Las 50 variables del incendiario: Fiscalía alerta sobre las trabas de su proyecto estrella
  1. España
Las tripas del programa PerfilNet.Pyros

Las 50 variables del incendiario: Fiscalía alerta sobre las trabas de su proyecto estrella

El programa de inteligencia artificial que permite a los investigadores obtener un perfil psicosocial y estrechar el cerco en torno a los autores de los fuegos adolece de falta de medios

placeholder Foto: Vista de una zona arrasada por uno de los focos del incendio de Sierra Bermeja. (EFE)
Vista de una zona arrasada por uno de los focos del incendio de Sierra Bermeja. (EFE)

La Fiscalía sospecha que el incendio de Sierra Bermeja ha sido intencionado, y con esta línea de investigación sobre la mesa, una herramienta cobra especial relevancia: PerfilNet.Pyros, el programa de inteligencia artificial que, tras introducir los datos del suceso, ofrece un perfil psicosocial sobre la persona que ha podido provocarlo. ¿Cuál es el problema? La falta de medios. El Ministerio Público necesita un servidor y un equipo de asistencia técnica, por lo que su uso "va a un ritmo menor" y los datos se recopilan "de forma prácticamente manual", resume Antonio Vercher, fiscal de Sala de Medio Ambiente. En otras palabras: el programa está listo, pero la burocracia frena su potencial.

La Fiscalía de Medio Ambiente alerta sobre esta situación en su memoria de 2020. En ella, explica que PerfilNet.Pyros es el "verdadero objetivo" de las investigaciones que se centran en el perfil psicosocial del incendiario forestal y apunta a cuál sería el escenario ideal para beneficiarse del programa: "El agente cumplimentaría un sencillo formulario a través de internet con los datos del incendio que está investigando y el sistema le informaría inmediatamente de las características principales del tipo de persona que lo suele cometer (características sociodemográficas, criminológicas, geográficas, etc.), lo que podría suponer una pista a utilizar durante las pesquisas".

Foto: Un hidroavión sobrevuela la zona quemada por el fuego del incendio de Sierra Bermeja. (EFE)

El programa, de hecho, ya está listo para este uso, pero se ha atascado a la hora de ponerlo en marcha sobre el terreno: "La Fiscalía está trabajando para disponer de un servidor, con el fin de que se puedan volver a grabar cuestionarios de manera 'online', así como asistencia técnica para el mantenimiento informático del mismo", explica la memoria. Mientras no se resuelva esta cuestión, los investigadores no cuentan con un sistema informático para acceder a PerfilNet.Pyros y obtener un perfil desde cualquier dispositivo. "La Fiscalía, lamentablemente, no tiene presupuesto, depende de otros ministerios", señala Vercher, máximo responsable de la unidad de Medio Ambiente.

Esta falta de medios conlleva además un segundo problema: si los investigadores no tienen acceso al programa, la actualización de su base de datos con información de nuevos incendiarios tampoco resulta sencilla, por lo que la eficacia de PerfilNet.Pyros no mejora a medida que avanza el tiempo. La clave para entender este aspecto pasa por que es un programa de redes bayesianas, un sistema de inteligencia artificial que "aprende, razona, comunica y ayuda a obtener conclusiones a partir de los datos existentes", explica uno de los cerebros de PerfilNet.Pyros, Rosario Delgado, doctora en Martemáticas y profesora de este departamento en la Universidad Autónoma de Barcelona.

Las 50 variables del programa

PerfilNet.Pyros se apoya en una base de datos sobre los incendios forestales que han sido provocados en España y cuya autoría se ha resuelto. En total, 2.899 casos que van desde 2008 hasta 2018. Apoyándose en esta información y tras introducir las características del fuego que se está investigando, el sistema elabora un perfil psicosocial sobre la persona que puede estar detrás del mismo. "A diferencia de otras tipologías delictivas en las que la tasa de resolución del delito es alta, como es el caso de los homicidios, pocos de los autores de los incendios forestales provocados son finalmente identificados", advierte Delgado para explicar la importancia de esta herramienta.

El incendio de Sierra Bermeja está controlado, pero faltan semanas de vigilancia

Más allá de la base de datos, el sistema se resume a su vez en 50 variables. De ellas, 17 hacen referencia a los datos del propio incendio que se está investigando y que los agentes conocen de manera objetiva, lo que les permite rellenarlas desde un primer momento: "Por ejemplo, cuál es la estación del año, si el incendio se ha producido en un día festivo, la franja horaria en que ha comenzado, la comunidad autónoma, el uso principal de la superficie que se ha quemado, si hay víctimas... Y también una variable importante es quién denuncia, en el sentido de si es un vigilante, un agente forestal o simplemente un particular".

Otras cuatro variables son las llamadas 'híbridas', es decir, los agentes pueden conocerlas e incluirlas en el formulario desde un primer momento o, en caso contrario, el sistema se encarga de predecirlas para completar el perfil: "Una es el medio de ignición, ya sea un mechero, un cigarro... La segunda es el medio de transporte que el incendiario ha utilizado para llegar e irse del lugar. La tercera es el tipo de incendio, que hay cinco: impulsivo, venganza, beneficio o imprudencia, que puede ser leve o grave. La cuarta especifica a su vez el tipo de incendio. Si ha sido una imprudencia, nos dice por ejemplo que es por quema de rastrojos, por utilizar maquinaria...".

Foto: Incendio en Miraflores (Madrid) en pleno Parque Nacional de Guadarrama. (EFE)

Una vez introducidas las primeras 17 variables y, si se puede, alguna de las cuatro 'híbridas', el sistema completa el resto y los investigadores ya cuentan con el perfil psicosocial: "Las 29 variables restantes son las que indican sexo, nacionalidad, franja de edad, nivel de educación, estilo de vida, la distancia desde su domicilio hasta el lugar del incendio, si tiene buenas relaciones o es una persona un poco asocial, qué tipo de trabajo tiene, qué situación laboral, si cuenta con antecedentes policiales, si tenía cómplices, la relación con el propietario, la relación con la persona que denuncia, si se queda en el lugar del incendio, si ayuda o no en la extinción...".

De esta manera, tras rellenar entre 17 y 21 variables, el sistema responde al resto y, a medida que aumenta la base de datos, sus predicciones mejoran: "El algoritmo genera un perfil, pero al mismo tiempo aprende. No es un modelo estático, sino que autoaprende a partir de la base de datos, de manera que si esta se va actualizando, el modelo también se va modificando", explica Delgado. Esa es una de las funciones que se ven afectadas por la falta de medios de que adolece la Fiscalía. La otra, poner en marcha un sistema informático que facilite el acceso al programa. "La parte importante, la aplicación del modelo, ya está hecha", señala Delgado. Para el resto, solo queda esperar.

Incendios Inteligencia Artificial
El redactor recomienda