PRESENTACIÓN DEL NUEVO GABINETE DE COALICIÓN

Sánchez avisa a Podemos: este Gobierno plural "va a caminar en una sola dirección"

El presidente subraya que el Ejecutivo tendrá "varias voces" pero "una palabra", nace con el "firme propósito de unidad" y avanza que será la legislatura "del diálogo social, territorial y generacional"

Foto: Pedro Sánchez, durante su comparecencia en la Moncloa, este 12 de enero. (EFE)
Pedro Sánchez, durante su comparecencia en la Moncloa, este 12 de enero. (EFE)

Nace un nuevo Gobierno "plural", el primero de coalición en la historia democrática de España desde la II República. Una cohabitación inédita que nutrirá de "voces" el Ejecutivo, pero que no comprometerá su "unidad", porque habrá una sola "dirección".

Pedro Sánchez deja claras las reglas del juego a Unidas Podemos desde el primer minuto. Y las expresó en la presentación formal, tras la comunicación preceptiva al Rey, de su nuevo Gabinete. Lo hizo en la Moncloa, en una comparecencia sin preguntas en la que ofreció no solo la lista ya conocida de los 22 ministros —11 hombres y 11 mujeres, y cinco de ellos propuestos por los morados—, sino en la que desgranó el sentido de los nombramientos y los principales objetivos de este nuevo mandato. Porque esta será, señaló, la legislatura del "diálogo", del diálogo "social, territorial y generacional".

[Consulte aquí en PDF la comparecencia del presidente]

El presidente del Gobierno se detuvo primero, en su breve declaración institucional, de unos diez minutos, en el agradecimiento "profundo y sincero" a los cuatro ministros que abandonan su equipo —Dolores Delgado (Justicia), Magdalena Valerio (Trabajo), Luisa Carcedo (Sanidad) y José Guirao (Cultura)— por su "extraordinario trabajo". Su salida se debe solo, explicó, a que la nueva etapa que ahora se abre exige de "nuevos perfiles". Pero después de ese capítulo lógico, y ante las dudas que pueda generar el primer Ejecutivo bipartito en estos más de 40 años de democracia, las que él mismo tenía en el verano cuando rechazó la coalición, remarcó desde el principio que habrá un solo Gobierno, y no dos.

"Es un Gobierno que se va a nutrir de ideas plurales, pero que va a caminar en una sola dirección. Tendrá varias voces, pero con una misma palabra", dice


España, dijo, recorre un "camino nuevo", la "singularidad" de un Gabinete mestizo que servirá también de "referencia al futuro" y que "pone a la política española en la misma senda que a la política europea, la de la formación de mayorías de Gobierno a través del diálogo, del entendimiento y también de la convivencia de familias políticas distintas". "Es un Gobierno plural, de coalición. Pero con un firme propósito de unidad —insistió—. Es un Gobierno que se va a nutrir de ideas plurales, pero que va a caminar en una sola dirección. Hablará con varias voces, pero siempre con una misma palabra". Ya el propio protocolo de coordinación firmado entre las dos formaciones blinda esa cuestión: ambas se conjuran para que no haya distorsiones ni ruidos.

Valores "netamente progresistas"

A continuación, explicó los porqués de esta nueva alineación. Las cinco "grandes transformaciones" que a su juicio necesita el país —crecimiento económico y de empleo; entendimiento territorial y reto demográfico, justicia social, transformación digital de la economía y transición ecológica y plena igualdad de la mujer—, que se corresponden con las cuatro vicepresidencias, que recaerán en manos de Carmen Calvo, Pablo Iglesias, Nadia Calviño y Teresa Ribera, y la quinta, la lucha por la igualdad, "impregna la integridad" del nuevo Ejecutivo y además cuenta con un departamento específico, que liderará Irene Montero, hasta ahora portavoz parlamentaria de Unidas Podemos. Y, para sacudirse las críticas por haber reducido la cuota de mujeres en el conjunto del Gobierno —habrá un 50% de ministras, por el 64,7% que marcó récord en 2018—, advirtió de que tres de las cuatro vicepresidencias serán ocupadas por mujeres. "España no va a volver a ser nunca más un país de mujeres sin voz", señaló.

El presidente destaca el método "resuelto" que tendrá su Gabinete y los ministros de "capacidad económica" y de acreditada "profesionalidad"

El presidente destacó que el Ejecutivo se definirá por sus valores "netamente progresistas"; por su actitud, "dialogante" y por su método, "activo, ejecutivo y resuelto". Ese método, dijo, se refleja en el número de carteras —se pasa de 17 a 22, incluyendo las vicepresidencias— y en la "personalidad de sus titulares". Porque con ambos aspectos pretende trasladar la imagen de un Gobierno "de acción, ejecutivo, con competencias muy precisas, muy tasadas". Tanto como que según el protocolo los ministros no podrán salirse de su esfera de actuación. Sánchez apuntó que ese deseo de que las prioridades del país tengan un reflejo nítido en el Consejo de Ministros explica que Trabajo se desgaje de Seguridad Social —en realidad, se debe a que no quería ceder la gestión de las pensiones a Unidas Podemos—, porque en algunos casos se trata de tareas capaces de "absorber la totalidad de la atención" de un miembro del Gobierno.

Sánchez avisa a Podemos: este Gobierno plural "va a caminar en una sola dirección"

Tras leer la lista íntegra de sus 22 ministros, todos ya conocidos gracias a la estrategia de goteo que arrancó el pasado jueves y concluyó ayer sábado con el titular de Justicia, Juan Carlos Campo, Sánchez incidió en que son todos hombres y mujeres con gran "profesionalidad y competencia", con trayectorias que "avalan" su capacidad. Abundan, dijo, perfiles de "rotunda competencia económica" —Nadia Calviño como vicepresidenta cuarta, Arancha González Laya (Exteriores), José Luis Escrivá (Seguridad Social)...—, preparados para "afrontar los desafíos económicos" que tiene España.

Reconoció a su vez que conviven "diversos enfoques". Afiliados de PSOE y de Unidas Podemos, pero también independientes "de reconocido prestigio" que aportan "valor y experiencia al equipo" y que conectan "con el sentir" de la sociedad española. "La composición del Gobierno es tan plural como la mayoría progresista que apoya a este Gobierno y como la mayoría social progresista que aspira también a representar este Gobierno", remarcó.

"España de moderación, no de crispación"

Sánchez desea que esta legislatura que se abre será la del diálogo. "Social, territorial y generacional". Diálogo porque los españoles reclaman a sus politicos, justificó, en otro claro mensaje a Unidas Podemos, "una España de moderación y no una España de crispación". "Una España que construye puentes de colaboración y no una España de vetos y rupturas", porque ya ha habido "muchas durante estos últimos años", apuntó, sin señalar explícitamente el "conflicto" en Cataluña y que marcará buena parte de la agenda del nuevo Ejecutivo, dada además la dependencia parlamentaria de ERC.

El líder socialista subraya que su Gabinete reflejará la España del "acuerdo" y no la "discordia" y que buscará "servir a todos los españoles"

El jefe del Ejecutivo ya pidió esa "moderación" en su debate de investidura, justo para que haga de contraste con una oposición, de PP, Ciudadanos y Vox, que se prevé durísima. Sánchez desea oponer esa "España de convivencia" que encarnaría el Gobierno con la "España de discordia o de sobreexcitación". Acuerdo y no "insulto" ni "descalificación". Y frente a quienes desacreditan de entrada al nuevo Ejecutivo, incidió en que este Gabinete de coalición, "el Gobierno progresista de España", nace con la vocación "clara" de "servir a todos los españoles", porque "no hay nada más progresista que unir a España". "Arranca con el propósito de dialogar para resolver las diferencias, porque no hay nada más progresista que dialogar. Y actuará con un espíritu activo y resolutivo porque no hay nada más progresista que avanzar y poner en marcha a nuestro país después de tantos meses de 'impasse", concluyó.

Pedro Sánchez charla con los periodistas tras su declaración institucional en la Moncloa, este 12 de enero. (Reuters)
Pedro Sánchez charla con los periodistas tras su declaración institucional en la Moncloa, este 12 de enero. (Reuters)

El presidente penetró en la sala de prensa de la Moncloa a las 14:00, precedido por sus más íntimos colaboradores: su director de Gabinete, Iván Redondo, y el secretario general de la Presidencia, Félix Bolaños, con quienes ha compuesto el puzle del nuevo Ejecutivo, y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo. No hubo preguntas, aunque sí las habrá el martes, tras el primer Consejo de Ministros de la coalición. Pero Sánchez se mostró esta vez, de manera más clara, aliviado tras meses de parálisis y con una investidura encallada y que le ha supuesto una enorme erosión a su imagen. "Habemus Gobierno", confió a los periodistas en tono de broma en cuanto bajó de su atril. Arranca un nuevo camino. Que haya solo una voz es el propósito. Distinto es que los planes se cumplan a rajatabla. Mañana lunes, sus 22 ministros tomarán posesión ante el Rey.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios