Un dirigente de la confianza del líder

Sánchez opta por un hombre de partido, Rodríguez Uribes, como ministro de Cultura

El presidente escoge a un miembro de su ejecutiva federal y del partido en Madrid, que era hasta ahora número dos de los socialistas en la Asamblea. Antes ejerció como delegado del Gobierno

Foto: José Manuel Rodríguez Uribes, nuevo ministro de Cultura, en diciembre de 2018, cuando era delegado del Gobierno en Madrid. (EFE)
José Manuel Rodríguez Uribes, nuevo ministro de Cultura, en diciembre de 2018, cuando era delegado del Gobierno en Madrid. (EFE)

Otra sorpresa. Otro nombre inesperado. José Manuel Rodríguez Uribes será el nuevo ministro de Cultura y Deporte, en sustitución del almeriense José Guirao. Es la apuesta de Pedro Sánchez para un departamento de gestión siempre complicada por los intereses encontrados del sector. El presidente ha optado no por una persona llegada del mundo de la farándula, como se especulaba, sino por un hombre de partido, miembro de su ejecutiva federal, exdelegado del Gobierno en Madrid y actual portavoz adjunto del Grupo Socialista en la Asamblea de Madrid. Concurrió en las últimas autonómicas, de hecho, como número tres de la lista que encabezaba por segunda vez el extitular de Educación Ángel Gabilondo.

José Manuel Rodríguez Uribes (Valencia, 1968), doctor en Derecho desde 1998 y profesor titular de Filosofía del Derecho y Filosofía Política primero en la Universidad de Valencia y después en la Carlos III de Madrid (desde 2004 hasta la actualidad), atesora una fecunda trayectoria académica, aunque también ha desempeñado cargos institucionales. Fue jefe de Gabinete del Alto Comisionado de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo entre 2004 y 2006, órgano al frente del cual figuraba Gregorio Peces-Barba (su maestro) y que dependía directamente del entonces presidente, José Luis Rodríguez Zapatero. Desde ese año hasta 2011, el comisionado pasó a convertirse en una dirección general adscrita al Ministerio del Interior, que pilotó Alfredo Pérez Rubalcaba.

Su siguiente salto en la política lo dio ya con Sánchez de la mano. Él lo hizo secretario de Laicidad de su ejecutiva federal en el 39º Congreso, en 2017, y al año siguiente, cuando montó su primer Gobierno, lo nombró, en junio de 2018, delegado del Gobierno en Madrid, cargo que mantuvo hasta abril de 2019, cuando tuvo que dimitir para pasar a integrarse en las listas de las autonómicas del 26 de mayo. Él era el número tres de Gabilondo, y tras la constitución de la Asamblea, pasó a ser el portavoz adjunto del Grupo Socialista. La dos de la candidatura madrileña era Pilar Llop, presidenta del Senado desde el pasado 3 de diciembre.

El presidente promociona a dos personas de la confianza de Gabilondo y de Franco, más como apuesta de futuro, aunque descabeza el grupo


Sánchez ha decidido promocionar, por tanto, a dos personas de la confianza del portavoz y del secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, también con vistas al futuro. El presidente es consciente de que su partido sufre un agujero en Madrid y que necesita preparar cantera, ya que es improbable que Gabilondo repita como candidato por tercera vez, aunque el 26-M venció en los comicios. Su mayoría, no obstante, fue insuficiente, y el PP, con Isabel Díaz Ayuso, pudo mantener el Gobierno regional: trenzó una coalición con Ciudadanos que fue apoyada por la ultraderecha de Vox.

La contrapartida es que descabeza el grupo en la Asamblea, ya que se espera un nuevo destino para Gabilondo y Llop, aunque mantendrá su acta, no tendrá dedicación plena. Franco, desde las elecciones generales del 28 de abril diputado en el Congreso, ve reforzada su cuota en el Ejecutivo, ya que también la titular de Industria, Reyes Maroto, ya ratificada, es de su más estrecha confianza.

Fecunda trayectoria académica

Rodríguez Uribes ha sido director del Instituto de Derechos Humanos Bartolomé de las Casas (2016-2018), del que fue antes director de su programa de doctorado y entre 2013 y 2017 de su máster en Derechos Fundamentales. Es autor de seis libros —'Opinión pública. Concepto y modelos históricos' (Madrid, 1999); 'Sobre la democracia de Jean-Jacques Rousseau' (Madrid, 1999); 'Formalismo ético y constitucionalismo' (Valencia, 2002), 'Las víctimas del terrorismo en España' (Madrid, 2015), 'La utopía posible' (Madrid, 2015) y 'Elogio de la laicidad. Hacia el Estado laico: la modernidad pendiente' (Valencia, 2017)— y ha dictado conferencias y ha realizado estancias de investigación en universidades y centros europeos y americanos (ONU, OSCE, Instituto Europeo de Florencia y en distintas sedes de la AECID en América Latina).

Uribes redactó el informe que desaconsejaba la reinhumación de Franco en la Almudena por seguridad, opinión tenida en cuenta por el Supremo

El nuevo ministro ejerció su cargo institucional más notable, el de delegado del Gobierno en Madrid, sin sobresaltos, pero tampoco sin despuntar en él. No lo convirtió en una plataforma que le sirviera para ser candidato —sí ocurrió con la popular Cristina Cifuentes, que encabezó las listas en 2015 y fue elegida presidenta, hasta que el escándalo del máster le hizo dimitir—, pero al final dará un salto mayor, al Gobierno de España, como miembro del primer Gabinete de coalición. En su etapa como delegado del Gobierno redactó el informe que desaconsejaba que los restos de Francisco Franco fueran reinhumados en la cripta de la catedral de la Almudena de Madrid por razones de seguridad. Su opinión fue tenida en cuenta por el Supremo, que desestimó todos los recursos de la familia del dictador.

Sánchez opta por un hombre de partido, Rodríguez Uribes, como ministro de Cultura

Su antecesor, José Guirao (Pulpí, Almería, 1959), cuya salida le fue comunicada el jueves por el propio presidente, le deja el listón muy alto. El almeriense asumió la cartera tras la fulminante caída de Màxim Huerta a los seis días de tomar posesión del cargo. Fue bien acogido por el sector por su acreditada trayectoria como gestor cultural. Dirigió el Museo Reina Sofía entre 1994 y 2000, cuando la institución compró dos 'picassos' y amplió su colección con obras de Juan Gris y de Joan Miró, informa EFE. Entre 2001 y 2013 pilotó La Casa Encendida, centro cultural de referencia y vanguardia en Madrid, y después, y hasta que recibió la llamada de Sánchez, ocupó el cargo de director general de la Fundación Montemadrid, entidad cuyo objetivo es la mejora de la calidad de vida y la inclusión de personas en dificultad social. Una de las primeras decisiones de Pepe Guirao al llegar al ministerio fue deshacer la fusión del Teatro Real y del Teatro de la Zarzuela que su antecesor del PP, Íñigo Méndez de Vigo había programado. Otro de los problemas a los que ha tenido que hacer frente es a la crisis en la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).

Guirao no tenía demasiado perfil político pero, a cambio, ha mantenido al sector pacificado. Miguel Falomir, director del Museo del Prado, agradeció su labor al pronto ya exministro, un buen conocedor de los "museos y sus problemas" y que "en la medida de sus posibilidades ha intentado ayudar". La institución confía en que su sucesor mantenga sus compromisos. Falomir recordaba este viernes que los Presupuestos de 2019, que tumbó el Congreso, eran positivos para el Prado por primera vez en diez años, porque incluía un importante aumento de recursos y el "compromiso de financiación" del Salón de Reinos, el proyecto más importante desde su última ampliación y que está bloqueado desde hace años, informa EFE.

Guirao deja el listón muy alto. Su sucesor deberá promover un pacto por la Cultura y completar el Estatuto del Artista. También habrá Ley de Deporte

El acuerdo de Gobierno con Unidas Podemos indica algunos de los ejes de actuación que tendrá que desarrollar Uribes. Desde el ministerio tendrá que lanzar un pacto de Estado por la Cultura, que "proteja e impulse la actividad cultural, que contribuya al desarrollo de las industrias culturales y de la creatividad y que permita al sector aumentar su peso en el PIB". Se aumentará progresivamente el presupuesto para Cultura y se completará el Estatuto del Artista, para mejorar las condiciones de artistas y creadores. Asimismo, se creará "una Oficina de Derechos de Autoría, dependiente del Ministerio de Cultura y Deporte, para mejorar la gestión de los derechos de autoría y que se encargará de velar por la protección de la propiedad intelectual". Se trabajará por un pacto por la lectura y se impulsará un plan de acción sobre igualdad en el ámbito cultural. También deberá promover una Ley de Deporte y un plan estratégico para fomentar esta actividad y proteger y potenciar el deporte femenino.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios