LA MINISTRA DICE QUE SU SALIDA SERÍA INJUSTA

El PSOE cree inevitable la dimisión de Montón por el máster: "No queda otra salida"

Dirigentes socialistas consideran incomprensible que el supuesto trato de favor a la ministra de Sanidad en el máster de la Rey Juan Carlos se prolongue. Estruendoso silencio oficial

Foto: La ministra de Sanidad, Carmen Montón, en su toma de posesión, el pasado 7 de junio en la Zarzuela. (Reuters)
La ministra de Sanidad, Carmen Montón, en su toma de posesión, el pasado 7 de junio en la Zarzuela. (Reuters)

El PSOE mira el reloj esperando la dimisión de Carmen Montón. Aunque Pedro Sánchez mantiene de momento su apoyo a la ministra de Sanidad, dirigentes socialistas consideran que está achicharrada y el caso de su máster no tiene solución. Oficialmente, el partido guarda silencio y los portavoces no responden a las preguntas sobre Montón, pero en privado fuentes socialistas no apuestan a que vaya a seguir: "Es incomprensible que no haya dimitido ya".

Si el lunes el diagnóstico en el PSOE era que la cosa pintaba mal, la revelación de eldiario.es de que sus notas fueron alteradas después del máster —como ocurrió con Cristina Cifuentes—, hecho que confirmó la propia Universidad Rey Juan Carlos, y la entrevista en la Cadena SER en la que la ministra descargaba en el centro las irregularidades, terminaron de nublar el horizonte politico de Montón. "No le veo salida. Yo creo que dimite sí o sí y cuanto antes lo haga, mejor para el Gobierno. Con todo el dolor de corazón lo digo...", responde una fuente socialista.

"No sabes lo que me duele que se vea en esta situación tan difícil. ¡Es de las mejores ministras de este Gobierno! La nuestra es una profesión de alto riesgo. Y la ciudadanía es cada vez más exigente, y hay que responder a esa exigencia. La decisión está en manos del presidente y de ella misma", abunda otra voz muy cualificada de la cúpula, quien no obstante le reconoce su "esfuerzo de explicación". En el PSOE se percibe como un "insulto y un agravio para todos los que estudian una carrera en una universidad pública con esfuerzo y resultados" que se traslade la impresión de que el posgrado fue un regalo.

"No tenía que haberla nombrado ministra. Eso se sabía", responde un socialista. "La ciudadanía es cada vez más exigente", recuerda otra dirigente


Montón es muy apreciaba en el equipo de Pedro Sánchez. En el proceso que acabó con su defenestración en 2016, le apoyó frente a Ximo Puig. De ministra ha logrado revocar el veto de Mariano Rajoy a la sanidad de los inmigrantes irregulares y se relaciona bien con periodistas de Madrid tras sus muchos años en el Congreso. Su salida del Gobierno no es como la de Màxim Huerta, un 'outsider' que llegó al Ejecutivo como guiño al sector cultural, como lujo de Sánchez. Montón podía aspirar a ser el plan b de Sánchez para Valencia si Puig se estrella en las elecciones. Poca broma.

El PSOE cree inevitable la dimisión de Montón por el máster: "No queda otra salida"

¿Segunda baja en 100 días?

La de Montón sería la segunda baja de Sánchez en su equipo en poco más de 100 días de Gobierno. No es la mejor carta de presentación pero muchos consideran que sería peor mantener a la ministra, puesto que ya no niega que recibiera trato de favor y solo defiende que si hubo irregularidades ella no las conoció y que la responsable es la Universidad Rey Juan Carlos. Para alarma del PSOE, Montón está calcando argumentos de Pablo Casado.

La ministra señala que si se produjeron irregularidades, ella no es la responsable. Descarga la culpa sobre los hombros de la URJC

Un diputado socialista se encoge de hombros al escuchar la pregunta de si cree que Montón debe dimitir. "Lo que no tenía es que haber sido ministra. Porque eso se sabía de antes". Cuando Montón fue nombrada titular de Sanidad, ya se sabía que había cursado un máster en el Instituto de Derecho Público de la Rey Juan Carlos, el chiringuito universitario del catedrático Enrique Álvarez Conde y cuya mano derecha, Laura Nuño, es amiga de Montón.

En las Cortes Valencianas, la oposición le preguntó por su título cuando era 'consellera' de Salud y contestó: "En relación con la pregunta planteada, le informo de que, en todo momento, se han cumplido los requisitos establecidos por la Universidad Rey Juan Carlos para la realización del Máster sobre Estudios Interdisciplinarios de Género, como así lo acredita el título otorgado por la citada institución y que consta en el Portal de transparencia GVA Oberta".

La respuesta de La Moncloa al escándalo fue una defensa tibia de Montón. La única declaración pública a su favor es de Pablo Casado. El Ejecutivo se limitó a enviar un mensaje afirmado que la ministra había "dado explicaciones claras, amplias y transparentes". La postura del Ejecutivo fue esperar a ver hasta dónde subia la marea. El secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, sí se traslado al Ministerio de Sanidad durante la comparecencia de Montón. Porque no podía ser una sorpresa. La Moncloa sabía desde la semana pasada que el escándalo se estaba cocinando pero confiaban en frenarlo o en mitigar su impacto. Este martes desde el Gobierno se afirmaba que no hay "ningún cambio" respecto al clima que se respiraba ayer: de "atención y espera".

Calviño habla de ella en pasado

Ya comienza a haber voces que en público o piden la salida de la titular de Sanidad o al menos manifiestan que ya está amortizada. Este martes, la ministra de Economía, Nadia Calviño, hablaba de ella en un desayuno informativo en pasado: "Creo que ha sido muy rápida en salir a dar explicaciones. Yo no las he escuchado y por tanto no puedo comentar. Sí puedo decir que desde la perspectiva de su labor como ministra ha sido... está siendo absolutamente extraordinaria y es impresionante ver la cantidad de iniciativas que ella ha liderado y en las que está invirtiendo toda su energía". Y el de Exteriores, Josep Borrell, evitó respaldar a Montón desde Estrasburgo. "No voy a contestar a la pregunta [de si debe dimitir], entre otras cosas porque sería incapaz de hacerlo, porque llevo 24 horas encerrado aquí, tengo muy poca información y no podría decir nada más que lo que he leído en los periódicos y eso no aumentaría su información", respondió.

El PSOE cree inevitable la dimisión de Montón por el máster: "No queda otra salida"

Nacho Hernando, portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, urgió a Sánchez a que prescinda de su ministra: "Me imagino que tendrá que tomar las medidas adecuadas para que pueda resolverse este asunto lo antes posible y que el Gobierno de España pueda volver a centrarse en resolver los problemas de la gente y no en tener que dar explicaciones", aseguró el hombre de confianza del presidente regional, Emiliano García-Page.

Adriana Lastra, la portavoz parlamentaria en el Congreso, anunció que Montón comparecerá a petición propia porque no tiene "nada que esconder". Pero no descartó por completo su caída: La ministra es clara, rigurosa, rotunda en sus afirmaciones, ha enseñado lo que se le ha exigido... Dimitir por algo que se considera injusto, dígame usted".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
39 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios