LA CAMPAÑA MÁS 'AMERICANA' DE IGLESIAS

Podemos sólo buscará alianzas con IU donde se siente más débil: en Cataluña y Galicia

Las mareas en Galicia, ICV-EUiA en Cataluña y Compromís en Valencia son las únicas marcas con las que Podemos buscará tejer alianzas de cara a conformar un pacto en las generales

Foto: Alberto Garzón, candidato de IU a las generales. (EFE)
Alberto Garzón, candidato de IU a las generales. (EFE)

Las siglas de Izquierda Unida a nivel estatal no forman parte de la hoja de ruta electoral diseñada por Podemos para las elecciones generales, pero sí las de sus federaciones en Cataluña y Galicia. Dos territorios en los que la formación de Pablo Iglesias cuenta con menos músculo y donde la coalición de izquierdas ya ha articulado exitosos procesos de confluencia. AGE, la coalición formada por Esquerda Unida y Anova (antecedente de las mareas gallegas), e ICV-EUiA, coalición integrada en Barcelona en Comú, son las únicas marcas territoriales de IU con las que el secretario general de Podemos está dispuesto a confluir.

“Apostamos por la plurinacionalidad. Entendemos que hay distintos sentimientos en nuestro país y un ecosistema político en Cataluña y Galicia que nos puede llevar a un diálogo y a ser generosos respecto a la búsqueda de fórmulas mediante las que entendernos”, apuntaba Iglesias durante la presentación de la 'ruta del cambio', una minigira con la que volverá a calentar los motores de la campaña electoral. La misma postura que defiende en el caso de Valencia, donde interpreta que Compromís es un actor protagonista de la izquierda con el que buscar acuerdos (el 24-M obtuvo siete puntos porcentuales más que Podemos en la Comunidad Valenciana).

Los esfuerzos del candidato de IU a las generales, Alberto Garzón, por articular un frente popular ya se encontraron en sus inicios con el portazo de Podemos. Desde Princesa 2 insisten en sus pretensiones de concurrir a las generales con su propia papeleta y logo, menos en los territorios antes mencionados, negándose a servir de “balsa de salvación de nadie”, una postura que han querido zanjar con rotundidad coincidiendo con el arranque de su precampaña: “No va haber acuerdo con IU para presentarnos a las generales”.

Presentación de la campaña la 'ruta del cambio' (EFE)
Presentación de la campaña la 'ruta del cambio' (EFE)

Para Pablo Iglesias, Podemos e IU son dos proyectos con estrategias políticas demasiado diferentes, y no encuentra reparos en competir electoralmente con la organización de izquierdas, como ya ha ocurrido hasta ahora. El exitoso antecedente de las candidaturas integradas por Podemos, IU y movimientos sociales en Madrid, Barcelona, Zaragoza o A Coruña, y que Garzón ha agitado como principal argumento para articular un frente popular, no tiene encaje a nivel estatal para Iglesias. Tampoco lo contempla la hoja de ruta diseñada en el congreso constituyente de Vistalegre, bajo la que se escuda la ejecutiva del partido para defender su posición, a pesar de la demanda entre las bases y cargos electos para abrir un debate interno.

“A muchas personas les gustaría un frente de izquierdas, en el que fuese Podemos más IU y un tercer nombre, pero la respuesta es no, podrá ser legítimo pero no”, ha remarcado el secretario general de la formación morada. La “herramienta” debe ser Podemos, y desde ella se intentará atraer a miembros y colectivos de la sociedad civil, tanto para integrar la candidatura como para desarrollar el programa. Para lo primero intentarán buscar liderazgos de peso entre los movimientos sociales y para lo segundo se organizará un 'foro por el cambio' con la participación de diferentes colectivos con el objetivo de trazar líneas programáticas. En este último también se discutirá sobre la confluencia, según Iglesias.

Vuelve la cara de Iglesias, pero sonriente

“No es ya que el miedo esté empezando a cambiar de bando, es que la sonrisa está empezando a cambiar de bando” o “cuando os insulten, sonreíd, porque vamos a ganar” son algunas de las consignas que Iglesias ha lanzado durante la campaña de las municipales y autonómicas. Un discurso al que ahora se le dará forma de logo, y es que la nueva imagen de Podemos durante esta precampaña será el rostro de Pablo Iglesias sonriente. La cara del líder de la formación con el ceño fruncido y en blanco y negro que se incluyó en la papeleta de las elecciones europeas ha quedado atrás para evolucionar en una amplia sonrisa, con mirada al horizonte y en el color característico del partido, el morado.

Pablo Iglesias, líder de Podemos. (EFE)
Pablo Iglesias, líder de Podemos. (EFE)

La eterna campaña en la que viven los partidos políticos debido a la concatenación de citas electorales desde las europeas de mayo de 2014 obliga a la búsqueda de recursos estéticos diferentes. La opción de Podemos pasa por centrar su imagen en el que será su candidato, Pablo Iglesias, para lo que han creado un nuevo logo y otra página web.

La primera parada de la denominada 'ruta del cambio' se producirá hoy en Cádiz, donde Iglesias y su equipo se reunirán con el alcalde de Podemos José María González. La siguiente parada será en Barcelona, durante el 26 y 27 de junio, con el telón de fondo de las elecciones del 27-S. En la Ciudad Condal se verá con la alcaldesa Ada Colau y otros actores que trabajan por la confluencia.

Con un estilo inspirado en las últimas campañas de los demócratas norteamericanos (especialmente las de sus primarias), la organización ha optado por una campaña “dinámica, fresca e innovadora” donde las redes sociales seguirán teniendo un importante peso, pero también el “contacto con la gente”, en forma de confidencias, anécdotas y, en definitiva, “abriendo el backstage. Un material que se rentabilizará mediante vídeos e imágenes servidos en todo tipo de formatos (tele, videoblog, canales de YouTube). Los spin doctors de Podemos se han hecho mayores mirando al otro lado del charco, y no precisamente a América Latina.

Elecciones Generales

El redactor recomienda