ENTREVISTA EN LA CADENA SER

Montón ya no descarta dimitir por el máster pero asegura que sería "injusto"

"Si ha habido cualquier cosa que escapa de mi conocimiento no es mi responsabilidad", defiende la ministra de Sanidad cuando se le pregunta si sus notas fueron manipuladas

Foto: Carmen Montón, durante su comparecencia de este 10 de septiembre en el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. (EFE)
Carmen Montón, durante su comparecencia de este 10 de septiembre en el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. (EFE)

Ya no hay tanta seguridad, ni tanta contundencia. Carmen Montón ya no afirma de forma categórica que no dimitirá. Solo insiste en que no ha cometido ninguna irregularidad con su máster y que por tanto dimitir sería "injusto". Y señala que si hubo irregularidades, no son achacables a ella misma, que se le escapa de su control, que la responsable sería la Universidad Rey Juan Carlos.

La ministra de Sanidad volvió a "dar explicaciones" sobre la controversia en torno a su Máster en Estudios Interdisciplinares de Género en una entrevista en la Cadena SER. Su futuro está más que nunca en el aire. Ya lo estaba ayer, cuando estalló el escándalo, y más este martes, cuando eldiario.es publicaba que las notas de la ministra fueron manipuladas meses después de que acabara su posgrado. A la pregunta de si iba a dejar su cargo, Montón tragaba saliva, se mostraba menos segura. "Yo no he cometido ninguna irregularidad, y creo que dimitir es injusto [...]. Dimitir por algo que no he hecho no es una decisión correcta".

Lo cierto es que el apoyo salido de La Moncloa ha sido más que tibio. No ha habido defensa pública ni contundente por parte de Pedro Sánchez o de su número dos en el Ejecutivo, Carmen Calvo, ni de dirigentes relevantes del partido. "Hoy estoy aquí porque siento el apoyo de las personas que importan. No puedo decir nada más. Estoy tranquila, me siento apoyada. En privado he recibido lo esencial para estar hoy aquí enfrentándome a la situación". "Con el presidente y la vicepresidenta estoy hablando en todo momento. Él quiere que esté fuerte y dé explicaciones claras". "Sánchez piensa como yo, que hay que dar la cara y contar que no he cometido nada irregular y no dar excusas", subrayó.

En lo que se refiere a si aprobó o no todas las asignaturas, cuestión en duda este martes tras publicar 'eldiario.es' que sus notas fueron manipuladas después de terminar el posgrado, Montón tampoco respondió de manera clara. Apuntó que cuando entregó el trabajo de fin de máster (TFM) pensaba que tenía todas las asignaturas "superadas", y que si se le hubiera advertido que algo le faltaba, lo habría subsanado sin dificultad, porque era sencillo hacerlo, ya que se pedía a los alumnos "comentarios de texto", "algunas lecturas"... "Si ha habido cualquier cosa que escapa a mi conocimiento no es mi responsabilidad". Lo cierto es que la URJC ya investiga lo ocurrido y sí confirma los cambios en las calificaciones del expediente de Montón.

"Total normalidad"

La ministra dejó en este sentido un aspecto sin aclarar, puesto que si no había aprobado todas las asignaturas en junio de 2011, como consta en los registros informáticos de la universidad, entonces no debería haber podido entregar su trabajo de fin de máster. "Yo entrego el TFM con la sensación de total normalidad y estar siguiendo el proceso ordinario", esgrimió. Lo hizo, pues, "con la conciencia tranquila de que había hecho todo lo que tenía que hacer". "Tengo la acreditación de que estuve allí, de que he estado pendiente, incluso cuando han terminado las clases, de las actividades complementarias".

Una persona que no hace nada irregular no tiene por qué erosionar nada y sería meternos a todos en el mismo saco

Dadas estas dudas en torno a cómo superó las asignaturas, la periodista Pepa Bueno le preguntó entonces cómo puede demostrar que cursó todas ellas: "Yo desgraciadamente no conservo la integridad de todos los apuntes ni de todos los ejercicios. Esa es mi desgracia. Sí tengo más de 30 correos electrónicos en los que se explica el proceso de matriculación, mi interés por las actividades complementarias...", respondió entonces la ministra. Es decir, que no tiene forma de documentar cómo aprobó las 12 materias de la titulación. El TFM sí lo ha enseñado, pero no ha facilitado copias a los medios porque tampoco quiere que se dañe su "honorabilidad".

Montón ya no descarta dimitir por el máster pero asegura que sería "injusto"

Montón cree que no hubo trato de favor, porque nunca lo pidió. "No tenía interés en hacerme notar", dijo, y eso que en aquellas fechas ella era portavoz socialista de Igualdad en el Congreso. Si no le llamó la atención que a ella sí se le permitiera cursar a distancia la titulación, pese a que no era posible reglamentariamente —el curso era presencial—, argumentó que hoy se mira la polémica con "los ojos de 2018", pero entonces no era así. Y si la tutora del máster, Laura Nuño, le señaló que era posible no ir a clase, pues ella lo asumió sin más. Nuño era la mano derecha del director del Instituto de Derecho Público del que dependía el posgrado, Enrique Álvarez Conde. Ambos están investigados por el máster de Cristina Cifuentes. El centro, dependiente de la URJC, ya ha sido cerrado.

Cada vez más voces en el PSOE piden la caída de la ministra para no hacer daño al partido y al Gobierno. No es esa su opinión. "Una persona que no hace nada irregular no tiene por qué erosionar nada y sería meternos a todos en el mismo saco", subrayó, insistiendo en que lo que "pudiera haber sucedido" en la URJC no es cosa suya, "no soy yo la responsable".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios