Felipe González, sin hablar con Sánchez y "huérfano de representación política"
  1. España
EL EXPRESIDENTE ASISTE A 'EL HORMIGUERO'

Felipe González, sin hablar con Sánchez y "huérfano de representación política"

El expresidente carga contra los indultos: "La deslealtad a las reglas de juego se paga". Además, advierte sobre la polarización por el deterioro de la convivencia y la democracia. "Me horroriza la política de bloques"

placeholder Foto: Felipe González, junto a Pablo Motos, en 'El Hormiguero'.
Felipe González, junto a Pablo Motos, en 'El Hormiguero'.

En 'prime time' y en un formato distendido, presto a bromear, pero sin sortear la polémica ni aderezar sus opiniones o aligerarlas de carga reflexiva. El expresidente del Gobierno Felipe González ha cargado contra la concesión de indultos a los presos del 'procés', coincidiendo con el informe del Tribunal Supremo, durante su entrevista en el programa de entretenimiento de Antena 3 'El Hormiguero', la noche de este miércoles. "En estas condiciones, yo no haría el indulto", ha insistido y repetido, argumentando que la Constitución "no admite que nadie, unilateralmente, rompa las reglas de juego", pese a que no se trata de una Constitución militante.

Para el expresidente, la ausencia de arrepentimiento de los políticos independentistas condenados no debería centrar las razones para evitar la concesión de la medida de gracia, una prerrogativa del Gobierno. Más allá de que el arrepentimiento es una cuestión "anticuada" recogida en una ley que data del siglo XIX, para Felipe González se debe poner el foco en que los políticos encarcelados mostraron "deslealtad a las reglas de juego", lo cual, ha concluido, "se paga". Más que arrepentimiento, ha puntualizado, la pregunta sería "si están dispuestos a respetar la legalidad vigente", porque "lo fundamental es la lealtad institucional".

A pesar de ello, ha reprochado la judicialización de la política, calificándola como "desastre" y un fracaso de la política y los dirigentes políticos. "Habría que haber hecho política antes de ampararse en los jueces", ha arremetido. Con todo, ha querido hacer pedagogía sobre que no se juzga al independentismo, ideas políticas que profesan los representantes de la Generalitat, y que tras los indultos estos dirigentes demandarán amnistía y autodeterminación.

Sin entrar en la confrontación directa con el presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, el expresidente del Gobierno se ha reconocido "huérfano de representación", matizando que "no me refiero solo al PSOE". La última vez que habló con Sánchez, según reveló al entrevistador Pablo Motos, fue justo en el mismo momento en que accedió a la presidencia del Ejecutivo a través de la moción de censura contra Mariano Rajoy. Durante la formación del Gobierno de coalición, trató de comunicarse en dos ocasiones con el presidente del Gobierno, añadió, pero finalmente no pudieron hablar por cuestiones de agenda.

Foto: Vista de la fachada del Tribunal Supremo. (EFE)

Sí se ha alineado, en cambio, con el líder del PSC en el Parlament, Salvador Illa, para parafrasearlo al indicar que se debe gobernar para todos los catalanes desde la Generalitat y "superar la fractura en la sociedad catalana". Un cometido cuya receta "exige reconciliación y solo se va a conseguir desde el respeto a la legalidad".

Como viene haciendo en entrevistas e intervenciones durante los últimos meses, González ha advertido sobre la polarización y la crispación política, dado el deterioro de la convivencia y la democracia. "Me horroriza la política de bloques, que es lo contrario de lo que debemos hacer en este momento", ha zanjado, para argumentar que este contexto le invita a recordar "los pactos de la Moncloa" como espejo en el que mirarse. Un consenso que en la actualidad parece imposible, pero que entonces se acometió a pesar de que a un lado de la mesa se sentaban representantes políticos procedentes del antifranquismo y otros que provenían del franquismo. "España es un espacio público compartido, un país plural y también diverso".

Sánchez insiste en justificar unos posibles indultos

Reconociendo que el nivel de la clase política actual no está a la altura, ha tirado de ironía para definir esta situación: "Quien cree que solo sirve para ser alcalde o ser diputado, lo normal es que no sirva para eso, y se matará por entrar en las listas". Durante una reciente conversación con la exalcaldesa de Madrid Manuela Carmena, en el marco de su serie de 'podcasts' 'Sintonías infrecuentes', el expresidente ya defendió modelos de elección como el de las listas abiertas para poder elegir a los representantes sin acatar "el orden que me imponen" en las listas electorales. Asimismo, alertó sobre el hecho de que "ahora hay menos democracia interna en los partidos y más caudillismo".

González ha evitado entrar en confrontaciones gratuitas con la actual dirección del PSOE, quizá para no caer en la caricatura de su personaje como azote del sanchismo, cuando en la entrevista se le han recordado algunos episodios conflictivos. Es más, ha respaldado la gestión del Gobierno al reconocer que el plan de vacunación avanza a buen ritmo y que "la economía está rebotando, en sentido literal".

Felipe González Pedro Sánchez Indulto
El redactor recomienda