cruce de acusaciones por el papel de reyero

Vuelve la guerra soterrada en Madrid entre PP y Cs en plena crisis de las residencias

Cruce de acusaciones entre bambalinas tras decidir la presidenta Ayuso un mando único bajo las órdenes de Sanidad (PP) para afrontar la situación de los ancianos por el coronavirus

Foto: Ayuso y Aguado, en la reunión del Consejo de Gobierno extraordinario del 9 de marzo. (EFE)
Ayuso y Aguado, en la reunión del Consejo de Gobierno extraordinario del 9 de marzo. (EFE)

La situación de las residencias en Madrid, especialmente afectadas por el coronavirus y por los criterios sanitarios y médicos que establecieron desde prácticamente el comienzo de la crisis que los casos "con poca probabilidad de mejora" no serían derivados al hospital, ha acabado por provocar un nuevo choque en el Gobierno de la Comunidad de Madrid entre PP y Cs que, de momento, se ha zanjado con el consejero 'naranja' de Políticas Sociales, Alberto Reyero, bajo el mando único de Sanidad para la crisis de los centros de mayores. Para el PP, era el paso lógico por "el descontrol en la gestión". Para Ciudadanos, "llevábamos pidiendo el mando único desde hace dos semanas y hasta se llevó al Consejo de Gobierno".

La gota que colmó el vaso fue la decisión del consejero de Ciudadanos de publicar las cifras de muertos en las residencias de la Comunidad de Madrid. En el entorno más cercano de la presidenta de la Comunidad se entendió como "un alarmismo innecesario" y "una falta de sensibilidad". Para la formación naranja, no fue más que "un ejercicio de transparencia. La gente merecía saber lo que está pasando".

Lo cierto es que en la tarde del jueves, y tras la decisión de Reyero de publicar las cifras de muertos, la presidenta Díaz Ayuso anunciaba la creación de un mando único, bajo la dirección de Sanidad y el consejero Enrique Ruiz Escudero, de quien dependerán el consejero de Interior y Víctimas, Enrique López, y el propio Reyero. El plan incluye la utilización del cuerpo de Bomberos de la Comunidad para ayudar al traslado de ancianos, la habilitación de hoteles para los casos en los que las residencias sean incapaces de seguir atendiéndoles y la evaluación de todas las residencias para ver sus necesidades.

La publicación de las cifras de muertos en las residencias se entendió en el entorno más cercano de Ayuso como "un alarmismo innecesario"

Para Ciudadanos, la presidenta "no aparta a nadie. Lo que se ha conseguido —dos semanas después— es que se haga caso a Reyero, que lleva dos semanas demandando esto, La orden 275/2020 emitida por el Gobierno de Pedro Sánchez obliga a la Consejería de Sanidad a asumir la atención sanitaria de todas las residencias de mayores de la Comunidad de Madrid. Las residencias son centros asistenciales y no están preparadas para asumir una crisis sanitaria de estas características sin la participación de la Consejería de Sanidad. Por eso, celebramos su medicalización". Además, "la Consejería de Políticas sociales sigue al frente de la gestión no sanitaria de las residencias".

Acusaciones cruzadas entre PP y Cs

La versión del PP en el Gobierno regional es muy distinta. Una fuente del Ejecutivo asegura que "la realidad es que la presidenta ha tomado la decisión ante la situación de descontrol en la gestión de las últimas semanas y la falta de información de lo que estaba ocurriendo por parte de la Consejería. Tampoco había un plan de actuación...". Y hacen hincapié en "la gestión de las cifras: ha sido todo un poco, y tanto la Consejería como el consejero se han visto desbordados".

Ciudadanos insiste en negar esas acusaciones y en lamentar "que hagan política" con un tema como el de las residencias. "Nuestra prioridad absoluta es salvar vidas. La de Reyero y la de toda la Consejería. Por eso llevábamos dos semanas pidiendo al Ejército y a Sanidad que entrara. Lo ha puesto hasta encima de la mesa del Consejo de Gobierno. Y ahora, por fin, nos han hecho caso: no por un plan de choque, porque les obliga el Gobierno".

Fuentes del PP acusan a la Consejería de Cs de no tener un plan y "estar desbordados", mientras que Ciudadanos insiste en que llevaban "dos semanas" pidiendo que se intervinieran las residencias

En este punto, las fuentes del PP también rechazan la versión de Ciudadanos. "Eso son excusas. Lo único que pedían, y lo hacían en entrevistas —no lo despachó con la presidenta— es la intervención de médicos de la UME, y eso lo tienes que trabajar adecuadamente, ver las necesidades que tienen y presentar un plan, pero si no sabes ni lo que necesitas... qué vas a pedir. La UME tenía desplegada para toda España más de cien médicos militares y unos 70 enfermeros. No tenían capacidad para tomar el control de las residencias". Y en cuanto a la medida "excepcional" de decretar el mando único de Sanidad, en el PP matizan que "el decreto del estado de alarma no obliga a las CCAA a poner las residencias bajo el mando de Sanidad, las habilita pero no las obliga. Ha sido una decisión política", insisten los populares.

Un episodio más de los choques

Lo cierto es que la guerra más o menos soterrada que mantienen PP y Cs en su Gobierno de coalición ha vuelto a manifestarse en plena pandemia. En este mismo mes, antes del Covid-19, Ayuso perdió la ley estrella de rebajas de impuestos por un "acuerdo de cafetería". Dos meses antes, otra gran bronca se produjo cuando Ayuso decidió nombrar como jefe de Gabinete a Miguel Ángel Rodríguez sin consensuarlo con su socio, Ignacio Aguado. Los dos partidos pospondrán sus rencillas hasta después de la crisis y la sangre política no llegará al río.

Para Cs, "hay que salvar vidas y salvar a los mayores", eso es lo único importante ahora. Otra fuente del PP, de la máxima confianza de la presidenta, insiste en la misma idea, "el problema es que hay tantos infectados, tantas residencias y hay tantas medidas que tomar para proteger a los no contagiados... que aún va a haber daños importantes".

a

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios