Casado insiste en que España será rescatada y Sánchez le recrimina los abucheos del 12-O
  1. España
SESIÓN DE CONTROL AL GOBIERNO

Casado insiste en que España será rescatada y Sánchez le recrimina los abucheos del 12-O

Quien llevó al debate los abucheos al presidente del Gobierno durante la Fiesta Nacional fue el propio Pedro Sánchez: "Eso es como ustedes y la ultraderecha entienden la convivencia"

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene durante la sesión de control al Gobierno. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene durante la sesión de control al Gobierno. (EFE)

El líder de la oposición, Pablo Casado, intenta fijar en la gestión económica sus principales críticas al Ejecutivo, precisamente cuando el discurso de Pedro Sánchez busca centrarse en la "recuperación económica justa". Este miércoles, en la sesión de control al Gobierno, Casado ha vuelto insistir en que España está abocada a un rescate económico, a pesar de los datos que lo ponen en duda y la polémica generada por una entrevista en el 'El Mundo' cuando lanzó el mensaje de que “España se encamina a la quiebra, estamos abocados al rescate”.

"Esto va a acabar mal, le pasará como a Zapatero, que tendrán que rescatar a España", añadió en esta ocasión al tiempo que dibujó unas previsiones económicas antagónicas con las que esgrime el Gobierno. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le afeó que persiste en unas declaraciones que considera "contrarias al interés de España". Al tiempo que le planteó realizar una oposición más ponderada y una rectificación en sus previsiones económicas sobre la supuesta quiebra del país, defendió por su parte que España no está abocada a la bancarrota, sino que estaría ya situada en un crecimiento cercano a los niveles previos a la pandemia.

Foto:

Casado tampoco dejó fuera de su intervención los Presupuestos, que calificó de "ruinosos" y vaticinó que "nacen muertos". Las medidas estrella del Ejecutivo asociadas a las cuentas públicas, como los bonos culturales o la regulación de los alquileres, fueron llevadas por Casado al imaginario de las economías intervencionistas y "ruinosas" para engarzar su discurso sobre la quiebra económica.

En esta línea calificó las ayudas directas a los jóvenes para destinar al consumo cultural como "peronistas", orientadas a "comprar votos", e ironizando en que los beneficiarios lo "gastarán en videojuegos y cómics". Asimismo, la ley de vivienda, que los populares ya han decidido recurrir al Tribunal Constitucional aunque todavía no hay texto de la norma, la tachó de "chavista".

Quien llevó al debate los abucheos al presidente del Gobierno durante la Fiesta Nacional fue el propio Pedro Sánchez, recriminándoselos incluso a los conservadores. "Siempre que gobierna la izquierda, hay abucheos, hay insultos a los presidentes de izquierdas", lamentó para acto seguido dirigirse a Casado reprochándole que así "es como ustedes y la ultraderecha entienden la convivencia y el respeto al orden constitucional".

Renovación de los órganos constitucionales

El líder de los populares no obtuvo respuesta por parte del presidente del Gobierno a su ofrecimiento de renovar los órganos constitucionales caducados, a excepción del órgano de gobierno de los jueces mientras no se reforme la ley para que sean los jueces quienes elijan a sus colegas. Los órganos pendientes de renovación, además del CGPJ, son el Tribunal Constitucional, el Defensor del Pueblo y el Tribunal de Cuentas. Fuentes del PP creen que la falta de respuesta habría cogido a Sánchez "con el pie cambiado" por no saber responder a la propuesta de Casado y entienden que "el Gobierno debe dejar el bloqueo, el no es no y aceptar la mano tendida" del PP.

Foto: La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. (EFE) Opinión

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, el otro de los tres portavoces encargados de preguntar al presidente en esta sesión de control, junto a Casado y Mertxe Aizpurua (EH Bildu), quiso llevar el debate a la actual coyuntura poniendo el foco en los parones de producción de algunas industrias por la subida del precio de la luz, que, además, "se están enfrentando a una situación de escasez de materias primas y elevados precios de las mismas". La solución no son recortes a las eléctricas, dijo en referencia al decreto que se votará este jueves, animando a retocarlo para buscar soluciones a esta situación.

Un recorte de beneficios para repercutirlo en la factura de los consumidores que Sánchez defendió como de "justicia social". En lo referente a la industria se abrió a "aclarar" en el decreto de la luz en "lo que haga falta" para proteger la producción, asegurando "los precios anteriores al 'rally' del gas" y facilitando "la firma de nuevos contratos bilaterales a precios asequibles". El Gobierno está apurando las negociaciones con todos sus socios parlamentarios, incluido el PNV, para asegurar el apoyo este jueves en el Congreso al decreto de medidas para abaratar el precio de la luz.

De entre los partidos del bloque de investidura, solo Más País-Compromís ha garantizado ya su voto favorable, a pesar de que desde la dirección del grupo lamentan que se trate de medidas "transitorias". El objetivo de estos grupos, como verbalizó Esteban en la sesión de control, es que se tramite como proyecto de ley para posteriormente retocar el texto vía parlamentaria.

Pedro Sánchez Pablo Casado
El redactor recomienda