NEGOCIACIONES PARA las generales

Garzón rechaza la primera oferta de Iglesias y busca otras fuerzas para un frente popular

El candidato de IU a las generales ha iniciado una ronda de contactos para tejer alianzas bajo unas premisas que tienen más puntos de encuentro con las mareas gallegas que con Podemos

Foto: Alberto Garzón, candidato de IU a la presidencia del Gobierno. (EFE)
Alberto Garzón, candidato de IU a la presidencia del Gobierno. (EFE)

“No sólo hay que ser audaces, sino también ágiles”. Para Alberto Garzón, candidato de IU a la generales, urge la necesidad de articular un frente popular para llegar con garantías a la campaña electoral, pero rechaza un proceso desigual en el que unas siglas se impongan sobre otras. Tras conseguir el pasado viernes el apoyo del 91,4% de la ejecutiva federal de IU a su hoja de ruta electoral, centrada en concurrir a las generales bajo una candidatura de confluencia con partidos de izquierda y actores de la sociedad civil, el diputado malagueño ya ha celebrado varios encuentros para tejer alianzas. Xosé Manuel Beiras, líder de Anova e impulsor de las mareas gallegas, o Joan Herrera, de ICV (que en Barcelona concurrió en la lista de Ada Colau), han sido los dos primeros políticos con los que ya ha contactado telefónicamente.

Con el portavoz de Equo, Juan López de Uralde, se reunirá este jueves, y en los próximos días tiene previsto hacer lo propio con representantes de Compromís y CHA. El candidato de la coalición de izquierda ha tomado la iniciativa bajo unas premisas que encuentran más puntos de coincidencia con las mareas gallegas que con Podemos. La oferta de estos últimos, que invitaron a Garzón a participar en las primarias de su partido para concurrir a las elecciones dentro de la papeleta de Podemos, ha sido rechazada por el candidato. Las negociaciones no han hecho más que empezar, y aunque cada actor marca terreno en esta primera fase, para Garzón debe acelerarse el proceso dado el calendario electoral, consciente de su complejidad y las dificultades que irán apareciendo por el camino.

Desde Podemos, en cambio, todavía no han promovido contactos con ninguna fuerza, ni tampoco con actores políticos a título individual, según informó este lunes el secretario de Organización, Sergio Pascual. A pesar de todo, han reiterado en varias ocasiones tras el 24-M que tienen la mano tendida a los “actores que apuestan por el cambio” para incorporarlos a su proyecto.

La agenda de Alberto Garzón se irá cerrando sobre la marcha, procurando extender los encuentros al mayor número de fuerzas y colectivos sociales. Según el equipo del candidato, “se llamará a todo el mundo”, pero de momento no ha sido confirmada ninguna reunión entre Alberto Garzón y Pablo Iglesias. Las negociaciones que está llevando a cabo el diputado malagueño parten de varias premisas claras: no concurrir bajo el paraguas de Podemos, sino promover una participación en igualdad de condiciones entre todos los actores implicados, primar el protagonismo ciudadano al de las formaciones políticas y reconocer la diversidad del Estado, como se recoge en el documento interno “Hacia la unidad popular”.

Los ejes sobre los que pivota la propuesta de Garzón para articular este frente amplio guardan una fuerte sintonía con los defendidos por la formación de Beiras. “Nuestro proyecto estratégico se basa en la ruptura democrática y la apertura de un proceso constituyente, y para eso hacen falta todos”, advierten fuentes de la dirección de Anova. “Entendemos que Podemos es una fuerza central e imprescindible, pero ninguna fuerza por sí misma es capaz de obtener una mayoría en las Cortes para producir cambios en este sentido”, añaden estas mismas fuentes. Es por ello que inciden en el hecho de que “los partidos van a tener que ser generosos y priorizar el sustrato ciudadano a las siglas”.

Igualdad de condiciones

El histórico del nacionalismo gallego, Xosé Manuel Beiras, con el que Pablo Iglesias compartió campaña como asesor de comunicación durante las últimas elecciones gallegas, es una de las “individualidades” a las que Podemos ha ampliado su llamamiento. Sin embargo, miembros de su equipo niegan que ni el secretario general ni nadie de la ejecutiva del partido se ha puesto en contacto con el veterano diputado en el Parlamento de Galicia, pero insisten en la necesidad de confluir en igualdad de condiciones.

El líder de Anova, Xosé Manuel Beiras. (EFE)
El líder de Anova, Xosé Manuel Beiras. (EFE)

Los líderes de las mareas de A Coruña y Santiago de Compostela (Xulio Ferreiro y Martiño Noriega), que casi con total seguridad se harán con estas alcaldías en los próximos días, han hecho manifestaciones en este mismo sentido. Como explica Daniel Conde, miembro de la ejecutiva de Anova, “al igual que en las mareas, los partidos deben dar un paso atrás con su marca y convertirse en motores auxiliares para que la ciudadanía se organice”. En este sentido, Conde explica que “defendemos una igualdad de condiciones, no que Podemos aglutine al resto bajo sus siglas porque, al menos lo que se entiende desde las mareas gallegas, es que nadie tiene por qué estar por encima o por debajo de nadie”.

Otra de las condiciones que ponen sobre la mesa desde las mareas, y que incluye también Garzón en su llamamiento, es que dentro de las candidaturas de unidad popular “Galicia tiene que ser un sujeto político diferenciado”, al igual que las fuerzas soberanistas de izquierda con representación en el País Vasco o Cataluña, según apunta Conde. Precisamente, uno de los parámetros sobre los que se debe articular el frente popular, según el candidato de IU, es “desde el reconocimiento a la diversidad del Estado y la diversidad de procesos en nacionalidades y regiones. Y valorar esta cuestión, no como un hándicap, sino como una enorme potencialidad de enraizamiento en el territorio y de perspectiva electoral misma”.

El candidato a la presidencia de IU tildó ayer como una “desgracia” que Podemos no cediese de cara a las generales. Antes de participar en un desayuno informativo del Consejo de la Juventud de España, se mostró convencido de que no sólo los círculos de Podemos y su base social tienen mucho interés en construir una candidatura de unidad popular, sino que este deseo se extendería también a los votantes del PSOE. Un extremo que también ha señalado una de las portavoces del sector de Izquierda Socialista, Beatriz Talegón, quien defiende la creación de coaliciones amplias antes de las elecciones para derrocar a los populares.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda