Es noticia
Menú
Díaz compromete la subida del SMI al 60% del salario medio y urge a regular alquileres
  1. España
"NO ME ENCONTRARÁN DISCUTIENDO DE PUESTOS"

Díaz compromete la subida del SMI al 60% del salario medio y urge a regular alquileres

"Conseguir que el SMI alcance el 60% del salario medio es un objetivo de esta legislatura que seguro alcanzaremos, dando cumplimiento a nuestros compromisos internacionales"

Foto: La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, momentos antes de comparecer en la comisión correspondiente de Congreso, este lunes. (EFE)
La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, momentos antes de comparecer en la comisión correspondiente de Congreso, este lunes. (EFE)

Alejada de las discusiones sobre "puestos", centrada en el desarrollo de medidas programáticas y, por todo ello, asumiendo un reparto de roles en el liderazgo compartido de Unidas Podemos en el que le corresponde centrarse en la gestión y apartarse del ruido, "volcada en mis tareas de Gobierno". Yolanda Díaz, ministra de Trabajo y futura vicepresidenta tercera del Gobierno en sustitución de Pablo Iglesias al frente del sector morado de la coalición, ha dejado claras las señas de identidad de su nuevo papel y sus prioridades durante su primera intervención en el Congreso desde el pasado lunes se conoció la salida del líder de Unidas Podemos del Ejecutivo para concurrir como candidato en las elecciones a la Comunidad de Madrid.

Antes de iniciar la comparecencia en la dio cuenta de las tareas llevadas a cabo por su departamento y avanzó las líneas de trabajo actuales, Yolanda Díaz rehusó ante las preguntas de los medios referirse a la campaña electoral madrileña o las circunstancias de que los morados cediesen la Vicepresidencia Segunda para en su lugar ocupar la Vicepresidencia Tercera. "Permítanme no hacer valoraciones sobre la campaña" o "no me van a encontrar discutiendo sobre puestos". Sus preocupaciones, quiso zanjar acto seguido, son "el paro estructural" y "los graves problemas del mercado de trabajo". En buena parte, según su análisis, derivados de la "uberización de la economía". También el acceso a la vivienda, que calificó como el "segundo gran problema" del país.

Los equipos negociadores de PSOE y Unidas Podemos para desarrollar la futura ley de vivienda, que incluye la regulación de alquileres, siguen manteniendo posiciones distanciadas. Los socialistas plantean regular los alquileres a través de incentivos fiscales -de hasta el 90%- y movilizar la vivienda vacía con reducciones del IBI. Los morados rechazan estos mecanismos e insisten en la necesidad de establecer penalizaciones. Pese a las diferencias, por las que se acumulan ya tres semanas de retraso respecto a los plazos marcados para la aprobación de la ley en el Consejo de Ministros, Díaz se ha mostrado segura de que habrá acuerdo. "Estoy segura porque es un derecho fundamental y uno de nuestros principales problemas. Va a haber acuerdo, no se trata de ceder o no".

La propuesta del Ministerio de Transportes, que ha sido coordinada con el Ministerio de Hacienda, se sostiene sobre la base de que una mejora de la regulación del IRPF "estimulará el alquiler de vivienda habitual a precios asequibles". Para ello se propone establecer en los nuevos contratos de arrendamiento un porcentaje de reducción general del 50%, que actualmente se sitúa en el 60%, y que este porcentaje sea modulable. En las zonas consideradas tensionadas, la rebaja será del 70% por incorporación al mercado de vivienda en alquiler habitual, incorporación a planes de vivienda social, cesión o alquiler a entidades sin ánimo de lucro o alquiler a jóvenes entre 18 y 35 años. Se contempla también el supuesto de reducciones para quien alquile a familias con ingresos reducidos, pero el porcentaje en este caso todavía no se ha determinado.

Las reducciones serán de hasta el 90% para quien rebaje en más de un 10% el precio del alquiler respecto al contrato anterior. Siempre que los alquileres se ubiquen en las zonas calificadas como tensionadas, que corresponden principalmente a los centros urbanos, zonas gentrificadas o con altos porcentajes de vivienda destinada al alquiler turístico. En el caso de un alquiler de viviendas a un precio limitado por una norma jurídica (vivienda protegida) la rebaja será del 60%, como en la actualidad, así como para el alquiler de viviendas recientemente rehabilitadas. De no incluirse el alquiler en ninguno de estos supuestos, el IRPF será del 50%, la base que se impondría en nueva normativa de vivienda.

La primera intervención de la ministra de Trabajo y futura vicepresidenta da cuenta de la intención de Unidas Podemos de ensayar una bicefalia con Iglesias liderando el partido y Díaz el sector morado de la coalición, con el objetivo de crear contrapesos entre ambos. Iglesias, como portavoz fuera del Ejecutivo. Díaz, como la voz dentro del Gobierno. Dos estilos muy diferenciados y con un claro reparto de papeles. Uno más activista, libre ahora de los encorsetamientos propios del cargo, y otro más centrado en la gestión. Uno más duro y rupturista. Sin limitaciones ni tener que asumir contradicciones. El otro más pactista y posibilista. Entre la calle y el BOE.

Otro de las cuestiones que se ponen de manifiesto es que la persona que liderará el sector de Unidas Podemos en la coalición antepondrá su agenda política, esto es el programa que pretende sacar adelante desde Trabajo, a conflictos que denominan "simbólicos", como fue el hecho de ostentar un escalafón superior en la coalición. Cesiones en lo accesorio, sí, en lo firmado en el acuerdo de coalición, no.

Diálogo social y subida del SMI

Durante su intervención en la comisión de Trabajo, Díaz ha insistido en estas pautas siembre bajo el paraguas del diálogo social. "De forma discreta y extraordinariamente eficaz hemos alcanzado acuerdos que han salvado millones de empleos, cientos de miles de empresas. Mientras en otros lugares el ruido impedía el acuerdo y primaba la lógica del enfrentamiento vacío. El diálogo y la buena gobernanza ha estado en la base de nuestra forma de actuar. El diálogo en sentido amplio, como una cultura de comprender la política y la responsabilidad pública". Y añadía: "En un momento de alta incertidumbre económica y alta crispación política, hemos sido un valor de confianza. Y la confianza es muy importante para la economía y para la gente".

Entre sus retos: la reforma laboral y la subida del salario mínimo interprofesional. Dos batallas a las que no renuncia, pese a las resistencias desde la vicepresidencia económica que lidera Nadia Calviño. "Conseguir que el SMI alcance el 60% del salario medio es un objetivo de esta legislatura que seguro alcanzaremos, dando cumplimiento a nuestros compromisos internacionales con la Carta Social Europea y para ello hemos constituido una comisión de personas expertas que van a determinar la cuantía del 60% del salario medio en nuestro país y establecer la senda más adecuada para alcanzar ese objetivo". Sus hipótesis teóricas dan cuenta de por donde plantea las soluciones: "Si hay un fordismo parece que habrá un uberismo. El fordismo, como sistema de producción en cadena, con el trabajo altamente especializado y mecanizado, ha caracterizado toda una época, tanto del trabajo como de la conquista de derechos. También la uberización de la economía debe implicar respuestas sociales y públicas a esa nueva realidad".

Alejada de las discusiones sobre "puestos", centrada en el desarrollo de medidas programáticas y, por todo ello, asumiendo un reparto de roles en el liderazgo compartido de Unidas Podemos en el que le corresponde centrarse en la gestión y apartarse del ruido, "volcada en mis tareas de Gobierno". Yolanda Díaz, ministra de Trabajo y futura vicepresidenta tercera del Gobierno en sustitución de Pablo Iglesias al frente del sector morado de la coalición, ha dejado claras las señas de identidad de su nuevo papel y sus prioridades durante su primera intervención en el Congreso desde el pasado lunes se conoció la salida del líder de Unidas Podemos del Ejecutivo para concurrir como candidato en las elecciones a la Comunidad de Madrid.

SMI Yolanda Díaz
El redactor recomienda