"Un solo PSOE": Pedro Sánchez busca la reconciliación con Felipe, ZP y los barones
  1. España
40.º CONGRESO FEDERAL

"Un solo PSOE": Pedro Sánchez busca la reconciliación con Felipe, ZP y los barones

El presidente del Gobierno pretende dejar atrás la imagen de transitoriedad de un partido sanchista y escenificar una reconciliación con la vieja guardia

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El 40.º Congreso Federal del PSOE será un paseo triunfal para Pedro Sánchez, quien conseguirá, esta vez sí, un cierre de filas con el aval de todas las sensibilidades internas. El presidente del Gobierno y secretario general de la formación quiere dejar atrás la imagen de transitoriedad de un partido sanchista para que se hable de "un solo PSOE". Lo que en la ponencia marco se denomina 'PSOE 2030', una hoja de ruta diseñada para el largo plazo.

Se escenificará con la presencia en Valencia de Felipe González, José Luis Rodríguez Zapatero y Joaquín Almunia, todos los ex secretarios generales vivos del partido, que intervendrán en el cónclave. El reencuentro más simbólico, tanto por las diferencias entre González y Zapatero, políticas y estratégicas, como por las decenas de declaraciones críticas contra Sánchez que tiene en su haber el que fuera secretario general del PSOE entre 1979 y 1997. Hasta el punto de que en una de sus últimas intervenciones, a propósito de los indultos a los presos del 'procés', González llegó a confesarse "huérfano de representación" en su partido. La vicesecretaria general, Adriana Lastra, y el secretario de Organización, Santos Cerdán, cerraron con González su intervención, mientras que Sánchez hizo lo propio con Zapatero.

Foto: Felipe González, junto a Pablo Motos, en 'El Hormiguero'.

El congreso federal del próximo 15 de octubre en Valencia arrancará buscando esa pretendida imagen de reconciliación y cohesión interna. El pistoletazo de salida será la celebración de una suerte de comité territorial en el que participarán todos los barones, secretarios generales y ministros socialistas del Gobierno, incluidos los que no tienen carné como Nadia Calviño y José Luis Escrivá.

Cinco años y dos semanas después del 'asesinato' en el comité federal, y la posterior 'resurrección' vía primarias como el candidato de la militancia, Sánchez se mostrará como el secretario general de todos y sin apenas rastro de críticos. Todo con un claro componente electoral, enfocado a 2023, para tensionar las estructuras del partido y resintonizar Ferraz con todos los territorios. Los barones necesitan a Sánchez y este a los barones. Incluso está prevista la asistencia de José Luis Ábalos, en un intento de normalizar la salida del Gobierno del que fuera ministro de Transportes y uno de los nombres en los que más se apoyó el presidente en sus momentos más difíciles. Un cese del que oficialmente no se ha dado ninguna explicación.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), y el exministro de Transportes José Luis Ábalos. (EFE) Opinión

Sánchez se desprenderá del sanchismo, al menos el de primera hora, dejando atrás a quien lo acompañó en las primarias y posteriormente en la dirección del partido. La mayoría de miembros de la actual ejecutiva federal se dan por amortizados, más allá de la vicesecretaria general, Adriana Lastra; el secretario de Organización, Santos Cerdán; el portavoz en el Congreso, Héctor Gómez, y en menor medida la actual presidenta del partido, Cristina Narbona.

Héctor Gómez y Eva Granados, que salta del Parlament de Cataluña al Senado y que ya fue elegida portavoz de la comisión organizadora del 40.º Congreso Federal, tendrán asiento asegurado en la nueva ejecutiva como portavoces parlamentarios. Otra de las figuras que emergen es la del ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ascendido desde la secretaría general de la Presidencia tras la remodelación del Ejecutivo. Bolaños, nuevo hombre fuerte de Sánchez tanto en Moncloa como en el partido, ya recibió el encargo de coordinar la ponencia marco y los estatutos del cónclave socialista. "Es un hombre preparado, tenaz y eficaz, que conoce como pocos las estructuras y el funcionamiento del Gobierno", lo describió el jefe del Ejecutivo cuando comunicó la crisis de Gobierno.

Se esperan nuevas caras menos conocidas en una ejecutiva más reducida, con una renovación profunda y generacional. Será la prueba del algodón de la integración o reconciliación, aunque no se esperan tantos gestos como en la remodelación del Ejecutivo. Entonces se anticipó la transformación en la dirección de los socialistas tras este cónclave.

Foto: La exvicepresidenta primera del Gobierno Carmen Calvo, en la última Fiesta de la Rosa del PSOE de León, el pasado mes de julio. (EFE)

Primero con la salida del ministro de Transportes y secretario de Organización de la formación, José Luis Ábalos, y de la vicepresidenta primera y secretaria de Igualdad, Carmen Calvo. Segundo con la inclusión de figuras que provenientes del susanismo y de la vieja guardia del PSOE como la del jefe de Gabinete en sustitución de Iván Redondo, el que fuera secretario de Organización durante la etapa de Alfredo Pérez Rubalcaba y portavoz en el Senado, Óscar López. Se dio entrada también a las ministras Isabel Rodríguez y Pilar Alegría, que fueron aliadas de Susana Díaz en aquella batalla interna.

Una búsqueda de la reconciliación cuyo alcance en la nueva ejecutiva está por determinar. De hecho, desde Ferraz insisten en que se tirará del banquillo, defendiendo una "renovación generacional". O, lo que es lo mismo, el protagonismo de perfiles con bagaje profesional y académico y experiencia de gestión, más allá de la orgánica e institucional. Caras nuevas con trayectorias no identificadas con el sanchismo.

El 40.º Congreso Federal del PSOE será un paseo triunfal para Pedro Sánchez, quien conseguirá, esta vez sí, un cierre de filas con el aval de todas las sensibilidades internas. El presidente del Gobierno y secretario general de la formación quiere dejar atrás la imagen de transitoriedad de un partido sanchista para que se hable de "un solo PSOE". Lo que en la ponencia marco se denomina 'PSOE 2030', una hoja de ruta diseñada para el largo plazo.

Pedro Sánchez
El redactor recomienda