El plan anticovid de Baleares se tambalea justo el día en que reabre Magaluf
  1. España
LOS BRITÁNICOS YA LLEGAN EN MASA

El plan anticovid de Baleares se tambalea justo el día en que reabre Magaluf

El auto judicial que decreta ilegal la cuarentena forzosa de 185 jóvenes en un 'hotel covid' es un palo para el Govern balear, que ha decretado otro aislamiento a 21 catalanes en Alcudia

placeholder Foto: Las primeras confinadas abandonan el hotel Bellver de Palma este miércoles. (EFE)
Las primeras confinadas abandonan el hotel Bellver de Palma este miércoles. (EFE)

Baleares tiene un problema: se ha excedido en su celo anticovid justo en el momento en que empiezan a llegar miles de turistas británicos ávidos de desfase y cuando, de hecho, los brotes ya están surgiendo como champiñones. Además de los 249 jóvenes de la discordia confinados en el hotel Palma Bellver, cuyos negativos ya han ido saliendo hacia sus lugares de origen desde la tarde de ayer, hay otro aislamiento activo en Alcudia, con 21 jóvenes catalanes confinados en un hotel.

El plan del Govern balear era practicar aislamientos a contactos directos e indirectos para salvar el verano y que Europa no le cerrara el grifo y, ahora que la justicia ha decretado que eso es ilegal, tendrá que reformular su estrategia a toda prisa.

Los estudiantes negativos abandonan el hotel en el que estaban confinados.

“¡Somos libres!”, gritaban una decena de estudiantes confinados en el hotel Palma Bellver desde los balcones este miércoles una vez supieron que el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Palma les daba la razón. No a ellos, sino a sus padres y a la agencia Tu Fin de Curso. Solamente deben prestar cuarentena las personas que hayan dado positivo en las pruebas PCR. El que sea negativo, puede dejar el hotel cuando quiera, notificó en su auto la jueza Sonia Martín.

Foto: Una joven en un balcón del Hotel Palma Bellver. (EFE)

Esto implica que 185 jóvenes estaban retenidos ilegalmente en el ‘hotel covid’. La mayoría, sin embargo, tuvieron que pasar una noche más en sus habitaciones, ya que no disponían de vuelos para regresar a sus lugares de origen, ni estaban sus padres en Mallorca los que son menores. Solamente nueve jóvenes del País Vasco pudieron tomar un vuelo a última hora a Bilbao. El Govern se ha ofrecido a sufragarles el viaje en ferri hoy rumbo a la Comunidad Valenciana para poder llevarlos en un grupo burbuja. Se desconoce cuántos aceptarán el pasaje.

Foto: La ministra de Sanidad, Carolina Darias. (EFE)

Desde que el Ejecutivo de Francina Armengol decidió aislar con vigilancia policial a 249 jóvenes en sus hoteles, voces jurídicas alertaban que, sin estado de alarma en vigor y sin una orden judicial expresa, la medida era anticonstitucional. El Govern se revolvió, aseguró que el armazón normativo era sólido, y así se lo hizo saber a la jueza. Pero el auto ha sido demoledor y genera una grieta importante.

Si la Consejería de Salud está obligada a hilar fino en las cuarentenas este verano, ¿de dónde saldrán los recursos para practicar un buen rastreo? Porque, más allá de este episodio, casi cada noche se reproducen en toda Mallorca aglomeraciones en las playas y botellones. Desde ya mismo, Magaluf espera a los miles de adolescentes británicos ansiosos de fiesta, quienes han disparado las reservas hoteleras una vez Reino Unido ha dado semáforo verde a Baleares este miércoles. La misión, pues, se antoja más que complicada.

“No estamos conforme con este auto y pediremos una aclaración a la jueza”, afirmó nada más conocer el auto el vicepresidente balear (y juez en excedencia) Juan Pedro Yllanes. “La jueza no ha tenido en cuenta la realidad social”. Yllanes fue incluso más allá: “El auto pone en serio compromiso toda la política sanitaria del Gobierno de España y de las comunidades autónoma durante este año y medio”, dijo, y anunció que el Ejecutivo recurrirá la decisión judicial.

"El auto pone en serio compromiso toda la política sanitaria del Gobierno de España", considera el vicepresidente balear

Frente a las puertas del hotel Palma Bellver, en mitad de un remolino de periodistas y curiosos, Arancha de la Fuente, la madre más combativa en este episodio, alertaba: "Este hotel es una bomba de relojería de covid. Mi hijo estaba en un hotel libre de covid y aquí está lleno". De la Fuente, abogada de profesión, denunció días atrás a la directora general de Salud de Baleares, María Antonia Font, por prevaricación y detención ilegal, y calificó entonces el confinamiento de “político y selectivo”. Ahora adelanta que un grupo de padres de los afectados baraja demandar al Govern. “Esto ha sido un atropello”, exclamó De la Fuente mientras esperaba la salida de su hijo y del resto de jóvenes procedentes de Cádiz y Jerez, de los cuales afirmó que se haría cargo esta pasada noche en cualquier otro hotel antes de tomar un vuelo hoy hacia Andalucía.

placeholder Presencia masiva de periodistas en la entrada del hotel Palma Bellver este miércoles. (D.B.)
Presencia masiva de periodistas en la entrada del hotel Palma Bellver este miércoles. (D.B.)

El caos no termina aquí

El auto de la jueza Martín genera desde ya el primer agujero. En Alcudia, al norte de la isla, hay 21 turistas catalanes confinados debido al positivo de uno de ellos. Las autoridades sanitarias los consideran contactos estrechos, pero las demandas podrían comenzar a llegar si no se atan bien esas relaciones. De hecho, el auto judicial es claro: “No puede fundamentar un confinamiento forzoso por potencial diagnóstico de infección, máxime cuando ni siquiera se ha establecido un criterio acerca de la relación del positivo con el resto”.

Foto: Dos jóvenes que permanecen en aislamiento en el hotel Palma Bellver de Palma. (EFE)

Esta brocha gorda es justamente lo que ha deplorado desde el principio la agencia de viajes Tu Fin de Curso, de cuyas listas de clientes han salido casi todos los confinados del hotel Palma Bellver. Pese al varapalo, el Govern balear insistía a los recién ‘liberados’: “Pedimos que no salgan de las habitaciones, ni se vayan a dar vueltas por Palma o a socializar”, pidió en rueda de prensa la 'consellera' de Presidencia y Función Pública, Mercedes Garrido. En los balcones, los adolescentes se dedicaban a hacer desplante a la prensa y algunos incluso tiraron objetos, como una naranja que impactó en la luna de una ambulancia.

placeholder Dos turistas extranjeras ingresan en el 'hotel covid' de Mallorca. (D.B.)
Dos turistas extranjeras ingresan en el 'hotel covid' de Mallorca. (D.B.)

Según el ejecutivo balear, hay al menos 13 jóvenes fugados del 'hotel covid' y de otros hoteles donde practicaban cuarentena, y cuyo paradero se desconoce. 12 son de Andalucía y uno de Madrid.

Y, mientras unos salen, otros entran. Varias ambulancias llevaron durante el día a jóvenes turistas extranjeros hacia el encierro del 'hotel covid'. Dos de estas muchachas asistían con cara de pavor a la tormenta de cámaras que apareció ante sus caras en cuanto salieron del vehículo. La entrada y salida de turistas potencialmente infectados será la tónica todo el verano en el Palma Bellver.

Baleares Pandemia
El redactor recomienda