superpoblación de asesores en plena crisis

Ayuso ficha al médico de Zapatero y oculta el destino de los 23 millones para mascarillas

El pico de coronavirus pilla a la sanidad de Madrid, la región más golpeada por la pandemia, en un profundo caos organizativo por la duplicación de puestos y la compra fallida de material en China

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Díaz Ayuso. (EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Díaz Ayuso. (EFE)

El pico de coronavirus ha pillado a la sanidad de la Comunidad de Madrid, la región más golpeada por la pandemia, en un inquietante lío organizativo. Nadie en la Consejería de Sanidad sabe explicar qué ha ocurrido con los 23,3 millones de euros que este departamento liberó de urgencia hace 10 días para comprar material sanitario en China. La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, aseguró el domingo 22 de marzo que los fondos servirían para traer dos aviones llenos de mascarillas, guantes y test, pero las aeronaves no han llegado y en la consejería arrecia la sospecha de que han sido víctimas de un engaño en el peor momento posible. Este lunes, en una entrevista concedida a El Confidencial, la dirigente del PP insistió en que los aviones vendrán. "Cuando estén, explicaré todo lo que ha pasado", afirmó la presidenta.

A la falta de transparencia con la compra de material se suma la extraña cadena de mando que ha creado el consejero, Enrique Ruiz Escudero, para gestionar la crisis. Los gerentes de hospital están en pie de guerra por las disfunciones que está ocasionando la superpoblación de asesores del político. Uno de los responsables llamados a gestionar la crisis era Manuel de la Puente, director general de Proceso Integrado de Salud desde el pasado septiembre. Sin embargo, Ruiz Escudero nunca confió en él.

"Con las UCI de Madrid al borde del colapso, el consejero ha optado por orillarlo y dejar en sus manos responsabilidades de segunda fila"

En 2014, fue cesado como gerente del hospital de Fuenlabrada tras descubrirse que el centro había filtrado a una clínica privada los datos personales de 580 pacientes. Cuando Cristina Cifuentes llegó a la Puerta del Sol en 2015, lo mantuvo en el ostracismo, pese a su manifiesta proximidad al Partido Popular. Pero Díaz Ayuso lo repescó a la vuelta del verano y se lo impuso a Ruiz Escudero. Con las UCI de Madrid al borde del colapso, el consejero ha optado por orillarlo y dejar en sus manos responsabilidades de segunda fila, aunque sigue teniendo sueldo de director general.

El nuevo hombre fuerte del consejero es Miguel Ángel Soria Milla, un médico que, sobre el papel, sigue en plantilla del hospital infantil Niño Jesús, pero que se ha convertido en el encargado de gestionar el trasvase de pacientes y recursos entre los 38 centros públicos que están tratando a pacientes con Covid-19 en la demarcación regional. Pese al aval del consejero, Soria también ha despertado suspicacias entre sus antiguos compañeros, porque está generando un cuello de botella que, en la práctica, hace inviable la toma de decisiones de urgencia.

Soria, asesor de Ruiz Escudero

Fuentes de la Consejería de Sanidad confirman a este diario que Soria está ejerciendo como asesor de Ruiz Escudero. En su currículo, tiene entre logros haber sido responsable de los servicios médicos de la Moncloa durante los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero, circunstancia por la que se le considera cercano al Partido Socialista. Pero en su trayectoria también ha ocupado cargos con el PP. Fue asesor del consejero de Sanidad Manuel Lamela (2003-2007) y en 2011 fue nombrado por María Dolores de Cospedal director general de Atención Sanitaria y de Calidad de Castilla-La Mancha.

Ruiz Escudero confía tanto en Soria que llegó a barajar su nombre para dirigir el hospital de campaña de Ifema, probablemente, el mayor logro del Ejecutivo regional, que ha tenido menos margen de maniobra que los del resto de autonomías para hacer frente a la escalada de contagios y fallecimientos. Este lunes se habilitará como hospital un nuevo pabellón de la feria de muestras. Finalmente, el consejero optó por otro profesional y decidió mantener a Soria supervisando todas las instalaciones sanitarias de la comunidad.

Los roles de Miguel Ángel Soria y Manuel de la Puente se superponen con el de un tercer protagonista que ahonda la sensación de desgobierno. Se trata de Antonio Burgueño, colocado hace dos semanas en Sanidad por uno de los pesos pesados del gabinete de Díaz Ayuso, Javier Fernández-Lasquetty, responsable de la cartera de Hacienda. No es la primera vez que Burgueño tiene responsabilidades en el departamento que ahora dirige Ruiz Escudero. En 2013, fue el responsable del plan de privatización de la gestión de hospitales y centros de salud que impulsó el Ejecutivo de Ignacio González para tratar de recortar el gasto sanitario. Sanidad estaba dirigida entonces por Fernández-Lasquetty, ideólogo de la externalización. Pero el plan nunca llegó a salir adelante y este y Burgueño abandonaron Sanidad.

Por encima de los tres se encuentra Ana Dávila, viceconsejera de Asistencia Sanitaria desde septiembre de 2019. Psicóloga de formación, su experiencia en puestos de mando es breve. En mayo de 2018, fue elegida para hacerse cargo de la Dirección General de Humanización y Atención al Paciente, pero hasta ese momento solo había sido concejala en el Ayuntamiento de Las Rozas y jefa de gabinete de Ruiz Escudero. Las fuentes consultadas coinciden en que ha optado por desaparecer de la gestión de la crisis del coronavirus. Es imposible encontrar una intervención suya desde que se declaró la epidemia.

Con todo, por las manos de Dávila habrían pasado los 23,3 millones de euros que, según la propia Díaz Ayuso, el Gobierno regional ha destinado a la compra de material sanitario en China. La presidenta anunció oficialmente la operación el 22 de marzo. Aseguró que los fondos servirían para fletar dos aviones cargados de mascarillas, guantes y test para los hospitales de la comunidad, ante la inacción del Gobierno de Pedro Sánchez. La jefa del Ejecutivo regional aseguró que las aeronaves llegarían el lunes 23 y pidió a Moncloa que no impidiera la recepción de ese cargamento. “¿Puede asegurarme que no bloqueará el pedido con material de la Comunidad de Madrid preparado en Shanghái?”, preguntó Díaz Ayuso a Sánchez en una videoconferencia junto al resto de presidentes autonómicos.

El problema es que el supuesto material que estaba preparado en Shanghái para volar a España no aparece y nadie en la Consejería de Sanidad está dispuesto a explicar qué ha fallado. Ninguna de las preguntas de este diario sobre el paradero de los 23,3 millones de euros y del material han sido contestadas por el servicio de comunicación de ese departamento. El miércoles, la dirigente del PP aseguró que los productos no habían llegado por el “cuello de botella” creado por el Ministerio de Sanidad.

Este lunes, Díaz Ayuso volvió a insistir en esa idea en la entrevista concedida a este diario y aseguró que, cuando los aviones aterricen en Madrid (no dio una fecha), dará todas las explicaciones. "Las compras en otros países, y más ahora que hay un pánico mundial, se han complicado mucho. Por ejemplo, todo lo que se compra en China se hace como si estuvieras en un bazar, en un mercado persa. Todas las mañanas hay que llevar por adelantado, mínimo, la mitad del dinero. Y, claro, las administraciones compramos con dinero público y hay que cumplir con las restricciones de la burocracia europea y, en concreto, de la española, que marca unas reglas de juego muy complicadas. Y si es difícil para un Gobierno estatal, imagínese para una autonomía", alegó la presidenta madrileña.

Con todo, la operación de compra ha provocado una crisis en el seno de la Consejería. La necesidad de 'cash' habría provocado que parte de los 23,3 millones de euros ya estén en China, un procedimiento cuestionable para la Intervención Delegada. Además, nadie sabe qué ha ocurrido con el material ni tampoco hay garantías de que vaya a ser entregado en algún momento. Fuentes cercanas a Sanidad aseguran que en el departamento creen que han podido ser engañados por los intermediarios que cerraron la supuesta compra de material en Shanghái.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
72 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios