Sí, algunos vacunados (pocos) aún fallecen de covid, pero entra dentro de lo normal
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
Internacional

Sí, algunos vacunados (pocos) aún fallecen de covid, pero entra dentro de lo normal

Las vacunas no tienen una efectividad del 100%, por lo que algunas personas seguirán siendo vulnerables al virus a pesar de haber recibido la pauta de vacunación completa

Foto: EC Diseño.
EC Diseño.

Reino Unido se enfrenta a una oleada de la variante delta, en la que la mitad de las muertes por covid-19 registradas recientemente son de personas que ya estaban vacunadas. No obstante, los médicos y científicos no han dado la voz de alarma, a pesar de que la proporción de muertes entre la población ya vacunada es, en apariencia, alta.

Al contrario, dicen que, por ahora, las cifras parecen confirmar que las vacunas proporcionan un nivel de protección considerable ante la variante, en especial tras recibir las dos dosis. La variante delta fue detectada por primera vez en la India y ya se ha extendido al menos a 85 países, incluido Estados Unidos, donde se estima que ya es la variante más común.

La situación que se vive en el Reino Unido hace del país un campo de pruebas para ver cómo las vacunas lidian con ello. La variante delta se propaga a gran velocidad por territorio británico, con 146.000 casos detectados en la última semana, lo que constituye un aumento del 72% en comparación con la semana anterior. El país anglosajón también está entre los líderes mundiales en la identificación, a través de test y de secuenciación genética, de las variantes predominantes del virus. A mediados de junio, un 97% de los casos registrados era de la variante delta, que continúa propagándose por un Estado con una de las tasas de vacunación más altas del mundo: un 85% de todos los adultos del país ha recibido al menos una dosis de la vacuna, y un 63%, las dos.

Foto: Dos personas pasean con mascarilla por el centro de Valladolid. (EFE)

La propagación de la variante ha llevado al Gobierno británico a atrasar un mes, al 19 de julio, el levantamiento de las restricciones por covid. No obstante, los ministros confían cada vez más en que las restricciones se podrán levantar como estaba previsto, ya que las vacunas han logrado interrumpir la relación entre las sucesivas variantes, la posterior hospitalización y las muertes.

El Departamento de Salud y Asistencia Social de Reino Unido (Public Health England) ha publicado cifras que indican que 117 de los 92.000 casos de la variante delta registrados hasta el 21 de junio han resultado en la muerte del paciente. Un 46% (50 de ellos) había recibido la pauta de vacunación completa.

No obstante, los expertos opinan que esto no sugiere que la nueva variante tenga una habilidad preocupante para evadir las vacunas y dejar al paciente en estado grave, sino que reflejan la eficacia de la vacuna. Hay tres razones principales.

117 de los 92.000 casos de la variante delta han resultado en la muerte del paciente, lo que, según los expertos, solo refleja la eficacia de la vacuna

En primer lugar, la vacuna no tiene una eficacia del 100%. No todos los que la reciban reaccionan a ella de la misma manera. Es más probable que una persona joven y sana tenga una reacción más fuerte que alguien de edad avanzada o con un sistema inmunológico deprimido, dañado o debilitado por la presencia de alguna otra enfermedad. Las vacunas contra el covid-19 son muy eficaces, pero algunas personas aún serán vulnerables al virus pese a haber recibido ambas dosis.

En segundo lugar, el riesgo de morir por coronavirus aumenta abruptamente con la edad. Por ejemplo, una persona de 80 años de edad para la que la vacuna reduce el riesgo de muerte en un 95% aún podría enfrentarse a un nivel de riesgo mayor que un joven de 20 años que no esté vacunado. Algunas enfermedades crónicas, como la diabetes, la hipertensión o las enfermedades pulmonares, también pueden conllevar mayor riesgo de enfermedad grave o muerte.

En tercer lugar, el aumento del número de personas vacunadas también implica que el virus tendrá menos personas sin vacunar que infectar. Si el número de personas vacunadas es mayor que el de personas sin vacunar, es posible, e incluso probable, que el número de infecciones en el grupo de personas mayores vacunadas que acaben en fallecimiento sea igual o mayor que el número de muertes entre la población joven sin vacunar. Si nos imaginamos un país en el que el 100% de la población esté vacunada, pero el virus aún pueda propagarse, todas las muertes por covid serían de personas vacunadas.

Foto: Imagen: Irene de Pablo.

Las cifras muestran que las 50 personas vacunadas que murieron en Reino Unido por el virus tenían 50 años o más. No se ha registrado ninguna muerte entre personas menores de 50 con las dos dosis.

En líneas generales, las cifras indican que la tasa de letalidad de casos confirmados de covid-19 es menor ahora que con la variante alfa, la primera detectada en Reino Unido a finales del año pasado y ya extendida por todo el mundo. El Departamento de Salud y Asistencia Social de Reino Unido fijó la tasa de letalidad de la variante alfa en un 1,9%, mientras que estima que la tasa de la variante delta está más cerca del 0,3%. Según los expertos, esto refleja los efectos de la vacunación masiva y la mejora de los tratamientos para el covid-19. Además, la vacuna también reduce las probabilidades de contagio.

Tom Wingfeld, un profesor y médico especializado en enfermedades infecciosas de Liverpool, Inglaterra, comenta que estos efectos se han hecho visibles en las plantas de covid de su distrito durante la última ola de contagios con la variante delta.

Explica que el número de contagiados que han necesitado atención hospitalaria es mucho menor que en las olas anteriores

Explica que el número de contagiados que han necesitado atención hospitalaria es mucho menor que en las olas anteriores. Por ahora, la mayoría no están vacunados. Además, la mayor parte pertenece a grupos de edad más jóvenes que acaban de ser llamados para vacunarse, y tienden a necesitar cuidados menos intensivos que otros pacientes.

El doctor Wingfeld ha indicado que ha visto pacientes de covid-19 que ya habían sido vacunados, pero que tienden a ser personas de avanzada edad, débiles o con enfermedades crónicas. Los pacientes jóvenes y ya vacunados son mucho menos comunes.

“Opino que esto demuestra que las vacunas están funcionando” aseveró el doctor Wingfeld.

placeholder Cola de vacunación en Castilla y León. (EFE)
Cola de vacunación en Castilla y León. (EFE)

Irene Petersen, profesora de Epidemiología e Informática Médica de University College London, afirmó que, por medio de un cálculo aproximado, se puede estimar el número de personas que habrían muerto si hubiéramos alcanzado la fase actual de la pandemia sin vacunas.

Según las cifras, 59 de los 117 pacientes muertos eran personas mayores de 50 que no habían recibido la pauta completa de la vacuna. Si asumimos que la vacuna tiene un índice de aprovechamiento del 95%, como se ha visto en los grupos de mayor edad en Reino Unido, ello implica que, si no hubiera vacuna, el número de fallecimientos giraría en torno a los 1.180. El 95% de esa cantidad, unos 1.121, habrían sido personas que ahora están vacunadas. Dado que solo 50 muertes pertenecen a ese grupo, podemos concluir que las vacunas han reducido el riesgo de fallecimiento un 95%.

Public Health England ha estimado, por medio de una serie de análisis estadísticos, que la vacunación reduce el riesgo de ser ingresado en un hospital para pacientes contagiados con la variante delta entre el 91 y el 98%, con una estimación central del 96%.

Existe un número creciente de resultados que indican que la variante delta puede generar síntomas leves en personas vacunadas

Aunque las vacunas brindan un nivel de protección considerable a la hora de evitar que los pacientes enfermen de gravedad o el fallecimiento, existe un número creciente de resultados de pruebas de laboratorio que indican que la variante delta sí cuenta con cierta capacidad para infectar y generar síntomas leves en personas vacunadas.

Según Public Health England, los resultados de su análisis de casos de variante delta en Inglaterra indican un nivel de protección del 79% contra dicha variante, mientras que el riesgo de covid sintomático causado por la variante alfa se vería reducido en un 89%.

A finales de junio, en Israel, un alto cargo en materia de sanidad anunció que, de un brote reciente de unos 200 casos de la variante delta, la mitad se había producido en niños de 15 años o menos, y la otra mitad en pacientes ya vacunados de 16 años o más.

Foto: Interior del Palacio de la Bolsa de Madrid. (EFE)

Las cifras británicas demuestran que la capacidad de la variante delta de evadir nuestras defensas es incluso mayor cuando solo se ha recibido una dosis, lo que subraya la importancia, según cargos públicos, de recibir ambas. Según Public Health England, la primera dosis reduce la probabilidad de contagio por la variante alfa en un 49%, pero en el caso de la variante delta, esta reducción es de solo un 35%.

Según Julian Tang, virólogo clínico y profesor de Medicina Respiratoria en la Universidad de Leicester, “lo que el Reino Unido está viendo ahora es que las vacunas sí reducen el número de hospitalizaciones y muertes. No obstante, aún hay personas ya vacunadas que se contagian”.

*Contenido con licencia de ‘The Wall Street Journal’.

Reino Unido se enfrenta a una oleada de la variante delta, en la que la mitad de las muertes por covid-19 registradas recientemente son de personas que ya estaban vacunadas. No obstante, los médicos y científicos no han dado la voz de alarma, a pesar de que la proporción de muertes entre la población ya vacunada es, en apariencia, alta.

Vacunación Reino Unido Coronavirus Vacuna