LA COMPARECENCIA ESTABA PREVISTA PARA EL 23-O

Sánchez no hablará en el Senado de su tesis porque quiere "prestigiar" las instituciones

Incide en que fomentará debates que interesen a los ciudadanos. El Gobierno aduce que el reglamento de la Cámara Alta no prevé que el presidente acuda en pleno a petición de los grupos

Foto: Pedro Sánchez saluda al ministro de Cultura, José Guirao, a su llegada al funeral de Montserrat Caballé, este 8 de octubre en Barcelona. (EFE)
Pedro Sánchez saluda al ministro de Cultura, José Guirao, a su llegada al funeral de Montserrat Caballé, este 8 de octubre en Barcelona. (EFE)

No habrá una comparecencia específica de Pedro Sánchez en el Senado para hablar sobre su tesis el próximo 23 de octubre. El presidente del Gobierno se niega a hacerlo, se aferra al reglamento de la Cámara Alta y subraya que su voluntad es "prestigiar" las instituciones, y no deteriorarlas. No quiere ir, como desea el PP, "a rastras y de la oreja" cada semana, ni convertir en un "lodazal" el Parlamento, tal y como protestó públicamente Ander Gil, portavoz de los senadores socialistas.

El Gobierno informó este martes de las intenciones del jefe del Ejecutivo a través del secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Antonio Montilla, en la reunión de la Junta de Portavoces del Senado. La comparecencia había sido pedida por el Grupo Popular, dadas las "dudas" que les generaba la tesis doctoral de Sánchez. Y había salido adelante, gracias a que disfrutan allí de mayoría absoluta. En el Congreso, PP y Ciudadanos intentaron forzar una comparecencia similar, pero ambas formaciones no suman mayoría absoluta, por lo que la solicitud no prosperó.

El Ejecutivo alegó que el reglamento del Senado no obliga a que el presidente se explique en el pleno. Pero además de las razones puramente procedimentales, están las motivaciones políticas, y fueron estas las que remarcó el propio Sánchez durante una comparecencia en La Moncloa por la tarde, acompañado del mandatario chileno, Sebastián Piñera. Su negativa a ir a hablar de la tesis responde a su deseo de "prestigiar las instituciones públicas" y de primar un debate de política territorial "infinitamente de mayor importancia" para los ciudadanos.

Sánchez no hablará en el Senado de su tesis porque quiere "prestigiar" las instituciones

"Este Gobierno va a prestigiar las instituciones. Si otros están en tratar de instrumentalizar las instituciones públicas y, en consecuencia, seguir reduciendo su prestigio, será su responsabilidad, pero no la de este Gobierno". Por esa razón el Ejecutivo demanda al presidente del Senado, Pío García-Escudero, la convocatoria del debate sobre el estado de las autonomías para el primer trimestre de 2019, para recuperar un formato que no se utilizaba desde 2005, como prueba de que el Gobierno socialista no desprecia al Senado y sí quiere una discusión pública en serio de cuestiones trascendentes. A Sánchez, sin embargo, le perseguían sus propias palabras. El pasado 20 de septiembre, y desde Salzburgo (Austria), se mostró dispuesto a ir a la Cámara Alta a hablar de su tesis como le habían pedido ya los conservadores. "Si el Partido Popular quiere que comparezca en el Senado, compareceré, pero también advierto a la oposición que hacer oposición no es hacer ruido", dijo entonces.

Sánchez acusa a PP y Cs de "instrumentalizar" las instituciones y "reducir" su prestigio. Su estrategia, dice, contribuye a "alimentar la ultraderecha"


Para Sánchez, que PP opten por la "descalificación y el ataque personal" tiene sus consecuencias. "Este fin de semana hemos visto los frutos de esta estrategia", señaló, en clara referencia al mitin de Vox en el palacio Vistalegre de Madrid, en el que congregó a 9.000 personas. La radicalización, y no la moderación, lo que está haciendo es alimentar a la ultraderecha. Es una reflexión que se tendría que hacer la oposición", sostuvo el presidente.

Sánchez no hablará en el Senado de su tesis porque quiere "prestigiar" las instituciones

La letra de la normativa

El secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, en la reunión de la mañana, en la Junta de Portavoces, había alegado que no hay forma de obligar al presidente a acudir a explicarse en el pleno del Senado, porque no hay un artículo equivalente al 203 del reglamento de la Cámara Baja, según detallaron fuentes del Ejecutivo a este diario. "Se prevén comparencias en comisión y preguntas e interpelaciones, pero no comparecencia en pleno de miembros del Gobierno", indicaban.

Sánchez no hablará en el Senado de su tesis porque quiere "prestigiar" las instituciones

El citado artículo 203 de la normativa del Congreso dice lo siguiente: "Los miembros del Gobierno, a petición propia, o por acuerdo de la Mesa de la Cámara y de la Junta de Portavoces, comparecerán ante el pleno o cualquiera de las comisiones para informar sobre un asunto determinado. La iniciativa para la adopción de tales acuerdos corresponderá a dos grupos parlamentarios o a la quinta parte de los miembros de la Cámara o de la comisión, según los casos". El artículo 66 del reglamento del Senado establece que "las comisiones podrán reclamar, por mediación del presidente de la Cámara, la presencia de miembros del Gobierno para ser informados sobre algún problema de su competencia". No se habla en este último caso del pleno.

El Ejecutivo subraya que "no es casual" que no se prevean este tipo de comparecencias en el Senado y sí en el Congreso, por la diferencia de Cámaras

"No es casual que este tipo de comparecencias se prevea en una Cámara sí y en la otra no. Es por la distinta naturaleza de cada Cámara", apuntaban las mismas fuentes del Ejecutivo. "El Gobierno sí ha mostrado su voluntad de comparecer, pero no está dispuesto a que cada semana se presente una solicitud de comparecencia sobre cualquier tema", abundaban.

El PP "rompe el consenso"

En La Moncloa se vivió con indignación que el portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, dijera el pasado 5 de octubre que su partido quería un segundo pleno con el presidente este mismo mes —aparte del previsto para el día 23, específico sobre la tesis—, y que acusara a Sánchez de acudir a la Cámara "a rastras y de la oreja", porque no tiene "escapatoria". "Ante esa actitud, nos hemos amparado en el reglamento. Unidos Podemos, PNV, PDeCAT y ERC comparten nuestra posición. Ya fueron muy críticos la semana pasada con el asunto de la tesis". Fuentes del Gobierno explicaron que se trata de "impedir la utilización fraudulenta del Senado, de no atender solicitudes fuera de reglamento, no por el hecho del trabajo doctoral del presidente".

Los socialistas denuncian que las palabras del portavoz popular, acusando a Sánchez de ir "a rastras" al Senado, les decidieron a parar la petición

El portavoz de los socialistas en el Senado, Ander Gil, acusó al PP de "manosear" la institución y de usarla para "vengarse" de la moción de censura que Sánchez ganó a Mariano Rajoy, informa EFE. El dirigente recordó que este no compareció nunca en la Cámara Alta en los siete años en los que estuvo en el poder, mientras que el actual jefe del Ejecutivo no tiene problema en acudir al Senado para hablar de política general, y a petición propia, como ya lo hizo José Luis Rodríguez Zapatero, si bien no dio fechas.

Fuentes del Grupo Socialista en el Senado relataban que el Ejecutivo había propuesto en la Junta de Portavoces de la semana pasada justo eso, una comparecencia del presidente para hablar de política general —incluidos asuntos como tesis e inmigración—, como había requerido el PP. Pero los populares se negaron y pidieron que acudiera a un pleno monográfico sobre el trabajo doctoral de Sánchez. La "gota que colmó el vaso" fueron las palabras posteriores de Cosidó. El Gobierno se plantó entonces ante el intento de hacer del Senado "una trinchera", por lo que no es "un no a la Cámara Alta".

"Las comparecencias del presidente en el Senado siempre se han consensuado. Esta vez el PP ha roto el consenso y pretende imponer su agenda y con una falta de respeto absoluta a la figura del presidente del Gobierno", sostenían desde el Grupo Socialista.

El PP advierte de que está dispuesto a crear una comisión de investigación en el Senado para obligar al presidente a dar explicaciones de la tesis

El PP respondió con una advertencia: está dispuesto a crear una comisión de investigación en el Senado sobre la tesis doctoral para forzar al presidente a acudir allí. Su negativa a ir a la Cámara Alta entonces tendría "consecuencias penales", dijo Cosidó, quien consideró una "verdadera vergüenza democrática" que Sánchez rechace ir al pleno, cuando hay precedentes de comparecencias específicas de otros jefes del Ejecutivo, dijo, como la de Rajoy en 2013 por los mensajes a Luis Bárcenas. Sin embargo, aquel pleno se hizo en el hemiciclo de la Cámara Alta porque el Congreso estaba en obras, pero quienes allí estaban eran los diputados. Es decir, que el pleno de la Cámara Baja se reunió físicamente en la sede del Senado. "¿Qué tiene que ocultar el doctor Sánchez para hacer esta clara vulneración de la Constitución y faltar a esta obligación?", se preguntó el portavoz popular, informa EFE. Ciudadanos, a su vez, solicitará que se cree una comisión de investigación, pero en el Congreso, sobre este mismo asunto, porque interpreta que Sánchez "algo tiene que esconder".

El presidente del Senado, el popular Pío García-Escudero, requerirá formalmente a Sánchez para que comparezca, en cumplimiento del acuerdo de la Junta de Portavoces. Después se verá "si se declara en rebeldía o qué es lo que ocurre", dijo el portavoz de la Mesa de la Cámara Alta, el conservador Pedro Sanz. La idea de los populares es que, pasado el 23 de octubre, la fecha programada en un principio, cuando se constate la negativa del presidente, se pedirá la constitución de la comisión de investigación, y que el líder socialista vaya allí a explicarse antes de fin de año, calculaban fuentes del Grupo Popular.

Desde el Congreso, la portavoz socialista, Adriana Lastra, apuntaló los argumentos de su compañero Ander Gil. Acusó al PP de "pervertir el Senado", de querer "saltarse sistemáticamente las normas". "Vamos a defender el reglamento del Senado, que es defender nuestras instituciones, que es lo que no quiere el PP", insistió la número dos del PSOE, que volvió a destacar que el presidente no tiene problema en acudir a las Cámaras, pero para hablar de política general, y no del "lodazal" que buscan los conservadores.

Sánchez sí comparecerá en pleno... pero el 24 y en el Congreso, y por las bombas a Arabia

Adriana Lastra, tras la reunión de la Junta de Portavoces del Congreso, informó de que Pedro Sánchez comparecerá en la Cámara Baja el próximo 24 de octubre, pero para explicar la venta de armas de España a Arabia Saudí. Todos los grupos, incluido el socialista, apoyaron la petición cursada por Unidos Podemos y ERC. 

"El día 24 tendremos aquí al presidente del Gobierno explicando lo que ya ha explicado muchas veces, pero en el Congreso estamos expectantes", señaló.

El Ejecutivo decidió mantener el contrato de venta de 400 bombas de precisión láser a Riad, pese a que Defensa en un principio había anunciado que paralizaría la adjudicación porque esos misiles podían ser utilizados por el régimen saudí para atacar a la población civil de Yemen. 

Esa advertencia puso en guardia a Arabia, y amenazó con cancelar otro contrato mucho más sustancioso, el de cinco corbetas a la empresa pública Navantia. Sánchez al final tomó cartas en el asunto y desautorizó a la titular de Defensa, Margarita Robles. El contrato, firmado en 2015 por el Ejecutivo del PP, se mantuvo. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
57 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios