según las conversaciones intervenidas

Torra y el enlace de los CDR mantuvieron tres llamadas en una sola tarde

Los agentes escucharon cómo una mujer explicaba al 'president' detalles de sus planes contra determinadas infraestructuras, principalmente carreteras

Foto: El presidente de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)

Tres veces en una sola tarde. Un enlace de los comités de defensa de la república (CDR) contactó con Quim Torra en tres ocasiones durante unas pocas horas, según los pinchazos detectados en el marco de la investigación a los detenidos en la operación Judas. La intervención telefónica, casual en el marco del operativo que se saldó con siete presos preventivos por integración en organización terrorista y estragos, fue apartada por tratarse de un aforado y no corresponder a los fines de la investigación, informan fuentes del caso a El Confidencial.

La investigación sobre los miembros de este grupo, que fueron enviados a prisión incondicional el 26 de septiembre, topó —otra vez— con el presidente de la Generalitat, Quim Torra. Según confirman a El Confidencial fuentes del caso, la Guardia Civil, que controló al grupo y sus movimientos durante casi un año y medio, detectó conversaciones del sucesor de Carles Puigdemont con personas ligadas a estos grupos, surgidos en un inicio para facilitar el referéndum del 1-O y que después evolucionaron con el objetivo de luchar por la proclamación de la república.

En las conversaciones, los agentes escucharon cómo una mujer explicaba al 'president' detalles de sus planes contra determinadas infraestructuras, principalmente carreteras. Reclamaba al máximo cargo de la Generalitat apoyo institucional para garantizar cortes que pensaban llevar a cabo durante la operación salida de la pasada Semana Santa. Sin embargo, el diálogo se centraba también en otros puntos.

Torra no mantuvo contactos con ninguno de los integrantes de la célula desarticulada y no existe constancia de que conociera los planes del grupo, que disponía de sustancias para la elaboración de explosivos y una lista de objetivos, entre ellos, casas cuartel de la Guardia Civil. Pretendía, además, asaltar y ocupar durante cinco días el Parlament para forzar una declaración de independencia. Sin embargo, el 'president' sí animaba a su interlocutora a ejecutar acciones de protesta.

Las otras veces

El 'president' ha ido apareciendo en el caso de forma lateral casi desde el inicio. Ya en los autos en que se decretaban los ingresos en prisión, había referencias a una cita misteriosa que mantuvieron miembros del grupo con la hermana de Carles Puigdemont, presuntamente para servir de enlace seguro entre este y su sucesor. La cita se produjo 'in itinere', en un coche que recogió a la hermana del huido en Bélgica y volvió a dejarla tras un corto espacio de tiempo.

Además, uno de los detenidos declaró en su comparecencia en la Audiencia Nacional que uno de sus compañeros le había dicho que los planes para ocupar el Parlament de Cataluña eran conocidos por el 'president'. "A mí me dicen que Torra lo sabía", aseguró. El objetivo del grupo, según explicó, era acceder a la sede parlamentaria y ocuparla durante cinco días. En ese plazo, querían lograr que una alta autoridad, ya fuera el propio Torra o incluso Puigdemont, declarara la independencia unilateral. La acción debía ser el colofón a una escalada de violencia a partir del aniversario del 1-O y hasta la publicación de la sentencia del 'procés', con ataques coordinados a infraestructuras básicas, informan a El Confidencial fuentes del caso.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios