LA REUNIÓN SE PRODUJO EN BARCELONA

La cita de los CDR con Anna Puigdemont: en un coche 'al paso' y con contravigilancia

Los CDR detenidos entregaron "documentación sensible" a la hermana del 'expresident' de la Generalitat en una cita clandestina celebrada en Barcelona entre grandes medidas de seguridad

Foto: Anna Puigdemont, hermana del 'expresident'.
Anna Puigdemont, hermana del 'expresident'.

La investigación sobre los miembros de los comités de defensa de la república (CDR) que presuntamente estaban preparando acciones violentas para responder a la sentencia del Tribunal del Supremo sobre el 'procés' ha revelado que varios de ellos se reunieron en secreto con Anna Puigdemont, hermana del expresidente de la Generalitat fugado a Bélgica. El encuentro se habría producido en Barcelona el 15 de septiembre de 2018 y los ya detenidos hicieron todo lo posible para evitar que fuera detectado.

Según han precisado a El Confidencial fuentes jurídicas, los integrantes de los autodenominados equipos de respuesta táctica (ERT), la facción más violenta de los CDR, recogieron supuestamente a la hermana del exjefe del Ejecutivo catalán al paso con un coche, circularon un rato para poder hablar con ella en el interior del vehículo y, cuando la conversación terminó, volvieron a dejarla en la calle como si nada hubiera ocurrido. Además de los radicales que participaron en la reunión, otros componentes del grupo se movilizaron para protegerla con medidas de contravigilancia.

Según explica el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón en los autos en los que decretó su ingreso en la cárcel —adelantado por la Cadena SER—, el encuentro tenía supuestamente como objetivo establecer un canal de seguridad entre el actual presidente de la Generalitat, Quim Torra, y su predecesor en el cargo para poder tratar con ellos los planes que estaban preparando los investigados para forzar la independencia de Cataluña por la vía de los hechos. Entre esos planes estaba en un lugar destacado, como reveló este diario, tomar el Parlament durante cinco días para que Puigdemont o Torra activaran de forma definitiva la declaración unilateral de independencia (DUI). Uno de los investigados tenía asignados en exclusiva los preparativos de esa misión.

El juez añade que, en esa reunión clandestina en un coche, los detenidos entregaron a Anna Puigdemontdocumentación sensible". Posteriormente, la hermana del exlíder de Junts pel Sí le habría hecho llegar esos papeles a Waterloo, la ciudad belga donde lleva casi dos años instalado en su huida de la Justicia española. Se trataría de un episodio clave en la investigación que apuntala las sospechas de que los nueve arrestados por la Guardia Civil en la operación Judas formaban parte de una estructura perfectamente profesionalizada y jerarquizada.

Ni los CDR ni el radicalismo independentista son ajenos a Anna Puigdemont, la quinta de los siete hermanos del 'expresident' —él es el segundo por edad—. Independentista convencida, ha utilizado las redes sociales en infinidad de ocasiones para defender los CDR y respaldar sus convocatorias. En octubre pasado, por ejemplo, escribió en su cuenta de Twitter un mensaje de admiración hacia la madre de Adrià Carrasco, uno de los investigados en la primera fase de las pesquisas contra estos colectivos de inspiración comunista. La Guardia Civil tenía orden de detenerlo en abril de 2018, pero logró fugarse antes de que llegaran los agentes. Su madre apareció luego en un programa de televisión para pedir que el calvario que estaba pasando su familia por esas supuestas acusaciones falsas contra su hijo no fuera en vano y el pueblo continuara el camino hacia la independencia. “Valiente!!!! Qué orgullo de madre y de hijo!!!”, opinó Anna Puigdemont en su perfil en la red social.

La hermana del 'expresident' también ha estado cerca de Terra Lliure, el antecedente directo en el que, según los investigadores, se habrían inspirado los nueve detenidos para poner en marcha los ERT. Anna Puigdemont está casada con Josep Lluís Queraltó Vives, candidato a diputado autonómico en 1992 por la circunscripción de Lleida bajo las siglas de Catalunya Lliure, la coalición que promovió en 1989 el brazo político del grupo terrorista (Movimiento de Defensa de la Tierra) para tratar de colarse en las instituciones. La apuesta fue un fracaso. La formación de Queraltó apenas logró 5.600 votos en toda Cataluña.

Fuentes del entorno de la familia Puigdemont niegan la existencia de ese encuentro. Aseguran que el día antes de la supuesta reunión fue operado el padre del clan y que Anna pasó ese 15 de septiembre acompañándolo en un centro hospitalario. Rechazan, por tanto, que hubiera podido citarse con nadie.

Pero la investigación apunta a que encontró un hueco a lo largo de esa jornada para darse un paseo en coche con los detenidos por las calles de Barcelona. Uno de los siete arrestados que han sido enviados a prisión provisional declaró el pasado jueves en la Audiencia Nacional que le dijeron que los planes para ocupar el Parlament de Cataluña eran conocidos por el 'president' de la Generalitat. "A mí me dicen que Torra lo sabía", aseguró. El objetivo del grupo, según explicó, era acceder a la sede parlamentaria y ocuparla durante cinco días. En ese plazo, querían lograr que una alta autoridad, ya fuera el propio Torra o incluso Puigdemont, declarara la independencia unilateral. La acción debía ser el colofón a una escalada de violencia a partir del aniversario del 1-O y hasta la publicación de la sentencia del 'procés', con ataques coordinados a infraestructuras básicas, informan a El Confidencial fuentes del caso.

El detenido, uno de los dos que decidieron romper la disciplina acordada por la defensa de Alerta Solidaria y reconocer parte de los hechos, precisó que contaban con tener el respaldo popular suficiente para que el plan pudiera ejecutarse. El asalto al Parlament era su proyecto estrella. De las escuchas se desprende que lo comentaban una y otra vez, y entre el material incautado han aparecido anotaciones técnicas sobre el proyecto. La garantía de éxito radicaba, según esta versión del acusado, en la capacidad del grupo y los CDR en general "de movilizar a miles de personas". También concretó que lo que a él le transmitían era que el propio Torra "iba a abrir las puertas" de la Cámara.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
49 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios