EL ECONOMISTA NACHO ÁLVAREZ ESTARÁ AL FRENTE

Podemos apuesta por Keynes: New Deal, más déficit público y otra reforma laboral

El fomento de la inversión pública, centrada en el cambio de modelo productivo y la generación de empleo, guiará el programa de Podemos, que recupera la banca pública o la renta básica

Foto: Pablo Iglesias durante el inicio de la precampaña Ruta del Cambio en Cádiz, con el alcalde José María González 'Kichi'. (EFE)
Pablo Iglesias durante el inicio de la precampaña "Ruta del Cambio" en Cádiz, con el alcalde José María González 'Kichi'. (EFE)

Podemos concurrirá a las elecciones con un programa económico de corte keynesiano, en el que las inversiones públicas y la generación de empleo serán centrales. La progresividad fiscal, la implantación de un plan de emergencia similar al propuesto en las elecciones autonómicas, la relajación de los objetivos del déficit público (actualmente marcado en el 3% para 2016), la transición energética hacia un modelo basado en las renovables o la reforma de la actual legislación laboral serán algunas de las medidas concretas incluidas en un programa diseñado para el corto y el largo plazo.

Nacho Álvarez, profesor de Economía Aplicada en la Universidad de Valladolid, será el principal cerebro del programa económico, en cuyo diseño lo acompañarán expertos y se abrirá la posibilidad a las aportaciones de los círculos. En los primeros borradores se están recuperando, con matices de calado, medidas estrella desechadas en el programa de los últimos comicios, que tienen que ver con el problema de la deuda y la renta básica. Esta última no tendrá carácter universal y pasará a denominarse “programa de garantía de rentas”, mientras que las medidas específicas para abordar el tema de la deuda pasarán por el apoyo a procesos de mutualización, la implantación de medidas para trasladar parte de su devolución al sector financiero y una ley de segunda oportunidad para los hogares con problemas.

“Abordar el problema de la deuda forma parte de nuestro ADN”, reconoce Nacho Álvarez. Una prioridad para Podemos en las europeas que volverá a recuperarse para las generales, al igual que “las reformas estructurales” encaminadas al cambio del modelo productivo. En este sentido se promoverá un plan de inversiones públicas centradas en la innovación tecnológica y la transición energética “para que la modernización de la economía permita crear empleos en sectores con mayor valor añadido y estabilidad”.

Debate entre Lacalle y Nacho Álvarez

 

La creación de una banca pública también se volverá a poner sobre la mesa, lo que junto a medidas específicas de regulación financiera centrará una de las prioridades y principales ejes de actuación de Podemos en el terreno económico: la inversión pública. Un New Deal que se irá concretando en las próximas semanas, pero que cuenta ya con uno de sus proyectos de cabecera. Se trata de una propuesta del economista de la Universidad de Massachusetts y consultor del departamento de Energía del Gobierno de Obama, Robert Pollin, para transformar el modelo energético español. Para ello se prevé gastar el 1,5% del PIB anual durante 20 años (unos 25.000 millones de euros anuales, de los cuales unos 4.000 procederían de inversión pública y el resto del sector privado). Según el equipo de Pollin se generarían 320.000 empleos en su primer año de implantación (“con estimaciones muy conservadoras”, apunta el norteamericano).

Una tercera parte de la inversión se destinaría a un plan general de eficiencia energética que incluye mejoras en edificios, transporte, industria y sistemas de distribución eléctrica. El resto iría destinado a la instalación de energías renovables limpias, tales como la solar, eólica, geotérmica, pequeñas hidroléctricas y biomasa de baja emisión. Según las estimaciones, el consumo de energía primaria se reduciría un tercio y, del restante, un 62% se cubriría de manera autóctona mediante renovables.

Competir por arriba

El número dos del partido, Íñigo Errejón. (EFE)
El número dos del partido, Íñigo Errejón. (EFE)

La implantación de este ambicioso plan que se comerá el 1,5% del PIB anual irá acompañada de medidas regulatorias para el fomento de las renovables así como por una modificación del marco normativo que rige al sector. Concretamente se desarrollará una retribución de las fuentes de energía basada en los costes reales de producción, con ventajas comparativas a las de menor impacto ambiental, y se crearán mecanismos de control para impedir prácticas oligopólicas en el sistema eléctrico.

El secretario de Política y número dos del partido, Íñigo Errejón, ha defendido estas líneas económicas keynesianas porque “a mayor inversión, mayor crecimiento de la demanda agregada y más innovación”. Un objetivo por el que, añade, “hay que dejar de pensar en el corto plazo”. En resumen, “se trata de competir por arriba” en los sectores con mayor valor añadido, en lugar de competir mediante bajadas salariales y erosión del Estado de bienestar. Desterrar las políticas de austeridad será, pues, una de las máximas que guíen el programa marco económico de Podemos.

La interlocución con la sociedad civil y las bases tendrá más peso en la concreción de medidas con respecto a los últimos comicios, aunque sus líneas maestras ya han tomado cuerpo. Una de las principales citas para recoger las demandas de la sociedad civil será el Foro por el Cambio, que se celebrará el próximo día 11 y para el que ya se han organizado más de una treintena de mesas de debate. Un foro en el que también se abordarán cuestiones relacionadas con la confluencia con otras fuerzas políticas y movimientos sociales.  

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
60 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios