El juez imputa a Repsol y CaixaBank por el espionaje de Villarejo a Del Rivero
  1. España
por cohecho y revelación de secretos

El juez imputa a Repsol y CaixaBank por el espionaje de Villarejo a Del Rivero

Investiga la relación entre Villarejo y las dos empresas tanto por la posible ilegalidad del servicio contratado como por la condición de funcionario público que ostentaba el comisario

placeholder Foto: El expresidente de La Caixa, Isidre Fainé (i), conversa con el de Repsol, Antoni Brufau (d) en 2011. (EFE)
El expresidente de La Caixa, Isidre Fainé (i), conversa con el de Repsol, Antoni Brufau (d) en 2011. (EFE)

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón ha imputado a Repsol y CaixaBank como personas jurídicas por cohecho y revelación de secretos por su presunta participación en la contratación del comisario jubilado Jose Manuel Villarejo para llevar a cabo una operación contra el expresidente de Sacyr, Luis del Rivero. En la causa ya constan como investigados tanto el presidente de Repsol Antonio Brufau como el expresidente de CaixaBank, Isidre Fainé.

La investigación se centra en la contratación del comisario para espiar al expresidente de Sacyr y desbaratar su intento de hacerse con el control de la petrolera con la ayuda de Pemex. El espionaje fue bautizado como proyecto Wine y se llevó a cabo entre 2011 y 2012. Según Anticorrupción, su precio ascendió al menos a 389.400 euros, haciendo frente cada empresa a la mitad de dicho importe. En diferentes informes de Villarejo se pone de manifiesto la investigación sobre Del Rivero y su entorno, llegando a controlar las personas con quienes mantenía contacto y, como destaca el juez en su auto, presuntamente accediendo a información referida a sus llamadas telefónicas.

Foto: El presidente de Repsol, Antonio Brufau (d), conversa con el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en una imagen de archivo de 2014. (EFE)

En el caso de Repsol, el juez subraya además un segundo encargo realizado a Villarejo en 2014, "referido a la necesidad de acreditar que un determinado directivo se había ausentado sin causa justificada a una reunión programada de la comisión de que formaba parte". Una vez más, el temor pasaba por las maniobras de Pemex y, en concreto, por los motivos por los que el entonces representante de la petrolera mexicana en el consejo de administración de Repsol, Arturo Henríquez Autrey, no asistió a una cita clave en la que se acordó la remodelación de la estructura de la multinacional y el nombramiento del expresidente del PNV Josu Jon Imaz como nuevo consejero delegado.

A la vista de estos indicios, el juez requiere a Repsol y a CaixaBank que designen un representante para llevar a cabo una comparecencia en la que se informará de los hechos que se les atribuyen. Una vez celebrada, el magistrado tomará declaración a sus respectivos representantes el 26 de julio a las 10 de la mañana. En el auto notificado este jueves, García-Castellón apunta para ello a que consta indiciariamente acreditado que ambas compañías, a través de sus responsables de Seguridad, realizaron un encargo directo a Villarejo cuando se encontraba en servicio activo en el Cuerpo Nacional de Policía.

Las cuatro facturas

La sospecha de que las cúpulas de ambas compañías estaban al tanto del encargo contra Del Rivero marcó la investigación desde el primer momento. "Se ha podido identificar entre la documentación intervenida en formato digital la existencia de determinados pagos fraccionados en el tiempo por parte de Repsol y Caixabank al Grupo Cenyt [la empresa de Villarejo], reflejados en cuatro facturas", explicaba García-Castellón en abril.

Los investigadores subrayan a su vez que estas facturas se justificaron como supuestas "estrategias para la ubicación y recuperación de datos electrónicos", sobrepasando así los departamentos de Seguridad y llegando hasta las propias compañías como presuntas responsables de eludir sus controles internos.

Foto: El presidente de Repsol, Antonio Brufau, a su salida este viernes a la Audiencia Nacional. (EFE)

"Así pues, las investigaciones practicadas hasta el momento permiten sospechar que existieron omisiones relevantes en la diligencia exigible a las dos entidades", argumenta el juez en el auto notificado este jueves. "Ante esta situación, resulta necesario esclarecer hasta qué punto las medidas implantadas en los respectivos programas de cumplimiento podrían haber evitado la comisión de las infracciones investigadas".

Tras conocerse la imputación, Repsol ha emitido un comunicado en el que incide en que "ni hubo incumplimiento ni infracción de norma alguna, ni era posible conocer que ninguna persona relacionada con Cenyt tuviese la condición de funcionario en activo, puesto que se había permitido y ocultado ex profeso dicha condición por quienes tenían la capacidad para hacerlo". En cualquier caso, asegura que colaborará "sin restricción con la Justicia en el esclarecimiento de los hechos".

En nombre y por cuenta de la empresa

El magistrado explica en su auto que para imputar a una persona jurídica se exige que el delito sea cometido en beneficio directo o indirecto de la entidad. En este caso, señala que las facturas emitidas por Villarejo en ejecución de los trabajos de investigación fueron abonadas por Caixabank y Repsol, "poniendo de manifiesto que la actuación de los investigados se llevó a cabo en todo momento en nombre y por cuenta de la propia compañía". Según defiende, la relación entre Villarejo y las dos empresas pudo incurrir en una actuación delictiva tanto por la legalidad del servicio contratado como por la condición de funcionario público del comisario.

Foto: Sede de Repsol en Madrid. (Reuters)

CaixaBank y Repsol remitieron en su momento al juez documentación en la que apuntaban a su convicción de que al contratar a Villarejo simplemente estaban recurriendo a servicios de seguridad privada, pero el juez considera llamativo que no comprobaran quién era el comisario cuando sus respectivos jefes de Seguridad también habían sido policías nacionales. Por mucho que ninguno de ellos se encontrara ya en activo, apunta a que debían conocer el escalafón de los miembros del Cuerpo Nacional de Policía para saber que Villarejo todavía ejercía como policía en activo entre 2011 y 2012.

Repsol y CaixaBank se suman así a un listado de imputados en el que también consta BBVA desde 2019. De forma paralela, la Fiscalía Anticorrupción ha pedido que se impute a Iberdrola Renovables por las operaciones encubiertas que encargaron a Villarejo, solicitud a la que el magistrado todavía no ha respondido.

Repsol Comisario Villarejo Jueces Luis del Rivero Audiencia Nacional
El redactor recomienda