El PSOE plantea un recargo de hasta el 50% del IBI para movilizar la vivienda vacía
  1. España
LA NUEVA LEY DE VIVIENDA, A DEBATE

El PSOE plantea un recargo de hasta el 50% del IBI para movilizar la vivienda vacía

Unidas Podemos apuesta por "un nuevo impuesto estatal a la vivienda vacía con tramo autonómico" y lamenta la "falta de ambición" de los socialistas

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (3i), conversa con el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias (d), durante el último Consejo de Ministros. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (3i), conversa con el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias (d), durante el último Consejo de Ministros. (EFE)

El PSOE se plantea movilizar las viviendas vacías a través de recargos de hasta el 50% en la cuota del impuesto sobre bienes inmuebles (IBI), que los ayuntamientos podrían aplicar a su potestad. Se trata de una posibilidad que ya recoge la ley reguladora de haciendas locales desde 2004, pero que nunca se ha podido desarrollar por la falta de una definición homogénea a nivel estatal del concepto de vivienda vacía. Ahora, coincidiendo con las negociaciones en el seno del Gobierno para la futura ley estatal de vivienda, se pretende acabar con esta indefinición, precisando el concepto y características de una vivienda vacía para que los tribunales no tumben, como hasta ahora, el intento de algunas entidades locales a la hora de poner en práctica este recargo. La propia jurisprudencia da cuenta de la necesidad de regular esta cuestión con una norma estatal.

Esta es una de las medidas que se están planteando incluir en la futura ley de vivienda, según fuentes del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Desde Unidas Podemos, sin embargo, apuestan por un nuevo impuesto estatal que grave las viviendas vacías, y fuentes de la formación cercanas a las negociaciones lamentan la "falta de ambición" del PSOE y el escaso efecto de este tipo de medidas, como el recargo del IBI, para incentivar el acceso a la vivienda. Su propuesta, según fuentes de Unidas Podemos, pasa por "un nuevo impuesto estatal a la vivienda vacía con tramo autonómico".

Foto: Manifestación de la PAH y el Sindicato de Inquilinos en Barcelona. (EFE)

La intención de los morados de cargar con un impuesto estas viviendas va en línea con la norma aprobada en la Comunidad Valenciana por PSOE, Compromís y Unidas Podemos para gravar a los grandes tenedores de viviendas que lleven más de dos años vacías. Los socialistas insisten en dotar la nueva norma de seguridad jurídica y consideran que la creación de un nuevo gravamen de estas características podría suponer una doble imposición.

El texto refundido de la ley reguladora de haciendas locales se refiere genéricamente a "inmuebles de uso residencial que se encuentren desocupados con carácter permanente". El objetivo, por tanto, es desarrollar este concepto para evitar como hasta ahora que los tribunales tumben su aplicación. En este caso, según recoge el artículo 72 del texto refundido de la ley, "los ayuntamientos podrán exigir un recargo de hasta el 50% de la cuota líquida del impuesto" y, dentro de este límite, "determinar mediante ordenanza fiscal un único recargo o varios en función de la duración del periodo de desocupación del inmueble".

Foto: El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos. (EFE)

La posición del PSOE en las negociaciones pasa por incentivar la regulación de los alquileres y facilitar el acceso a la vivienda a través de desgravaciones, mientras que la de los morados se centra más en hacerlo mediante penalizaciones fiscales. El Ministerio de Hacienda también está analizando las diferentes fórmulas, inclinándose por evitar las medidas sancionadoras. De hecho, se están celebrando reuniones entre el Ministerio de Transportes y el de Hacienda para definir estas fórmulas, aunque fuentes del departamento que dirige María Jesús Montero reconocen que los trabajos todavía están en una fase inicial.

Para Unidas Podemos, la regulación de los alquileres mediante incentivos fiscales no puede funcionar porque al ser voluntario consideran que al propietario no le compensa. Más aún en sitios donde el mercado está especialmente tensionado con precios muy elevados, argumentan. "Los ahorros con Hacienda no son suficientes para compensar las pérdidas que implicaría" para los propietarios la limitación de precios, se sostiene en alguno de los informes que han elaborado analizando este tipo de experiencias en otros países.

Foto: Concentración de la Coordinadora de Vivienda de Madrid en la Puerta del Sol. (EFE) Opinión

Con unas posiciones de partida todavía muy alejadas entre PSOE y Unidas Podemos para el desarrollo de la futura ley de vivienda, el objetivo es llevar el proyecto de ley al Consejo de Ministros antes de que finalice el próximo mes de marzo, lo cual supondría un mes de retraso sobre los plazos comprometidos. Unidas Podemos reclamó en la última reunión entre los equipos negociadores una mayor urgencia porque "este nuevo plazo está muy alejado" del fijado en el acuerdo presupuestario.

La presión sobre el PSOE se extendió este jueves, con hasta siete partidos representados en el Congreso (Unidas Podemos, ERC, EH Bildu, JxCAT, CUP, Más País, Compromís, BNG y Nueva Canarias) que han firmado un manifiesto reclamando impulsar una ley que "garantice el derecho a una vivienda digna, asequible, accesible y adecuada". El texto, impulsado por sindicatos y colectivos sociales, reclama medidas como regular los alquileres "a precios adecuados a los salarios de la población en cada zona del territorio", "ampliar el parque público de alquiler social, como mínimo al 20% del conjunto de viviendas en 20 años" o prohibir los desahucios de personas vulnerables "sin alternativa de vivienda digna y adecuada, así como la obligación de alquiler social estable para los grandes tenedores y en el resto de casos realojo digno y adecuado a cargo de los poderes públicos".

Vivienda IBI
El redactor recomienda