Vox recurrirá la ley de Memoria y el PP critica que el Gobierno se centre en "mirar atrás"
  1. España
REACCIONES DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS

Vox recurrirá la ley de Memoria y el PP critica que el Gobierno se centre en "mirar atrás"

"Necesitamos un Gobierno que dé soluciones a los problemas reales que tenemos los españoles", ha declarado la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cuca Gamarra

placeholder Foto: La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra. (EFE)
La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra. (EFE)

La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cuca Gamarra, ha criticado que el Ejecutivo central esté centrado en "mirar atrás" con la Ley de Memoria Democrática que ha aprobado el Consejo de Ministros y no se ocupe de los "muchos problemas" que tienen ahora los españoles, como el hecho de que el precio de la luz esté en máximos históricos. A su entender, "mirar hacia atrás" no va a dar "ni futuro ni esperanza".

"Lo que España necesita no es un Gobierno que esté mirando al pasado y que busque enfrentar y dividir españoles, reescribir la historia, sino que necesitamos un Gobierno que dé soluciones a los problemas reales que tenemos los españoles", ha declarado Gamarra tras reunirse en el Congreso junto al presidente del PP, Pablo Casado, con los sindicatos de Cuerpo Nacional de Policía y asociaciones de la Guardia Civil. A su juicio, es necesario "mirar hacia delante" y ha indicado que su formación apuesta, en su lugar, por una ley de Concordia.

Por su parte, el portavoz del Grupo Parlamentario de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha anunciado que su partido recurrirá ante el Tribunal Constitucional la Ley de Memoria Democrática que va a aprobar el Consejo de Ministros, y la derogará por ser "un atropello a las libertades", junto con la de memoria histórica, en cuanto los españoles les den la confianza suficiente para ello.

Espinosa de los Monteros ha afirmado en Zaragoza que "la historia debe ser para los historiadores y no nos gusta que haya un Gobierno que nos diga lo que tenemos que pensar", y ha considerado inadmisible que "se amenace con sanciones a todas las personas que tengan una idea diferente". Asimismo, ha señalado que, a su juicio, lo que se pretende con la ley "es ir poco a poco amedrentando a todos aquellos que tengan una visión distinta de la historia". "Si la ley de memoria histórica del PSOE consolidada por el PP era grave, esta ley de memoria democrática es un paso más allá. Un atropello a las libertades", ha incidido.

Con la "garantía" del recurso de Vox, el presidente de la Fundación Francisco Franco, Juan Chicharro, ha exhortado al Partido Popular a luchar "por la defensa de la libertad" frente a este anteproyecto y ha proclamado que "con ley o sin ley" nadie los va a callar. En declaraciones a Europa Press, Chicharro ha defendido que "cada uno es libre de pensar lo que quiera" y que el Gobierno "no puede negar el derecho constitucional".

Desde el lado contrario, la diputada del grupo y portavoz de En Comú Podem, Aina Vidal, ha subrayado que "echan de menos" algunos aspectos de la norma, que consideran "claramente mejorable". Según Vidal, aunque celebran que esta ley introduce "no pocos avances", aspiran a incorporar la habitación de reclamaciones económicas a las víctimas de la dictadura franquista o a contemplar las vulneraciones de los derechos humanos que tuvieron lugar durante la transición como "crímenes de la dictadura".

Foto: Félix Bolaños. (EFE)

Esta visión ha sido compartida por Izquierda Unida, que, pese a subrayar que el anteproyecto supone "un éxito para la izquierda y los colectivos memorialistas", cree que hay margen de mejora. "Ya tarda demasiado la construcción de una memoria democrática que sea mucho más que buenas palabras", ha señalado en un comunicado, para destacar que seguirá trabajando, desde el grupo parlamentario de Unidas Podemos, para que algunas de las propuestas formuladas por esta formación y aún no recogidas en la ley tengan su "plasmación" a lo largo del debate parlamentario.

El líder de Más País, Íñigo Errejón, se incluye en esta opinión y manifiesta una "sensación agridulce", al considerar "tibia" a una norma que "llega tarde para mucha gente". No obstante, ha recalcado la necesidad de este texto, que, a su juicio, "por fin" pone a España "a la altura de las democracias avanzadas europeas que no tratan de ocultar su pasado violento ni de utilizarlo como arma política".

Foto: Vista general del Valle de los Caídos. (Reuters)

También ve "muy insuficiente" a esta ley la CUP, que, además, considera que el presidente del PP, Pablo Casado, "asiente", con su silencio, las palabras del exministro de la Transición Ignacio Camuñas negando el golpe de Estado de 1936 y responsabilizando al Gobierno de la República de la Guerra Civil, un hecho al que también se ha referido el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, que ha opinado que "los salvajes", como Camuñas, están "envalentonados". En rueda de prensa en la Cámara Baja, Rufián también ha recordado que su formación ya se opuso hace 14 años a la vigente Ley de Memoria Histórica y ha defendido que el tiempo les ha dado "la razón" y que la nueva norma evidencia que aquella era insuficiente.

Partido Popular (PP) Vox Leyes Memoria histórica
El redactor recomienda