REESTRUCTURACIÓN DE LOS CÍRCULOS DE PODER

Sánchez integra a Illa y Montero en los 'maitines' con Unidas Podemos en Moncloa

El presidente rediseña los 'maitines' de los lunes dedicados a coordinación y estrategia: incluye a los morados y da entrada a dos pesos pesados del Ejecutivo, cuya proyección trasciende sus carteras

Foto: Los ministros José Luis Ábalos y Salvador Illa, este 3 de febrero, a su llegada a la solemne apertura de la XIV Legislatura, en el Congreso. (EFE)
Los ministros José Luis Ábalos y Salvador Illa, este 3 de febrero, a su llegada a la solemne apertura de la XIV Legislatura, en el Congreso. (EFE)

Pedro Sánchez ha reestructurado sus círculos de poder en la Moncloa y en Ferraz para adaptarlos a la nueva etapa y minimizar riesgos de descoordinación con sus socios de Unidas Podemos. Y en ambos espacios ha decidido incluir a dos de sus ministros, a María Jesús Montero, la titular de Hacienda que ha asumido en este Ejecutivo de coalición la tarea más visible, la de la Portavocía del Gobierno, y a Salvador Illa, el responsable de Sanidad cuya labor va mucho más allá que lo escrito en su cartera. Ambos pasan a formar parte de la ejecutiva federal del PSOE y ambos también, lo más significativo, se sentarán en las reuniones de 'maitines' los lunes en la Moncloa: los encuentros informales de coordinación y estrategia que el presidente ha ampliado y en el que incluye también a la formación de Pablo Iglesias.

Cuando Sánchez aterrizó en el Gobierno, convocaba semanalmente a su núcleo de confianza en el complejo presidencial para diseñar las líneas fundamentales de la estrategia. A estas citas sobre las 09.30 de cada lunes acudían su director de Gabinete, Iván Redondo; la vicepresidenta, Carmen Calvo; el secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y su mano derecha en Ferraz, el responsable de Coordinación Territorial, Santos Cerdán; la vicesecretaria general y portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, y el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver. En esos 'maitines' en Moncloa se adoptaban las decisiones más importantes, que luego pasaban al resto del Ejecutivo y al partido. Fue ahí, por ejemplo, donde el presidente cerró la fecha de las elecciones generales del 28 de abril. Ese formato le permitía sentar a la misma mesa a las cabezas de las cuatro patas de su proyecto: su Gabinete (Redondo), el Ejecutivo (Calvo), el partido (Ábalos y Cerdán) y el grupo (Lastra).

Ahora, Sánchez entiende que, constituido ya el Gobierno de coalición, han de cambiar los modos de funcionamiento internos. Y cree que es prioritario engrasar la relación con sus socios. Por eso, según fuentes gubernamentales, de Ferraz y de la cúpula morada, ha rediseñado esos 'maitines' de los lunes: da entrada a Unidas Podemos y refuerza la representación socialista. Este pasado lunes, 3 de febrero, se celebró el primer encuentro de esta nueva era bajo este nuevo formato.

Los lunes se encontrarán Sánchez, Redondo, Calvo, Lastra, Ábalos, Montero, Illa y Oliver y, por UP, Iglesias, Montero, Echenique y Del Olmo


Por parte de Podemos, están convocados cada semana en la Moncloa Pablo Iglesias, líder del partido y vicepresidente segundo del Gobierno; Irene Montero, titular de Igualdad; Pablo Echenique, portavoz parlamentario, y Juanma del Olmo, secretario de Comunicación del partido y director de Comunicación y de Estrategia de Iglesias en el Ejecutivo. La delegación socialista la integran Sánchez, Redondo, Calvo, Ábalos, Lastra, Oliver, Montero e Illa. No se sumará, en principio, Cerdán, puesto que la pata del partido está representada por el secretario de Organización y ministro de Transportes.

El 'ministro para Cataluña'

Además de la incorporación del socio de coalición, destaca la entrada de Montero e Illa, lo revela el peso creciente de ambos. La predecesora de la titular de Hacienda en la Portavocía, Isabel Celaá, no llegó a entrar a ese núcleo de confianza del líder. Pero Sánchez ha ido concediendo más poder a la dirigente sevillana. Ya formó parte del equipo negociador, con Calvo y Lastra, en la investidura fallida, y fue la encargada de cerrar el acuerdo de gobierno con Echenique después de que el presidente e Iglesias cerraran el preacuerdo de coalición. Además, aprovechando su buena relación con los morados, y también con los medios, de los que jamás rehúye, la nombró portavoz. Ella puede ser el futuro del partido en Andalucía, como relevo de Susana Díaz, aunque ese melón no está abierto aún porque el próximo congreso federal del PSOE no llegará hasta 2021.

"Máxima coordinación y unidad", dicen en el equipo del presidente, que también mantendrá citas periódicas con sus cuatro vicepresidentes

El ascenso de Illa tiene su propia lectura. Al nombrarlo ministro de Sanidad, Sánchez avisó que su incorporación iba "mucho más allá" de lo que representa su departamento. El también secretario de Organización del PSC y hombre fuerte de Miquel Iceta tendrá un rol clave en la relación con Cataluña, una materia extremadamente delicada y que con seguridad colonizará esta nueva legislatura. Illa es reconocido como un dirigente discreto, metódico y eficaz, y Sánchez quiere tenerlo a su lado. Es, en realidad, el 'ministro para Cataluña'.

Sánchez integra a Illa y Montero en los 'maitines' con Unidas Podemos en Moncloa

Además de los 'maitines' de los lunes, Sánchez mantendrá en este nuevo tiempo reuniones de coordinación con sus cuatro vicepresidentes —Calvo, Iglesias, Nadia Calviño y Teresa Ribera—, pero, como indican fuentes de Ferraz y del Gobierno, estos encuentros son más "programáticos", de desarrollo de los ejes estratégicos del Ejecutivo (robustecimiento de la economía y creación de empleo de calidad, cohesión territorial, justicia social, lucha contra la emergencia climática y la despoblación y consecución de la igualdad real de la mujer). Desde Unidas Podemos precisan que estos encuentros con los vicepresidentes se sustanciarán en ocasiones a través de almuerzos que podrían ser semanales —la periodicidad no está fijada—, aunque Calvo, en su entrevista del pasado domingo en 'El País', indicaba que tendrían lugar esas reuniones de coordinación una vez al mes, apreciación que fuentes del partido morado atribuyen a su deseo de no verse diluida entre los otros tres vicepresidentes, informa Iván Gil.

Pedro Sánchez, junto a los vicepresidentes Carmen Calvo y Pablo Iglesias, este 4 de febrero en el Congreso. Detrás, la dirección del Grupo Socialista: Adriana Lastra, Rafael Simancas, Belén Fernández y Felipe Sicilia. (EFE)
Pedro Sánchez, junto a los vicepresidentes Carmen Calvo y Pablo Iglesias, este 4 de febrero en el Congreso. Detrás, la dirección del Grupo Socialista: Adriana Lastra, Rafael Simancas, Belén Fernández y Felipe Sicilia. (EFE)

La reestructuración de los círculos de poder del presidente supone que no habrá una cita específica del núcleo duro del partido y de la parte PSOE del Ejecutivo. Desde la Moncloa y desde Ferraz recuerdan que la comunicación entre Sánchez, Redondo, Calvo, Ábalos, Lastra y Cerdán es "constante", y por tanto no necesita la formalidad de una reunión. "Lo que hay, pues, son los 'maitines' conjuntos. Máxima coordinación y unidad, esa es la clave —explican fuentes del Gabinete del jefe del Ejecutivo—, porque somos un Gobierno conjunto. El presidente luego por supuesto que se reúne estratégicamente con todo el mundo".

PSOE y Unidas Podemos quieren trasladar el mensaje de que trabajan unidos y sin graves disputas. También para engrasar esa relación política y personal, y coordinar las medidas del nuevo Gobierno, Sánchez reunirá a sus ministros este sábado en la finca toledana de Quintos de Mora, en el primer retiro que hace con su Gabinete de coalición.

Illa, también jefe de campaña del PSC

Este rediseño de los 'maitines' hay que unirlo a la remodelación de la ejecutiva socialista. Como ya informó este diario, Sánchez ha modificado ligeramente la composición de la comisión permanente, que es el núcleo más pequeño de la dirección, que congrega a los responsables de área y aquellos otros elegidos por el secretario general.

Ya no habrá 'maitines' de PSOE-Gobierno solo, porque la comunicación del presidente con su núcleo de confianza es "constante"

El líder ultimó la semana pasada la entrada de los ministros María Jesús Montero, Salvador Illa y Carolina Darias (titular de Política Territorial y Función Pública) como delegados federales —como invitados, por tanto, sin voto, porque los estatutos no permiten que entren miembros de pleno derecho—, y además promociona a José Manuel Rodríguez Uribes, ministro de Cultura y Deporte. Este formaba parte del plenario de la ejecutiva, pero no estaba en el círculo más pequeño, la permanente, y ahora entra en él. También ganan peso en la cúpula los diputados Javier Izquierdo y Luz Martínez Seijo, que se convierten en secretarios de área. Sánchez asimismo premia a Santos Cerdán, responsable de Coordinación Territorial y segundo del aparato como mano derecha de Ábalos. Él será el eslabón entre el partido y el Gobierno, el encargado de llevar las relaciones institucionales entre las dos esferas de poder.

Illa también crece en Madrid sin perder pie en Barcelona. Como aseguraban a este diario fuentes próximas al primer secretario, Iceta le ha confirmado como jefe de campaña de las autonómicas catalanas del PSC —ya lo fue en 2017—, junto con la número dos, Eva Granados, y el secretario de Imagen y Comunicación, Enric Casas.

Reorganización también en la SEC

También este martes se completó la estructura de la Moncloa con la reorganización de la Secretaría de Estado de Comunicación (SEC), que dirige Miguel Ángel Oliver. Ya están nombrados cuatro de los cinco directores generales —Miguel Ángel Marfull (Información Nacional), Carmen Pérez (Información Internacional), Jesús Perea (Información Autonómica) y Daniel Fuentes (Información Económica)—, más el responsable de la nueva Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia de País a Largo Plazo, el historiador cacereño Diego Rubio Rodríguez.

Aún resta la designación del jefe del Departamento Digital de la SEC y de los directores de Asuntos Exteriores y de la UE de la Moncloa, dos de los 'sherpas' que sustituirán al que era hasta ahora principal asesor de Pedro Sánchez en política exterior, José Manuel Albares, nombrado embajador de España en Francia por el Consejo de Ministros de este martes.

Sánchez viaja este miércoles a Bruselas para reunirse con el presidente del Consejo Europeo, el liberal belga Charles Michel, a petición de este. El líder socialista, señalaron en la Moncloa, "expondrá la posición española de cara al Consejo Europeo extraordinario del 20 de febrero", en el que se abordará el Marco Financiero Plurianual. En esta semana, Michel está celebrando reuniones bilaterales con todos los presidentes de gobiernos de la UE. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios