YA TIENE EL APOYO DEL DIPUTADO DEL PRC

Ferraz contempla ya el voto de ERC tras el no de UPN y no descarta ministros de Podemos

Ábalos señala que los 350 votos valen igual. La investidura solo saldría ya adelante si los separatistas la facilitan, ya que Na+ sigue condicionando su abstención a conseguir Navarra y Pamplona

Foto: José Luis Ábalos, con los diputados de UPN Carlos García Adanero (c) y Sergio Sayas (d), este 12 de junio en el Congreso. (EFE)
José Luis Ábalos, con los diputados de UPN Carlos García Adanero (c) y Sergio Sayas (d), este 12 de junio en el Congreso. (EFE)

Ferraz está comenzando a asumir que, si quiere salvar la investidura de Pedro Sánchez lo antes posible, no le va a quedar más remedio que asumir la potencial abstención de los independentistas. Igual que ya no descarta por completo que puedan integrarse ministros de Podemos en el Gobierno, siempre que el presidente así lo decida. Las líneas que parecían rojas hace unos días ya van perdiendo color.

No hay escenarios definidos, desde luego, pero sí puertas que se van cerrando y otras que sí quedarán abiertas, como se esperaba. José Luis Ábalos, secretario de Organización del PSOE, se citó este miércoles por la mañana, en tres reuniones sucesivas, con los portavoces de PNV y Compromís, Aitor Esteban y Joan Baldoví, y con los diputados de Unión del Pueblo Navarro, Carlos García Adanero y Sergio Sayas, y por la tarde despachó con los representantes de Coalición Canaria y del Partido Regionalista de Cantabria, Ana Oramas y José María Mazón, y pudo comprobar justo eso mismo. Ya tiene atado el apoyo del diputado del PRC a cambio de inversiones en la comunidad. Los nacionalistas vascos y la coalición valenciana se prestan a seguir hablando con los socialistas, mientras que los regionalistas condicionan su abstención en la investidura de Pedro Sánchez a que el PSN les facilite tanto Navarra como Pamplona. Si no, no hay nada que hacer y no se moverán del no. CC mantiene su rechazo frontal. Por tanto, la puerta a la que Ferraz de entrada no quería llamar puede convertirse en la única salida para que la reelección del presidente prospere al primer intento.

Ferraz contempla ya el voto de ERC tras el no de UPN y no descarta ministros de Podemos

Ábalos, una vez concluida la primera tanda de reuniones en el Congreso, señaló que su partido pretende conseguir la investidura bien en primera votación, en la que se requiere mayoría absoluta —a la que el PSOE no llegará con seguridad, ni sumando a todos sus aliados—, o bien en segunda vuelta, a las 48 horas, cuando se exige mayoría simple, "más síes que noes". ¿Incluidos los independentistas?, se le preguntó. "Incluidos los 350 diputados, que nos merecen la misma consideración y cuentan exactamente lo mismo. Son 350 diputados con los que tenemos que contar, y eso es a lo que nos aboca la realidad, a lo que nos abocan los números", respondió el número tres socialista, quien destacó que percibe más "voluntad de construir numéricamente que de obstruir, y eso es al menos una nota esperanzadora". "No hay alternativa" a un Ejecutivo liderado por Sánchez, recordó. "Nos pongamos como nos pongamos".

Ábalos: "Los 350 diputados nos merecen la misma consideración y cuentan exactamente lo mismo. Son 350 diputados con los que debemos contar"


Será Adriana Lastra, la vicesecretaria general y portavoz parlamentaria, la que se vea mañana jueves con ERC y Junts per Catalunya (JxCAT), y ambos grupos cerrarán la ronda prevista por Ferraz, porque la cúpula no se verá ni con Bildu ni con Vox. Ayer ella misma decía que lo que no desea el PSOE es que la gobernabilidad o la investidura "dependa de los partidos independentistas".

Presión para PP y Cs

Sin embargo, Ábalos hablaba hoy de aceptar que todos los votos son iguales. Es decir, que el PSOE no puede impedir que otros grupos se abstengan sin que obtengan nada a cambio, sin pactar nada. Al menos, es el relato que ahora intenta tejer la dirección después de que el pasado fin de semana los colaboradores del presidente señalaran que era preferible una investidura fallida antes que "depender" de los separatistas. Fuentes de la cúpula, preguntadas si entonces aceptaban la abstención de ERC", contestaban así: "De ERC... o de Cs". Es decir, que todos los votos valen igual. Y la referencia a la formación de Albert Rivera (o la de Pablo Casado) no deja de ser un deseo carente de base, porque ya volvió a reiterar ayer, tras su reunión con el jefe del Ejecutivo, que no se abstendría. Igual que el PP. Lo que hacía Ábalos era adelantar la estrategia de Ferraz, ir construyendo el relato.

"No descarto nada porque después de la primera ronda sí que tenemos claras algunas cuestiones. Hay quienes quieren colaborar y quienes no", dice

¿Y podrá haber ministros de Podemos, como Pablo Iglesias o cualquier otra persona "destacada" del partido?, se le preguntó a Ábalos. Su respuesta fue nítida: "No descarto nada, porque después de la primera ronda sí tenemos claras algunas cuestiones: hay quienes han manifestado su voluntad de colaborar en la gobernabilidad de España y quienes han dicho que no van a colaborar. A partir de ahí, yo creo que a las cosas no hay que darles muchas vueltas. Uno tiene que contar con aquellos que quieren colaborar y tiene que renunciar, a la fuerza aunque sea, a aquellos que no solo no quieren colaborar, sino que han dicho claramente que van a complicar las cosas. Cuentas con los que quieren contar, y tienes que hacerte a la idea de no contar con los que no quieren contar". Fuentes próximas al ministro señalaron que su "no descarto" es la respuesta lógica, toda vez que quien tiene la potestad para nombrar ministros es el presidente del Gobierno.

Ferraz contempla ya el voto de ERC tras el no de UPN y no descarta ministros de Podemos

Podemos no ha abandonado su voluntad de entrar en el Gabinete de Sánchez. De hecho, este mismo miércoles invocaba el ejemplo de la Comunidad Valenciana, donde Ximo Puig liderarán un Ejecutivo de coalición, con Compromís y los morados. Los socialistas han reiterado que el "Gobierno de cooperación" que quieren impulsar con Iglesias no responde a la fórmula de la coalición porque, a diferencia de lo que ocurre en Valencia, en el Congreso no suman mayoría absoluta con los morados. "Cada uno tendrá su modelo. El valenciano ya hemos visto cuál es. Ahora veremos el planteamiento que ofrecemos en España", detalló.

Los números son los que son

Las palabras de Ábalos suponían un giro respecto al relato oficial mantenido hasta ahora, en cualquier caso. En ambas cuestiones, respecto a Podemos y respecto a los soberanistas. En este último caso, no le queda al PSOE mucha más salida porque la aritmética es tozuda. Puede llegar a amarrar 173 votos favorables (123 del PSOE, 42 de Unidas Podemos, seis del PNV, y uno del Partido Regionalista de Cantabria y otro de Compromís), que chocarían con otros potenciales 173 en contra (66 de PP, 57 de Ciudadanos, 24 de Vox, cuatro EH Bildu, 14 de ERC, cuatro de JxCAT, dos de Navarra Suma y dos Coalición Canaria), por lo que la investidura no saldría adelante. Necesita, para promover el desempate, que algún grupo separatista pase a la abstención. ERC no lo tendría difícil, porque siempre dijo que no facilitaría el retorno a la Moncloa de las derechas, misma tesis que sostiene Bildu.

"Nuestra posición será coherente en las dos instituciones, tanto en el Congreso como en Navarra", señala García Adanero, diputado de UPN

Ahora, Ferraz se encuentra con que Na+ —la coalición que agrupa a UPN, PP y Cs— no dará su abstención. Los socialistas han virado en los últimos días, y ya no renuncian a gobernar Navarra, aunque ello le suponga aceptar la abstención de la 'izquierda abertzale', sin negociación de por medio, insiste. La respuesta de los regionalistas es la de mantenerse en el no. Adanero señaló, al término de su reunión con Ábalos, que UPN no "concibe" que el PSN pueda hacerse con el Ejecutivo "a través de los independentistas". "Nuestra posición será coherente en las dos instituciones, tanto en el Congreso como en Navarra. No vemos lógico que el PSOE pretenda conseguir la presidencia de Navarra a través de la abstención, como mínimo, de EH Bildu".

Ferraz contempla ya el voto de ERC tras el no de UPN y no descarta ministros de Podemos

Más presión para Cs y PP

UPN pide por tanto el Gobierno foral como el Ayuntamiento de Pamplona, en el que roza la mayoría absoluta. Ferraz no tiene intención de arrebatarle el consistorio, en el que también es primera fuerza, si bien su candidata en la capital navarra, Maite Esporrín, ha insistido en que ella optará a la alcaldía. Si la dirigente se presenta y Geroa Bai y Bildu la respaldan, lograría el bastón de mando, y no Enrique Maya, de Na+. Adanero sostuvo en Madrid que para su formación la "línea roja" será la izquierda 'abertzale'. "Nosotros no vamos a acordar con un partido que ha pactado con Bildu".

Horas más tarde, el propio Ábalos se matiza y señala que Sánchez no ha tomado la decisión sobre si integrará a ministros de Podemos en su Gabinete

Horas después, ya por la tarde, y tras su cita con CC y PRC, Ábalos se intentó matizar a sí mismo ante los periodistas. Se arrepintió de haber utilizado el verbo "descartar", porque luego "todo el mundo luego lo utiliza a su favor". "Yo no puedo descartar nada que no dependa de mí. Es el sentido. No sé lo que van a hacer los demás. Sé lo que estamos intentando hacer, es conseguir que se tenga un Gobierno lo antes posible en España, con aquellos que entienden el sistema de juego y de reglas que el PSOE entiende: el juego dentro de la Constitución, el respeto a la integridad territorial de España, el Estado de derecho, la convivencia... Por eso apelamos a todas aquellas formaciones que dicen defender lo mismo a que también nos ayuden a sacar adelante este Gobierno". Así, Ábalos volvía a requerir a PP y Cs a que se abstengan. Regresó a la pantalla anterior, aunque sin rechazar de nuevo que la abstención de los separatistas pueda llegar al PSOE. De hecho, reconoció que su partido ya ha echado las "cuentas alternativas", aunque hay "historia" detrás, de lo que se ha dicho "y lo que finalmente se ha hecho". "Seguimos esperando que puedan colaborar [populares y naranjas]", remarcó.

Ferraz contempla ya el voto de ERC tras el no de UPN y no descarta ministros de Podemos

Respecto a la posible entrada de ministros de Podemos, apuntó que él no descarta "nada", pero que es una "decisión que tiene que tomar el presidente". "Ha escuchado ya a PP, Cs y Podemos. Dos han expresado que no apoyarán la investidura, y la otra quiere participar en el Gobierno. Es una reflexión que tiene que hacer el presidente y que no ha concluido. No la ha tomado. No sé a día de hoy cuál es la posición del presidente", acabó, volviendo a apelar a PP y Cs.

PNV y Compromís se comprometen a seguir explorando acuerdos y el PRC ya adelanta su voto a favor

José Luis Ábalos se reunió primero este miércoles con Aitor Esteban y luego con Joan Baldoví. PNV y Compromís son formaciones claves y confirmaron su voluntad de entendimiento con el PSOE

Los nacionalistas vascos, en un comunicado posterior, señalaron que acordaron con el secretario de Organización del PSOE "continuar trabajando para explorar las posibilidades de avanzar hacia un entendimiento". El PNV quiere proseguir las conversaciones "sin prisas y con mayor profundidad", con la "estabilidad institucional" como objetivo último. No obstante, el PSOE "no cuenta en este momento con los seis votos del PNV para la investidura de Pedro Sánchez". Para Esteban, hay además en España "problemas serios del ámbito económico, laboral, social o territorial a los que hay que hincar el diente con valentía y determinación, y convendría hacerlo cuanto antes". 

 

Baldoví concluyó su cita con Ábalos con la sensación de que habrá nuevo Gobierno "antes de agosto". Que todo se despejará para entonces. El portavoz de Compromís explicó que si la primera investidura de Sánchez fuera fallida, el segundo intento sería "inmediato" y esta vez sí fructificaría, por lo que no habría segundas elecciones. Ábalos comentó que no está definido aún el calendario. 

El dirigente valenciano también sostuvo que el número tres del PSOE le expresó que, tras las reuniones con Pablo Casado y Albert Rivera, queda "cerrado" el camino que quisieron explorar de la abstención de PP y Cs. Solo queda por transitar, señaló, la senda que ahora están explorando los socialistas. Para Compromís, como para Unidas Podemos, el Ejecutivo "de cooperación" debe mirarse en el modelo valenciano: "El Gobierno que nos gustaría es uno en el que pudiera haber sin aspavientos gente de otros partidos. Nuestro modelo es un Gobierno como el que hay en la Comunidad Valenciana, sin cerrarnos a otro tipo de modelo", apuntó, informa EFE.

Por la tarde, Ana Oramas, portavoz de Coalición Canaria, trasladó al número tres la posición conocida: que las dos diputadas de su formación votarán en contra de la investidura de Sánchez, se presente en un Gobierno en solitario o en uno de "cooperación internacional o social" —ironizó— con Unidas Podemos. CC no votará a favor ni se abstendrá si el líder socialista trae bajo el brazo un acuerdo programático con los morados o un Ejecutivo compartido. 

 

José María Mazón, parlamentario del Partido Regionalista de Cantabria, anunció el sí de su formación a Sánchez porque todas sus reivindicaciones se ven cumplidas: la conexión de AVE Madrid-Santander para 2024, el estudio informativo del corredor ferroviario Bilbao-Santander, la colaboración con el polígono industrial de La Pasiega y el pago de la deuda del hospital de Valdecilla. El PRC no pondrá problemas a la abstención de ERC siempre que no haya "concesiones" que puedan "poner en riesgo" la unidad de España.

El acuerdo definitivo PSOE-PRC se firma este jueves, 13 de junio, en Madrid e implica tanto que los regionalistas apoyen a Sánchez como que los socialistas respalden la investidura de Miguel Ángel Revilla como presidente de Cantabria. El PSOE repetirá en el Ejecutivo autonómico. De nuevo, será socio de coalición del PRC. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios