Repsol espió la 'fuga' de un consejero de Pemex a un partido del Madrid en Múnich
  1. España
pago a villarejo

Repsol espió la 'fuga' de un consejero de Pemex a un partido del Madrid en Múnich

Encargó al excomisario investigar la ausencia del consejero representante de Pemex en un consejo clave para ver un partido de semifinales del Real Madrid contra el Bayern de Munich

placeholder Foto: Antonio Brufau, presidente de Repsol. (EFE)
Antonio Brufau, presidente de Repsol. (EFE)

La imputación del presidente de Repsol, Antoni Brufau, y del presidente de Criteria Caixa y Fundación Bancaria Caixa, Isidre Fainé, por contratar a la empresa de Villarejo para investigar el asalto de Luis del Rivero y Pemex a la energética española encierra una derivada casi cómica. Los agentes de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional encargados del caso Tándem han descubierto que Repsol también recurrió al comisario para averiguar los motivos por los que el entonces representante de la petrolera mexicana en su consejo de administración, Arturo Henríquez Autrey, no asistió a una cita clave para el futuro de la compañía.

Según han confirmado a El Confidencial fuentes próximas al caso, el encargo gira en torno al consejo de administración que celebró Repsol el 30 de abril de 2014, en el que se acordó la remodelación de la estructura de la multinacional y el nombramiento del expresidente del PNV Josu Jon Imaz como nuevo consejero delegado. El consejero de Pemex no participó en la cita y la cúpula de Repsol se movilizó para averiguar las razones de su ausencia. En ese momento, Brufau y Pemex acumulaban ya tres años de conflicto abierto por el control del gigante español del petróleo.

El informe forensic que tuvo que encargar Repsol a KPMG para rastrear sus vínculos con Villarejo, tras la apertura de esta pieza separada del caso Tándem, ha revelado ahora que la mano derecha de Brufau en la compañía y secretario general del consejo, Luis Suárez de Lezo, ordenó personalmente investigar la ausencia del representante de Pemex. La instrucción fue ejecutada por el entonces director de seguridad de Repsol, Rafael Araújo, que decidió encargar ese trabajo a la agencia del comisario Villarejo, Grupo Cenyt.

Foto: Isidre Fainé (La Caixa) y Antonio Brufau (Repsol). (EFE)

Las pesquisas dieron resultado, según han confirmado a El Confidencial fuentes próximas al caso. Los investigadores de Asuntos Internos han comprobado que la empresa del presunto cabecilla de Tándem cazó al representante de Pemex en la terminal de personalidades del aeropuerto de Barajas, el 30 de abril de 2014, cuando estaba a punto a subirse a un avión rumbo a Munich. Grupo Cenyt descubrió que iba a desplazarse a Alemania en compañía del entonces presidente de Endesa, Borja Prado, como reveló en su día este diario.

Henríquez se había saltado la reunión del consejo de administración de Repsol para ver el partido de vuelta de la Champions League que ese día por la noche enfrentó al Real Madrid contra el Bayern de Munich. El encuentro terminó 0-4 y supuso el pase del equipo blanco a la final del torneo, que terminaría ganando tras imponerse al Atlético de Madrid en Lisboa.

La agencia de Villarejo no sólo tomó imágenes de Henríquez en Barajas. También consiguió fotografías del palco del Allianz Arena, el estadio del conjunto alemán, en las que se identificaba claramente al consejero nombrado por la petrolera mexicana junto a Borja Prado. Días después del encargo, el 5 de mayo de 2014, el Grupo Cenyt giró a Repsol una factura de 24.200 euros IVA incluido por ese servicio en concepto de “servicio de análisis de información y seguridad”.

Se abonó con fondos del capítulo de "gastos presupuestados de la dirección de seguridad corporativa"

El forensic de KMPG señala que este desembolso fue autorizado por Araújo y que se abonó con fondos del capítulo de “gastos presupuestados de la dirección de seguridad corporativa”. El propio Araújo confirmó los hechos cuando declaró como imputado ante el instructor del caso, el juez Manuel García-Castellón, el 15 de diciembre de 2020.

Tras el encargo al Grupo Cenyt, el conflicto de Pemex y Repsol entró en la fase final. En junio de 2014, la petrolera mexicana salió del capital de la española con la venta de su participación del 7,86% por desavenencias con Brufau. La operación se cifró en 2.100 millones de euros. Y, en enero de 2015, se hizo efectiva la marcha de Henríquez del consejo de administración.

Además de este trabajo puntual de 2014, el juez García-Castellón considera acreditado de manera indiciaria que, entre 2011 y 2012, Brufau y Fainé autorizaron el pago conjunto a Villarejo de un total de 389.400 euros para financiar la denominada operación Wine de espionaje a Luis del Rivero para tratar de anticiparse a sus movimientos junto a Pemex para tomar el control de la energética española.

Repsol Pemex Antonio Brufau Noadex
El redactor recomienda