Los hoteleros alertan: "Tenemos ahora un grave problema reputacional en Mallorca"
  1. España
Efecto 'desllamada' al turismo

Los hoteleros alertan: "Tenemos ahora un grave problema reputacional en Mallorca"

"Indignación" en el sector ante el daño a la imagen turística de la isla por el rebrote de jóvenes —y su confinamiento en un hotel— que pone 'patas arriba' la temporada

placeholder Foto: Estudiantes durante el rebrote del covid en Mallorca. (Reuters)
Estudiantes durante el rebrote del covid en Mallorca. (Reuters)

Mallorca había sido capaz de controlar la tasa de contagios de covid hasta situarse en unos niveles de incidencia acumulada de los más bajos de España. Esta circunstancia era clave para conseguir salvar la alta temporada turística. Si a esto se le añade el semáforo verde de Reino Unido para Baleares y el crecimiento de la conectividad aérea, todo hacía indicar una temporada de éxito en este segundo verano de pandemia.

Lo que nadie se esperaba era una "tormenta perfecta" que ha desbaratado buena parte del trabajo hecho para recuperar la gran confianza en los mercados internacionales. La culpa la han tenido las fiestas locas y botellones que han provocado el aislamiento de adolescentes de toda España en un hotel de Palma. Ha habido más de un 25% de positivos.

Foto: Las primeras confinadas abandonan el hotel Bellver de Palma este miércoles. (EFE)

"Tenemos un grave problema reputacional y está habiendo un efecto desllamada con los clientes españoles, además del impacto que estamos viendo en cierta parte de la prensa internacional", señalan fuentes de RIU a El Confidencial. El acopio de alcohol de los jóvenes suministrado mediante un sistema de cuerdas y cestas por bares del Paseo Marítimo ha dañado la imagen del destino.

"Patas arriba todo el esfuerzo"

Es verdad que a competidores de Baleares les interesa que se potencie una visión negativa de la Isla, pero desde Fomento del Turismo del Mallorca admiten que están "preocupados" e "indignados". "Se ha hecho un esfuerzo titánico durante meses para preparar la temporada y que las cosas estuvieran bajo control y por unos pocos irresponsables se va a poner patas arriba todo ese esfuerzo", lamenta Eduardo Gamero, presidente de esta entidad nacida en 1905 y foro de debate y opinión sobre la actividad turística en la que participan todos los subsectores turísticos.

Gamero es partidario de que dada la gran movilidad de los jóvenes se debería obligar a contar con una prueba PCR negativa para acceder a un avión. "La pandemia no ha acabado y hay que empezar con los aeropuertos. No se entiende que no se hagan test. Todos somos un poco responsables y hay que tomar ciertas precauciones para que no nos vuelvan a encerrar a todos".

Gabriel Llobera, presidente de la Agrupación de Cadenas Hoteleras de Baleares, no cree que la situación del rebrote en Mallorca afecte a la imagen de la Isla. "Ahora no tenemos ninguna constancia de eso, aunque evidentemente la situación no ayuda. Lo que hay es que parar todo esto de alguna manera y ofrecer el mensaje de que los turistas son superbienvenidos".

"Hay que parar todo esto de alguna manera y ofrecer el mensaje de que los turistas son superbienvenidos"

Fuentes de la Conselleria de Modelo Económico, Turismo y Trabajo de Govern de Baleares consultadas por este diario minimizan el impacto en la imagen de Mallorca. "Estamos en permanente contacto con los consulados españoles en nuestros principales destinos emisores y con agencias de comunicación y hemos visto una receptividad positiva ante las medidas que se están adoptando. Vamos a seguir haciendo las cosas como las estamos haciendo hasta ahora".

Al margen del daño reputacional del elevado número de contagios en la Isla, hay datos que confirman una constante curva ascendente de las reservas de los principales mercados —con predominio todavía muy claro del mercado español—, así como el impulso de las reservas del Reino Unido tras salir las Islas Baleares del semáforo ámbar.

Por destinos, a Baleares se le atribuye el 80% de las reservas de la semana, mientras Canarias registró una leve mejoría. La comparativa con la misma semana de 2019 refleja una tendencia al alza: las reservas a Baleares se incrementaron un 77%; a costas peninsulares hubo un crecimiento del 22% y a Canarias se mantuvieron estables o ligeramente por debajo.

Fuerte curva de mejora

Por mercados emisores más importantes, el español continúa ganando peso, representando casi el 60% de las reservas, el Reino Unido el 24% (pasando a rangos positivos, tras muchas semanas registrando más cancelaciones que nuevas reservas), seguido del alemán con el 11%; el francés con el 6,5%.

La comparativa con la misma semana de 2019, un año récord para el turismo, refleja la fuerte curva de mejora: las reservas del mercado español estarían un 68% por encima de las registradas en la misma semana de 2019: el mercado británico tendría una mejoría del 40%; el alemán, un 164% y el francés, una subida del 129%.

"El macrobrote de los estudiantes en Mallorca ha tenido cierto impacto, ralentizando algo el ritmo de reservas de todos los mercados"

Según datos de Meliá Hotels a los que ha tenido acceso El Confidencial, en los hábitos de compra la evolución sigue confirmando la tendencia a una mayor compra digital, con un 45% de las reservas realizadas vía melia.com, un 27% por OTA (agencias de viaje 'online') y un 23% por turoperadores. Se sigue reservando en el "último minuto", lo que dificulta tener visibilidad: el 11% de las reservas de la pasada semana se hicieron para el propio mes de junio, el 30% para agosto, y el 50% para julio.

Foto: Turistas en Menorca (EFE)

Después del fuerte repunte de las reservas del Reino Unido tras salir del semáforo ámbar, algunos turoperadores británicos ya han reanudado operaciones con Baleares desde el 2 de julio, "y otros esperan a una, posiblemente inminente, retirada de las restricciones para otros destinos, dada la positiva evolución de las vacunas", indican fuentes de la multinacional hotelera.

"Se espera que se liberen los viajes para todos los vacunados con la pauta completa, aunque incidentes como el macrobrote de los estudiantes en Mallorca, por otro lado perfectamente detectado y controlado, han tenido cierto impacto ralentizando algo el ritmo de reservas hacia Mallorca (de todos los mercados)", explican en Meliá.

Mallorca había sido capaz de controlar la tasa de contagios de covid hasta situarse en unos niveles de incidencia acumulada de los más bajos de España. Esta circunstancia era clave para conseguir salvar la alta temporada turística. Si a esto se le añade el semáforo verde de Reino Unido para Baleares y el crecimiento de la conectividad aérea, todo hacía indicar una temporada de éxito en este segundo verano de pandemia.

Hostelería Baleares Pandemia
El redactor recomienda