CONTINÚA LA RONDA DE CONTACTOS DEL REY

CC rechaza dar su abstención a Sánchez si hay coalición o acuerdo con Podemos

La portavoz nacionalista se muestra muy firme y señala que sus dos votos no dependen en ningún caso de si su formación retiene el Gobierno de las islas, que podría arrebatarle ahora el PSOE

Foto: El rey Felipe VI recibe a la portavoz de CC, Ana Oramas, este 5 de junio en la Zarzuela. (EFE)
El rey Felipe VI recibe a la portavoz de CC, Ana Oramas, este 5 de junio en la Zarzuela. (EFE)

Coalición Canaria promete no ceder, aunque el país pueda ir a nuevas elecciones generales. No se abstendrá ni apoyará la investidura de Pedro Sánchez si Unidas Podemos entra en el Gobierno o si el candidato firma un acuerdo programático con la formación morada. Dos condiciones muy exigentes que hacen que haya que descartar, de entrada, cualquier ayuda mínima de los nacionalistas canarios al PSOE. El problema para Sánchez es que los dos votos que tiene CC en el Congreso pueden ser vitales para que prospere su reelección como presidente del Gobierno.

La portavoz de CC en la Cámara Baja, Ana Oramas, fue la primera representante política en acudir a la Zarzuela en la tarde de este miércoles para su despacho con el rey Felipe VI. A él le trasladó una posición de firmeza: su formación no facilitará "en ningún caso", "ni por abstención ni por apoyo", la investidura de Sánchez si preside un Ejecutivo de coalición con Unidas Podemos o firma con él un acuerdo programático. Tampoco si ese nuevo Gabinete se apoya en las fuerzas separatistas. "CC no pide privilegios, no tienen precio sus votos, más allá del cumplimiento estricto del Estatuto de Canarias y del Régimen Económico y Fiscal (REF)", señaló Oramas. Lo que sí exige es que no se trence ningún pacto de legislatura —y menos aún de gobierno— con los morados, una fuerza que CC concibe como antitética. Porque los nacionalistas canarios no comparten con los de Pablo Iglesias ni la política económica, ni la financiera, ni el modelo de sociedad. No quieren saber nada, dijo, de una fuerza política que en campaña dijo que había que "exterminar a CC de la política". Palabras de la parlamentaria y jueza Victoria Rosell, a la que la portavoz no citó.

A lo único a lo que se abre CC es a ayudar a la investidura en caso de que hubiera un Gobierno socialista en minoría sin ningún documento programático de por medio con Podemos. Los nacionalistas también se ofrecen a colaborar, tras la investidura, con el Ejecutivo tanto si Sánchez optara por un Gabinete estable, con apoyos seguros, como si se inclinara por la geometría variable, pactando con distintas fuerzas ley a ley, iniciativa a iniciativa. En esos dos escenarios, CC no tiene "inconveniente" en ayudar al PSOE, porque ya lo ha hecho en ocasiones anteriores, también durante el último año, desde la moción de censura que desalojó al PP del poder.

CC sí estaría dispuesta a ayudar en caso de que Sánchez optase por un Gobierno en minoría sin conexiones ni documentos firmados con Podemos


Las dos diputadas de Coalición Canaria pueden resultar vitales para Sánchez, porque aún no tiene los números necesarios para garantizar su reelección. El bloque a favor, si se confirman todos los apoyos naturales, llegaría a los 173 escaños (PSOE, Unidas Podemos, PNV, Compromís y Partido Regionalista de Cantabria). Y el bloque en contra, por lo pronto, contaría con 171 parlamentarios: PP (66), Ciudadadanos (57), Vox (24), EH Bildu (4), los 14 diputados de ERC (todos menos Oriol Junqueras, suspendido), los cuatro de Junts per Catalunya —fuera quedan Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull— y los dos de Coalición Canaria. Unión del Pueblo Navarro (UPN) sienta a dos de los suyos en el hemiciclo y, en este panorama, su abstención sería necesaria para Sánchez. Si sus dos representantes votaran en contra, habría empate a 173 diputados y la reelección del líder socialista no sería posible.

"Abiertos" los escenarios en Canarias

En el tablero también está la gobernabilidad de Canarias. El PSOE, ganador en votos y en escaños en las autonómicas del 26 de mayo, aspira a arrebar el Ejecutivo del archipiélago después de 26 años de gabinetes presididos por CC. No está claro si conseguirá su objetivo, y con qué apoyos. Los socialistas —25 actas en un Parlamento de 70 diputados— podrían alcanzar la mayoría absoluta con Nueva Canarias (5), Podemos (4) y la Agrupación Socialista Gomera (ASG, 3). Pero no renuncia a conquistar la presidencia ayudado por Ciudadanos (2) o incluso con el PP (11). Coalición Canaria quedó como segunda fuerza en las islas, con 20 electos, y solo podría sumar con PP, Cs y la ASG, una alternativa que tampoco es sencilla por el rechazo de los naranjas a fuerzas nacionalistas y porque el presidente regional y candidato a la reelección, Fernando Clavijo, está imputado por el caso Grúas.

"No hay ninguna razón que nos haga modificar nuestra posición", subraya Oramas, quien se confiesa "engañada" por Sánchez en este año

Oramas señaló que las dos negociaciones, la de Madrid y la que se lleva a cabo en las islas, son independientes, y por tanto no hay interferencias. Subrayó que en esta ocasión, a diferencia de anteriores legislaturas, no hay conversaciones entre PSOE y CC para gobernar las islas. Es decir, que o preside el Gobierno regional el PSOE o lo preside CC. Son situaciones "alternativas". Y que triunfe una u otra depende de las "decisiones de otras fuerzas políticas". Y ahora mismo, recordó, están "abiertos todos los escenarios". Dicho de otro modo, si Clavijo mantiene el Ejecutivo del archipiélago no ayudaría a la investidura de Sánchez, puesto que la investidura del nacionalista no depende del PSOE. Aún hay tiempo, además, porque el Parlamento regional no se constituirá hasta el 25 o 26 de junio.

CC rechaza dar su abstención a Sánchez si hay coalición o acuerdo con Podemos

CC se confiesa además "engañada" por Sánchez. Oramas recordó que ella misma se abstuvo en la moción de censura, por dar un "voto de confianza" al nuevo Ejecutivo socialista. El presidente "prometió" que cumpliría con el Estatuto y con el REF y "ni siquiera" transfirió las partidas presupuestarias aprobadas. "No vamos a ser ni el diputado 175, ni el 176, ni el 173 en la investidura —señaló la portavoz—. No hay ninguna razón que nos haga modificar nuestra posición". La parlamentaria agrega que su formación, y ella misma, contrajo un compromiso claro con los votantes, y era no mezclarse en ningún caso con Podemos, quien declaró incluso que la representación de CC en el Congreso era "una vergüenza". "Las políticas podemitas [sic] han llevado a Venezuela a lo que es hoy. Es nuestra gente, lo están pasando mal", abundó, y es que el país caribeño es para los nacionalistas una isla más.

Oramas incluso apuntó que no va a cambiar CC su postura por el hecho de que asomen otras nuevas elecciones en el horizonte. "Los que tienen el balón en su tejado son otros", añadió, indicando que habrán de ser otras fuerzas las que tengan que valorar si les conviene evitar nuevos comicios. En ese sentido, recordó que si hay una segunda sesión de investidura habrá partidos que puedan tomar decisiones que hoy resulten impensables, como sucedió en 2016, cuando el PSOE facilitó la elección de Mariano Rajoy con su abstención. "Nosotros a lo mejor hasta mejoramos resultados y somos tres diputados, que nos quedamos a muy poco. CC tuvo unos resultados magníficos en las generales. Si hay que ir a otras elecciones, pues vamos, aunque me gustaría empezar ya la legislatura", observó, porque hay que alcanzar pactos en pensiones o financiación autonómica, avanzar en el traspaso de competencias a Canarias o el Brexit.

No ha habido llamada del PSOE

CC dice no sentir "ningún temor" por el hecho de que su formación política pueda causar un bloque político. Los nacionalistas canarios, justificó, sostienen que a "España no le conviene un Gobierno del PSOE con Podemos", con un partido del que les separa "todo", salvo cuestiones puntuales como la lucha contra la violencia de género, materia en la que sí convergen.

Oramas no se siente responsable si hay que ir a otros comicios, porque otras fuerzas pueden variar su voto: "Si hay que ir a otras elecciones, vamos"

La diputada canaria expresó su estupor por el hecho de que ni Sánchez ni nadie de su núcleo duro haya contactado con su fuerza política (y con las demás) antes de la ronda de contactos del Rey. No había sucedido antes, denunció. "Da la impresión, desde fuera y desde dentro, que el candidato no tiene mucho interés en iniciar siquiera una conversación cordial o informal ni de pedir el apoyo a ninguna fuerza de este país".

Pase lo que pase, CC participará de manera "activa" en la legislatura, como siempre ha hecho, reiteró Oramas, discutiendo iniciativa a iniciativa, apoyando aquellas propuestas que comparta.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios