes elijan a sus colegas

Foto: El líder del Partido Popular, Pablo Casado (d), interviene durante la sesión de control al Gobierno celebrada este miércoles en el Congreso. (EFE)
El líder del Partido Popular, Pablo Casado (d), interviene durante la sesión de control al Gobierno celebrada este miércoles en el Congreso. (EFE)

Gobierno y PP han dado este miércoles un importante paso para abordar la renovación de los órganos constitucionales, reconstruyendo al menos los puentes que se habían volado al inicio del curso político. El deshielo se ha producido por una propuesta del líder de los populares, Pablo Casado, lanzada solo un día después de la Fiesta Nacional, para renovar los órganos constitucionales caducados, a excepción del CGPJ. La propuesta cogió con el pie cambiado a Pedro Sánchez durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso. El presidente del Ejecutivo ni respondió ni valoró el ofrecimiento. Fue el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, quien casi una hora después recogió el guante y anunció públicamente que esta misma mañana se pondrá en contacto con los populares para retomar las negociaciones. Poco después se produjo la llamada.

La renovación lleva bloqueada desde que el pasado mes de febrero las conversaciones entre el Gobierno y el principal partido de la oposición acabaron en desacuerdo por los vetos cruzados a los nombres propuestos para integrar el órgano de gobierno de los jueces. Son PSOE y PP quienes deben llegar a un acuerdo para el desbloqueo al precisarse el voto de dos tercios del Congreso para avalar los nombramientos.

De momento, los populares han excluido el CGPJ de su propuesta al mantener su exigencia de modificar antes la ley para que sean los jueces quienes elijan a sus colegas. "La renovación del CGPJ también se puede producir, como siempre ha dicho Casado, siempre y cuando avancemos en el reforzamiento de la independencia judicial en base a los estándares europeos, como piden los jueces, la UE y la gran mayoría de españoles", indican fuentes de la dirección. No obstante están dispuestos a sentarse a negociar para pactar la renovación del resto de órganos constitucionales caducados: Tribunal Constitucional, Defensor del Pueblo y Tribunal de Cuentas.

El ministro de la Presidencia, quien ya lideró por parte del Ejecutivo las fallidas negociaciones del pasado mes de febrero como secretario general de la Presidencia con el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha celebrado lo que considera una "rectificación" y se ha mostrado "encantado" de que el PP se disponga a la renovación, aunque sea solo en parte. Por parte de los populares se sumará a la mesa de negociación la portavoz en el Congreso, Cuca Gamarra.

Foto: El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes. (EFE)

Desde el Gobierno han subrayado su objetivo de renovar "todos" los órganos caducados, "no solo los que hoy le apetece al PP". Sin embargo, la exclusión del órgano de gobierno de los jueces no ha sido óbice para al menos recuperar las conversaciones, algo que hasta hace escasos era una posibilidad más que remota. "La ley nos obliga a renovar todos los órganos. No obstante, nos vamos a sentar" ha explicado Bolaños en el patio del Congreso antes de ponerse en contacto con los populares.

Socialistas y populares siguen acusándose mutuamente del bloqueo, que en el caso del CPGJ suma ya casi tres años, aunque al menos han roto su incomunicación para tratar de recuperar la normalidad institucional. Hace tan solo dos semanas, Bolaños se puso en contacto con los líderes de todas las fuerzas políticas y grupos parlamentarios para explorar, sin éxito, la posibilidad de negociar la renovación.

placeholder Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados. (EFE)
Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados. (EFE)

El arranque del curso político incluso comenzó con la petición de dimisión de Bolaños por parte del jefe de la oposición, después de que el ministro encargado de la negociación cuestionase durante una entrevista en la 'Cadena Ser' que "los jueces no pueden elegir a los jueces". Lo hacía como respuesta a la exigencia del PP de cambiar la ley para que sean los togados quienes elijan a sus colegas. "Bolaños debería ser cesado por su ataque a la democracia y al estado de Derecho: 'no se puede hacer compartimentos estanco [sic] con los poderes del Estado' y a la independencia judicial, la Constitución y la UE: 'los jueces no pueden elegir a los jueces'", citaba el líder de los populares a través de un tuit. Unas declaraciones que tildó de "un totalitarismo inadmisible".

El presidente del Gobierno ya había elevado el tono contra el PP unos días antes, aprovechando su discurso para inaugurar el curso político. Entonces acusó al principal partido de la oposición de "situarse fuera de la Constitución". La reforma del CGPJ y del resto de órganos constitucionales caducados (parte del Tribunal Constitucional, Defensor del Pueblo y Tribunal de Cuentas) ocupó una parte destacada en el discurso de Sánchez, quien exigió a la oposición "lealtad constitucional", pero sin valorar las exigencias que siguen poniendo los populares para acceder a negociar la renovación, como un compromiso para asegurar la independencia judicial.

Socialistas y populares siguen acusándose mutuamente del bloqueo, que en el caso del CPGJ suma ya casi tres años

"Ninguna formación política tiene derecho a situarse fuera de la Constitución", afeó para advertir que en el actual contexto es cuando "los ciudadanos más necesitan unas instituciones fuertes y sólidas". El nuevo llamamiento a la oposición "para volver al consenso institucional" se revistió en un tono de ataque que visibilizó la ruptura de puentes entre el Gobierno y el PP.

De las acusaciones gruesas se ha pasado a una felicitación por la disposición a negociar, más allá de que cada uno siga culpando al otro del bloqueo producido hasta ahora. "Casado siempre se ha mostrado a favor de hablar con el Gobierno y desbloquear la renovación de los órganos constitucionales. Es Sánchez el que siempre ha respondido a Casado insultando al PP", indican desde Génova, mientras que los socialistas subrayan que "el PP tiene que cumplir la ley y la Constitución" valorando el paso dado para volver a la mesa de negociación.

Pablo Casado CGPJ Pedro Sánchez Tribunal de Cuentas
El redactor recomienda