El expresidente de Sacyr asegura al juez que Villarejo le ofreció un plan para protegerle
  1. España
EN SU DECLARACIÓN COMO TESTIGO

El expresidente de Sacyr asegura al juez que Villarejo le ofreció un plan para protegerle

Su declaración se enmarca en la pieza 21 del caso Tándem, que investiga la contratación de Villarejo por parte de CaixaBank y Repsol entre 2011 y 2012 para investigar a Del Rivero

placeholder Foto: El expresidente de Sacyr, Luis del Rivero, sale de la Audiencia Nacional. (EFE)
El expresidente de Sacyr, Luis del Rivero, sale de la Audiencia Nacional. (EFE)

El expresidente de Sacyr, Luis del Rivero, ha asegurado este jueves en su declaración como testigo ante la Audiencia Nacional que, en septiembre de 2011, el comisario José Manuel Villarejo se puso en contacto con su jefe de Seguridad, Rodrigo Álvarez Vázquez, para ofrecerle un supuesto plan de protección ante los intentos de quitarle el mando la constructora, como finalmente ocurrió en octubre de ese año, señalan fuentes jurídicas. Su declaración se enmarca en la pieza 21 del caso Tándem, que investiga la contratación de Villarejo por parte de CaixaBank y Repsol para que investigara el plan de Del Rivero y Pemex para tomar el control de la petrolera española.

Las fuentes consultadas apuntan a que Del Rivero ha explicado que Rodrigo Álvarez llegó a reunirse hasta en tres ocasiones con el propio Villarejo y una cuarta con el comisario Enrique García Castaño, alias el Gordo, para abordar el plan de protección que ofertaban. En uno de estos encuentros, los policías supuestamente les entregaron un informe en el que se reflejaba la operación que se había puesto en marcha contra Del Rivero, pero este ha afirmado que rechazó la oferta y no volvió a tener noticias del comisario. En cuanto al precio que Villarejo ponía a sus servicios, Del Rivero ha dicho que pedía 75.000 euros, pero que nunca le pagaron nada.

Foto: El excomisario Villarejo. (EFE)

La declaración del expresidente de Sacyr llega después de que este martes declararan como imputados el exjefe de Seguridad de CaixaBank, Miguel Ángel Fernández Rancaño, su homólogo en Repsol, Rafael Araujo, y el número dos de este último, Rafael Girona. El primero de ellos reconoció al juez que el expresidente del banco, Isidre Fainé, estaba al tanto de la investigación que se llevó a cabo contra Del Rivero desde finales de 2011 hasta comienzos de 2012, mientras que Araujo reconoció a su vez que la idea de contratar a Villarejo fue suya. Los investigadores sospechan que Repsol y CaixaBank pagaron hasta 413.600 euros al comisario por estos servicios.

Sobre el precio que Villarejo ponía a sus servicios, Del Rivero ha dicho que pedía 75.000 euros, pero que nunca le pagaron

En cuanto al espionaje que Villarejo llevó a cabo contra Del Rivero y su familia, Araujo aseguró que nunca se le encargó tal cosa, sino que solo le pidieron averiguar la posible estrategia entre Pemex y el empresario, si había algún banco implicado, si eran caballos de Troya de alguna otra petrolera o si había algún topo en la compañía. Tanto él como los otros dos exjefes de Seguridad defendieron a su vez que recurrieron a él porque su empresa, Cenyt, contaba con reconocido prestigio en aquel momento, tratando de desmarcarse de que el comisario siguiera en activo en el momento del encargo, lo que encaja con un posible delito de cohecho.

placeholder El excomisario Villarejo. (EFE)
El excomisario Villarejo. (EFE)

Villarejo les presentó al menos dos informes sobre Del Rivero en mayo de 2012, cuando el ingenierio de Caminos de origen murciano acababa de dimitir como consejero de Sacyr después de que en 2011 un consejo extraordinario de administración aprobase su destitución como presidente. Con la salida de Del Rivero, Demetrio Carceller, primer accionista de la constructora —a la par con Del Rivero— y próximo a Antonio Brufau, presidente de Repsol, abortaba la petición de Sacyr (20% del capital) de fusionar la petrolera española con Pemex (9,8%), objetivo que también interesaba a CaixaBank por tener participaciones en el grupo (12%).

Foto: Luis del Rivero llega a la Audiencia Nacional en una imagen de archivo. (EFE)

Lo que hizo Villarejo en estos dos informes fue monitorizar todas las compras y ventas por parte del constructor murciano sobre acciones de Sacyr, de la que llegó a tener un 13,74%. El expresidente del grupo de ingeniería e infraestructuras comenzó a desprenderse de esa participación tan pronto como dimitió como consejero, momento en el que varios ‘hedge funds’ o inversores oportunistas empezaron a atacar la cotización del grupo tomando posiciones cortas. El informe relaciona las operaciones de venta de Luis del Rivero con las apuestas bajistas de dos de estos fondos buitre. En concreto, de Jabre Capital Partners y de Zadig Gestsopm Luxembourg.

Repsol y CaixaBank sospechaban que Del Rivero estaba maniobrando con la ayuda de estos dos grandes fondos internacionales para hundir la acción de Sacyr y pidieron a Villarejo que rastreara la hemorragia de participaciones. Como se refleja en uno de los informes, el policía bautizó el expediente con el nombre en clave de proyecto Wine ('vino' en inglés, en referencia a la denominación Ribera, por su parecido con el apellido del investigado). La tarea se prolongó durante varias semanas, según reflejan documentos internos de la operación, a los que tuvo acceso El Confidencial. Respecto al papel del director de Seguridad Corporativa de Repsol y su homólogo en La Caixa, la Fiscalía Anticorrupción apuntaba en un reciente escrito a que ambos "han resultado identificados por desempeñar un papel activo en esta ilícita contratación".

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Audiencia Nacional Jueces Comisario Villarejo
El redactor recomienda