Sobran dosis de AstraZeneca y faltan vacunas para los jóvenes mientras crecen los casos
  1. España
EN PLENO DEBATE SOBRE EL OCIO NOCTURNO

Sobran dosis de AstraZeneca y faltan vacunas para los jóvenes mientras crecen los casos

Varias comunidades lamentan que la escasez de viales retrasa el ritmo de vacunación entre la población joven. Cataluña cierra el ocio nocturno mientras Castilla y León pide un toque de queda

Foto: Una joven recibe la vacuna contra el coronavirus en San Sebastián. (EFE)
Una joven recibe la vacuna contra el coronavirus en San Sebastián. (EFE)

A pesar de los múltiples contratiempos que ha encadenado la administración de la vacuna de AstraZeneca —retrasos en los envíos, parones por la aparición de trombos, revisión de estrategias de inoculación—, algunas comunidades ya no necesitan más viales de esta marca. De hecho, hay excedentes. Tienen suficiente 'stock' para cubrir los segundos pinchazos de los mayores de entre 60 y 69 años y de los trabajadores esenciales que hayan optado por este suero. Sin embargo, faltan dosis del resto de farmacéuticas —las remesas de Pfizer se reducen este mes a la mitad, frente a las 10.775.700 unidades que se recibieron en junio—, justo las que se deben destinar a los jóvenes mientras se multiplican los contagios en este colectivo.

El presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha remarcado este martes que no hay vacunas para inmunizar a los más jóvenes; de hecho, se disculpó ante este colectivo por no contar con los viales necesarios. Muchas otras autonomías también han lamentado el frenazo que la menor recepción de dosis va a provocar en la campaña. Sin embargo, desde el ministerio no comparten esta lectura, defienden que el volumen de unidades sigue siendo muy alto y recuerdan que se han llegado a poner cerca de 800.000 inyecciones al día, una de las tasas más altas de la Unión Europea. Pero aunque el recorte estaba previsto, coincide con un momento crítico, con la aparición de multitud de brotes a lo largo y ancho del país ligados a fiestas, botellones, conciertos y viajes de fin de curso, y con la expansión de la variante delta. Así, los casos se disparan día a día. La incidencia acumulada en el rango de edad de los 12 a los 19 años es de 652 positivos por cada 100.000 habitantes, y entre los que tienen entre 20 y 29 sube hasta los 717, según los últimos datos publicados. Cifras preocupantes.

Foto:  Asistentes a la última jornada del Vida'21, el primer festival multitudinario que se celebra en España tras la pandemia. (EFE)

Por ejemplo, en Navarra, un viaje de fin de estudios a Salou por parte de varios jóvenes de la comunidad ha dejado, de momento, un millar de contagiados, sin olvidar el megabrote ligado a Mallorca con ramificaciones en 13 autonomías, y que solo en Madrid suma 964 afectados. Son dos muestras de cómo se está multiplicando el virus. Por ello, muchas comunidades han decidido acelerar la administración de dosis en los rangos de edad más bajos, desde los 16 y hasta los 29 años. El País Vasco permitirá la reservas de citas para este grupo desde este viernes y Madrid lo hará a partir de la semana que viene, según han anunciado las respectivas consejerías.

Dudas sobre la estrategia

Aun así, a pesar de los intentos y esfuerzos por conseguir darle la vuelta a los datos vía vacunación, las dudas se multiplican por la falta de viales. El ritmo de administración podría no ser suficiente para atajar cuanto antes los contagios entre los jóvenes. El límite de edad que se estableció cuando aparecieron los primeros casos de trombos ligados a la administración de AstraZeneca —unos coágulos muy infrecuentes, pero que fueron detectados en población joven vacunada, de ahí su no administración en determinados grupos— fue contestado por varias comunidades. Y las críticas por esa decisión podrían volver a multiplicarse ahora. Precisamente, el consejero de salud de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha vuelto a reprochar este martes la decisión que adoptó entonces el Ministerio de Sanidad de no inocular esta marca a menores de 60 años.

Foto: File photo: a company logo is seen at the astrazeneca site in macclesfield

Desde el ministerio, insisten en que no se va a abordar una nueva revisión de la estrategia de vacunación para dar salida a los viales de AstraZeneca que comienzan a agolparse en las neveras, permitiendo, por ejemplo, que aquellas personas que no tengan inconveniente en recibir este suero puedan optar por él. De hecho, y aunque las dosis que han llegado han sido mínimas, tampoco se ha terminado de concretar qué pasará con las unidades Janssen. La vacuna monodosis estaba llamada a ser uno de los grandes revulsivos, por su practicidad, pero no ha cumplido las expectativas. Primero, por la falta de viales, y segundo, por la aparición también de trombos ligados a su inoculación. De hecho, no se está administrando en la población general menor de 40 años, salvo casos excepcionales, por ejemplo, en jóvenes que se van de Erasmus.

Restricciones en el aire

Y en el ambiente, la posibilidad de que se vuelvan a imponer mayores restricciones al ocio nocturno. De momento, algunas comunidades ya han decidido dar el paso. Es el caso de Cataluña, que este martes ha anunciado que a partir de este fin de semana se volverá a cerrar el interior de los locales, además de imponer más limitaciones en la celebración de acontecimientos al aire libre. Medidas similares a las que ya adoptó Cantabria, con limitaciones para bares y discotecas en aquellos municipios con alta incidencia del virus. Además, Castilla y León ha anunciado que propondrá al Gobierno central la aplicación de un toque de queda entre la una y las seis de la madrugada y una vuelta a un uso más exigente de las mascarillas. Peticiones que ya han sido descartadas por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que en visita oficial a Estonia, preguntado por los periodistas, ha respondido que "no es necesario aprobar nada más" que lo ya acordado por el ministerio y las autonomías.

Foto: Vacunación en el Wizink Center (Madrid). (EFE)

De hecho, aunque muchas comunidades hayan decidido endurecer medidas, otras lo han descartado. Es el caso de Andalucía, Castilla-La Mancha y Madrid. En este sentido, Ruiz Escudero ha explicado que "el planteamiento es no tocar las medidas que hemos planteado", si bien ha avanzado que se pondrá en marcha una campaña específica para la concienciación de jóvenes.

AstraZeneca, en la nevera

Fuentes de las consejerías de Sanidad de Aragón y Cantabria confirman a El Confidencial que con los viales que almacenan de AstraZeneca tienen aseguradas las segundas dosis pendientes. Por ejemplo, en esta última comunidad, 40.000 personas están a la espera de ese pinchazo, frente a las 47.000 unidades reservadas. "Hemos ajustado con el ministerio las dosis que precisamos, más un pequeño suplemento para hipotéticas contingencias", explican desde el departamento.

En Euskadi, no se atreven a decir que "sobran", pero lo cierto es, atendiendo a los datos que facilita Osakidetza, que la comunidad guarda 187.000 unidades, frente a las 158.126 personas para las que se han reservado esos viales. Es decir, el excedente roza las 30.000 dosis. Madrid es otra de las comunidades que tienen cubiertas sus necesidades respecto a la vacuna de AstraZeneca: las más de 300.000 dosis reservadas garantizan el segundo pinchazo de los colectivos para los que está destinado este suero.

Ministerio de Sanidad Pfizer
El redactor recomienda