Sánchez y Casado llevan su gélida relación a la Fiesta Nacional
  1. España
Sin diálogo también el 12 de octubre

Sánchez y Casado llevan su gélida relación a la Fiesta Nacional

La primera gran recepción en el Palacio Real ha estado protagonizada por el distanciamiento entre PSOE y PP. Ximo Puig insiste en su proyecto de descentralización y responde a Ayuso

Foto: Saludo de Pedro Sánchez a los Reyes en la recepción del Palacio Real. (EFE)
Saludo de Pedro Sánchez a los Reyes en la recepción del Palacio Real. (EFE)

Pedro Sánchez y Pablo Casado han vuelto a demostrar que su relación es inexistente en uno de los actos más importantes de la agenda nacional, la recepción que los Reyes ofrecen cada año a las autoridades del país e invitados. Presidente del Gobierno y líder de la oposición no han dialogado ni se han acercado, ni en público ni en privado, según informan fuentes del entorno de ambos líderes, evidenciando que la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y otros órganos constitucionales no es factible en este momento.

Ha sido un besamanos con Felipe VI y doña Letizia en formato reducido y sin ningún contacto. De los más de 1.000 invitados habituales en el Salón de Trono con motivo del Día de la Fiesta Nacional se ha pasado a menos de 200. Se han suprimido los corrillos y, por tanto, todo ha quedado reducido a imágenes y gestos. Y a conversaciones a puerta cerrada en el Comedor de Gala del Palacio Real, sin periodistas. Uno de ellos es dicha distancia que han mantenido en todo momento los únicos que pueden renovar el órgano de gobierno de los jueces. El presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, apenas a unos metros de distancia de Sánchez y Casado, ha sido testigo de este distanciamiento.

Vuelve el desfile a la calle y regresan los abucheos al presidente.

El hielo que impera en la relación entre Gobierno y principal partido de la oposición también se ha podido observar en la ausencia de sintonía que han demostrado los ministros con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y con el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida. Apenas la titular de Defensa, Margarita Robles, ha intercambiado unas breves palabras con ellos antes del desfile, pero para dialogar del buen tiempo y del día soleado en Madrid durante este 12 de octubre. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, sí hizo un acercamiento a varios miembros del PP, incluido Casado. Pero poco más, el hielo impera.

Con varios ministros de UP, pero sin Garzón ni Castells

Ha sido el retorno al Palacio Real de los principales representantes del Estado, políticos y empresariales, entre otros, pero sin los expresidentes ni los sindicatos. Y los principales ministros de Unidas Podemos no han querido fallar a la cita con los Reyes. Ha sido su primera recepción oficial dentro del Palacio como miembros del Gobierno ya que el año pasado, con motivo del covid, el acto, más reducido aún, se tuvo que celebrar en el exterior, en la plaza de la Armería. La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, que ha dicho que le gustan los desfiles militares, “como buena ferrolana”; la responsable de Derechos Sociales, Ione Belarra, que publicó un tuit con las palabras “horizonte republicano” antes de entrar en el Palacio, y la de Igualdad, Irene Montero, que ha afirmado que ha acudido a la llamada de Zarzuela porque “es el día de la fiesta de nuestro país”, han sido foco de miradas.

Alberto Garzón, de Consumo, sin embargo, no ha querido acudir al besamanos con los monarcas y, después del desfile de las Fuerzas Armadas en el Paseo de la Castellana, donde sí ha estado, se ha marchado. No ha hecho acto de presencia en ningún momento Manuel Castells, de Universidades, pese a que su presencia estaba anunciada por Moncloa.

Foto: pedro-sanches-pitada-dimision-desfile-12-octubre

Ha sido el estreno en el Palacio Real de la nueva cúpula de Moncloa. Óscar López, jefe de Gabinete de Presidencia; Francesc Vallès, secretario de Estado de Comunicación, y Francisco Martín Aguirre, secretario general, han asistido al besamanos. También han estado todos los presidentes autonómicos a excepción de Pere Aragonès, Iñigo Urkullu, Alberto Núñez Feijóo y Emiliano García-Page. Estos dos últimos han excusado su asistencia por preparar el debate sobre política general en Galicia y por un viaje a Bruselas, respectivamente. Los primeros no han acudido por otros motivos.

Ximo Puig, por cierto, ha querido traer al Palacio Real su propuesta de descentralización del Estado y ha hablado del tema con diferentes interlocutores. El presidente valenciano ha dicho que el proyecto, arropado por el Gobierno central, “no se dirige contra nadie”, respondiendo así a Ayuso.

Foto: Félix Bolaños e Isabel Rodríguez, en el Senado. (EFE)

La relación entre el Gobierno y el PP es nula, pero en la oposición todo es gélido también, y así ha quedado demostrado en el Palacio Real. Casado ha estado apenas a unos metros de Santiago Abascal y no ha habido ningún gesto entre ambos. La distancia es llamativa especialmente después de la convención del PP y del acto de Vox de este fin de semana donde cada uno se ha distanciado aún más de su competidor.

Y un último detalle: las fuentes consultadas aseguran que en ningún momento, durante este 12 de octubre, se mencionó al Rey emérito y su posible regreso a España.

Pablo Casado Pedro Sánchez Rey Felipe VI Yolanda Díaz
El redactor recomienda