El juez del caso Villarejo imputa a Brufau y Fainé por el espionaje a Del Rivero
  1. España
ATIENDE LA PETICIÓN DE ANTICORRUPCIÓN

El juez del caso Villarejo imputa a Brufau y Fainé por el espionaje a Del Rivero

La contratación de Villarejo por parte de Repsol y CaixaBank se enmarca en el intento de Del Rivero de hacerse con el control de la primera empresa con la ayuda de la petrolera Pemex

placeholder Foto: El presidente de Repsol, Antonio Brufau. (EFE)
El presidente de Repsol, Antonio Brufau. (EFE)

El juez del caso Villarejo, Manuel García-Castellón, ha imputado al presidente de Repsol Antonio Brufau y al expresidente de CaixaBank, Isidre Fainé, por un posible delito de cohecho activo. Ambas empresas contrataron entre 2011 y 2012 al comisario para espiar al expresidente de Sacyr, Luis del Rivero, un encargo que, según sostiene la Fiscalía Anticorrupción y comparte el magistrado, contó "indiciariamente" con la participación de Brufau y Fainé. Tras la imputación en 2019 del expresidente del BBVA, Francisco González, ellos serán los siguientes pesos pesados del Ibex 35 en desfilar por la Audiencia Nacional como investigados.

La contratación de José Manuel Villarejo por parte de ambas empresas se enmarca en el intento de Del Rivero de hacerse con el control de Repsol con la ayuda de la petrolera mexicana Pemex. Los investigadores sostienen que este plan arrancó cuando todavía era accionista de Repsol y presidente de Sacyr, momento en el que trató de "conseguir casi un tercio del total de las acciones". "Dicha maniobra habría sido detectada por Repsol YPF que, con la ayuda de CaixaBank, paralizaría de manera temporal el desarrollo del plan elaborado por Luis Fernando del Rivero, retirándolo de la presidencia de Sacyr Vallehermoso", apuntaba Anticorrupción y asume el juez.

Foto: El presidente de Repsol, Antonio Brufau (d), conversa con el expresidente de CaixaBank Isidre Fainé (i), en una imagen de archivo de 2014. (EFE)

La situación parecía resuelta, pero Del Rivero supuestamente siguió con su plan y Repsol y CaixaBank contrataron a Villarejo para abortarlo mediante el proyecto Wine ('vino' en inglés, en referencia a la denominación Ribera, por su parecido con el apellido del investigado). "La investigación sobre Luis del Rivero, en el contexto de su pacto con Pemex para incrementar de manera notable su participación en Repsol, S.A., fue una reacción conjunta promovida por los dos presidentes de las compañías, el propio Isidro Fainé Casas —por CaixaBank— y Antonio Brufau Niubó —por Repsol—", sostiene el magistrado en su auto.

En noviembre, el juez ya imputó al exdirector de Seguridad Corporativa de Repsol, Rafael Araujo, y al que fuera su homólogo en CaixaBank, Miguel Ángel Fernández Rancaño, por estos hechos. Además de Brufau y Fainé, al listado de investigados se suman ahora Luis Suárez de Lezo, secretario general de Repsol hasta enero de 2020; Juan de Amunategui, exdirector corporativo de servicios patrimoniales; Joaquín Uris, exdirector corporativo de gestión patrimonial, y Antonio Massanell, ex director general de medios de CaixaBank. García Castellón solicita también a Asuntos Internos que "analice las agendas de José Manuel Villarejo en lo que se vincula a la presente causa".

De las facturas a las reuniones

La sospecha de que Brufau y Fainé estaban al tanto del encargo marcó la investigación desde el primer momento. Tras analizar la documentación incautada a ambas empresas, el magistrado destaca en su auto la existencia de proyectos económicos con dos minutas que apuntan de forma directa al proyecto Wine. La primera, condicionada al éxito de la operación, comenzaba con un desembolso de 450.000 euros a los que se añadían 475.000 adicionales. La segunda, sin condicionamiento alguno, comenzaba con una aportación de 375.000, añadiendo a la cuantía original otros 300.000.

"Se ha podido identificar entre la documentación intervenida en formato digital la existencia de determinados pagos fraccionados en el tiempo por parte de Repsol y CaixaBank al Grupo Cenyt, reflejados en cuatro facturas", explica García-Castellón. Anticorrupción subraya a su vez que estas facturas se justificaron como supuestas "estrategias para la ubicación y recuperación de datos electrónicos", sobrepasando así los departamentos de Seguridad. El pasado diciembre, el propio Fernández Rancaño reconoció al juez que iba informando sobre el encargo al presidente de CaixaBank: "Señaló que, tras recibir del investigado José Manuel Villarejo los informes elaborados, despachaba directamente estos temas con el propio Isidro Fainé", sostiene el auto.

Foto: Luis del Rivero llega a la Audiencia Nacional en una imagen de archivo. (EFE)

Respecto a Brufau, el instructor subraya además el informe del 'chief compliance officer' de Repsol, Enrique Hernández Pérez, en el que se realiza una revisión de la regularidad de la contratación de Cenyt o vinculadas y en el que se apunta a “la intervención” del presidente. “En efecto, recoge dicho informe que probablemente en alguna de las habituales conversaciones que Antonio Brufau mantenía con el presidente de CaixaBank Isidro Fainé —apuntando así también a éste—, y dada la confluencia de intereses de ambos en defenderse frente a Luis del Rivero y Pemex, acordaron compartir los servicios de información contratados al Grupo Cenyt”, dice el auto

Esta idea se ve reforzada por 'Charla-2.11.11', un documento incautado en la casa de Rafael Redondo, el socio de Villarejo. Como adelantó El Confidencial, ocupa 11 páginas y resume la reunión que el comisario o sus hombres mantuvieron el 2 de noviembre de 2011 con los responsables de Seguridad de cada una de las empresas, así como con el número dos de este departamento en Repsol, Rafael Girona. "R [Araujo] insiste que cuando MA [Fernández] le llama y le dice que van juntos, BRU [Brufau] le confirma que ya habló con FAI [Fainé] en ese sentido", puede leerse en el mismo.

placeholder Consulte aquí el documento íntegro.
Consulte aquí el documento íntegro.

En un segundo informe incautado por los investigadores, el comisario detalla a su vez "los medios humanos y técnicos" que necesitaba para llevar a cabo el proyecto Wine:

  • Un dispositivo de captación activa de 'info'.
  • Ocho dispositivos I.C. de comunicaciones.
  • Cuatro dispositivos de contramedidas I.C.
  • Tres bases estáticas y una externa de apoyo de emergencia.
  • Doce coches y cinco motos para vigilancia/transporte.
  • Tres vehículos base para comunicaciones.
  • Elementos varios de transmisión dúplex.
  • 'Software' y 'Hardware' para acceder a determinados bancos de datos.
  • Infraestructura de análisis y muestreo de soportes para análisis documental.
  • Procedimientos de contraste utilizados en reproducción de documentos.
  • Equipos de audio para grabaciones convencionales.
  • Equipos de captación de audio en ambientes hostiles.
  • Equipos ópticos varios fotografía/vídeo.
  • Equipos ópticos captadores de imágenes en situaciones adversas.
placeholder Consulte aquí el documento íntegro.
Consulte aquí el documento íntegro.

Con este material, Villarejo supuestamente pinchó teléfonos, desde el de Del Rivero hasta el de su mujer: "Cada número de teléfono consta de tres columnas, denominadas 'Hace', 'Recibe' y 'En blanco', en la cual se indica el número de teléfono con los cuales se intercambia llamadas o SMS", explica la Fiscalía. "Se ha realizado un muestreo aleatorio de contactos, utilizando como universo del análisis los últimos 45 días, con el fin de evaluar la evolución de su actividad cotidiana en este tiempo. Se tiene en cuenta el sesgo corrector que supone los contactos no detectados, así como los celebrados en el extranjero", detallaba el comisario en otro de sus informes.

A la vista de estos documentos, Anticorrupción pidió la imputación de Brufau y Fainé por "la comisión de delito de cohecho activo (...) al haber indiciariamente participado de manera directa en la contratación del investigado José Manuel Villarejo Pérez". La petición ha sido atendida por el juez, que ahora tendrá que fijar una fecha para tomarles declaración como investigados. Tras más de tres años de investigación, pesos pesados del Ibex 35 vuelven a verse salpicados por el caso Villarejo.

Fuentes próximas a Isidro Fainé señalan que, por respeto a la autoridad judicial y al Ministerio Fiscal, solo va a hacer declaraciones en sede judicial. Desde el entorno del banco, defienden que la cuantía abonada para el encargo no es comparable a la que otros casos como el de BBVA y desmarcan a su expresidente del conocimiento de la identidad de la empresa elegida para investigar el movimiento de Del Rivero ni de esta estuviera vinculada a VIllarejo. Las reuniones informativas -dicen- no eran tales sino simples y breves alusiones a la marcha de estas pesquisas en encuentros más genéricos.

Antonio Brufau Isidre Fainé Fiscalía Anticorrupción Audiencia Nacional Luis del Rivero
El redactor recomienda