más PIEZAS EN EL PUZLE DE LA UNIDAD POPULAR

Fugas en el PSOE para sumarse a las nuevas plataformas de izquierda

Las llamadas a la confluencia, a la articulación de un frente de izquierdas para derrocar al PP, están provocando seísmos en todas las organizaciones. El PSOE no está al margen

Foto: Alberto Sotillos, en un acto con militantes y simpatizantes del PSOE en Zamora. (EFE)
Alberto Sotillos, en un acto con militantes y simpatizantes del PSOE en Zamora. (EFE)

Desde Alternativa Socialista hasta Izquierda Socialista, pasando por el incipiente partido de carácter federal liderado por el exaspirante a las primarias socialistas, Alberto Sotillos, que pretende servir de paraguas para los desencantados con la formación liderada por Pedro Sánchez. Las fugas en el PSOE, protagonizadas por sus sectores más izquierdistas se están intensificando en los últimos meses. De corte socialdemócrata y defensores de la confluencia de las izquierdas para derrotar al PP en las elecciones generales, la hoja de ruta de estos nuevos partidos pasa por articular candidaturas unitarias de izquierda al margen del aparato controlado por Ferraz. Equo, IU e incluso Podemos son algunas de las fuerzas con las que buscan encontrarse en este camino.

Las pretensiones de Sotillos y otros militantes de base que se han dado de baja en la organización durante las últimas semanas pasan por aglutinar en una fuerza federal a partidos independientes y sectores que ya tienen un pie fuera de la formación. No partirán de cero. Según sus cálculos, entre 200 y 300 concejales se integrarían este “partido-plataforma”.

Su agenda política arranca este sábado, con la presentación del programa de mínimos redactado desde la plataforma Somos Izquierda, que aglutina al partido Izquierda Abierta (integrado en IU), Izquierda Socialista (PSOE) y círculos de Podemos, como el de Enfermeras. En la cita estará presente Sotillos, que espera incorporar a este conglomerado "ya como partido cuando acabemos de darle la forma jurídica y cerremos nuestro proceso constituyente”.

'El entendimiento es posible'

La siguiente cita marcada en el calendario es la asamblea federal extraordinaria que Alternativa Socialista celebrará el próximo 27 de junio en Madrid. Un encuentro en el que debatirá su apuesta por las candidaturas de unidad popular y sobre un programa de mínimos al estilo del redactado por la plataforma Somos Izquierda. La defensa de los servicios públicos, el sostenimiento del Estado de bienestar y la “firme voluntad de avanzar hacia fórmulas de democracia participativa y directa” son algunos de los principales ejes sobre los que gira este programa, según la socialista Beatriz Talegón, una de las impulsoras.

Beatriz Talegón. (EFE)
Beatriz Talegón. (EFE)

El objetivo de esta iniciativa no es otro que “demostrar a las cúpulas de nuestros partidos que es posible el entendimiento. Entre las bases hay diálogo y compartimos muchas más cosas de las que parece, porque hemos coincidido en diferentes frentes y organizaciones, pero desde las direcciones de los partidos apuestan por una dinámica de competición”. Sin embargo, aunque Talegón dice que seguirá "dando la batalla desde dentro del PSOE", varios de sus compañeros han decidido tirar la toalla y continuar su compromiso político por su cuenta.

“Básicamente estábamos hartos de sufrir dentro de la organización, por lo que es mejor irte a un sitio en el que igual no es tan mayoritario pero puedes hacer las cosas más a gusto”, apunta Sotillos. Además de sentarse con Alternativa Socialista, Izquierda Socialista y la plataforma Somos Izquierda, desde el nuevo partido ya tienen cerrado un encuentro con Equo y pretenden reunirse también con el candidato de IU, Alberto Garzón. “Compartimos la necesidad de que debe propiciarse una convergencia y hemos creado el partido en esa línea, a partir de ahí conoceremos todas las propuestas y definiremos la línea a seguir”, añade.

El puzle de la unidad popular

“La frase que más escucho entre mis compañeras y compañeros es 'dejo el PSOE'”, reconocía Beatriz Talegón en un reciente artículo de opinión. “Llevamos tiempo diciéndole a los dirigentes del PSOE desde las bases, y también desde los órganos donde se supone que se deben decir las cosas -como el Comité Federal-, que debíamos mirar a nuestro alrededor. Debíamos establecer lazos de diálogo con las fuerzas de izquierda: las tradicionales y las emergentes. Advertimos la necesidad de rebajar la tensión y respetar, tolerar y escuchar. Propusimos foros, plataformas y lugares de común encuentro. Algunos, de hecho, nos embarcamos en el maravilloso proyecto de confluencia desde las bases. Avisamos en reiteradas ocasiones de la necesidad de llevar a cabo un proceso democratizador interno real, sin medias tintas: primarias abiertas, sin avales, a dos vueltas”, continúa lamentando en el texto.

Las piezas del puzle de la unidad popular comienzan a reunirse sobre la mesa, aunque todavía es una absoluta incógnita cómo acabarán encajando

Por todos estos motivos Talegón habla de “estampida de militantes”, pero, al menos de momento, no quiere dar la batalla por perdida. Sin embargo, la plataforma Somos Izquierda sigue avanzando posiciones y se presenta como una herramienta que en cualquier momento podría dar cabida a todo el desencanto mostrado entre ciertos sectores de corte más socialdemócrata del PSOE.

Las llamadas a la confluencia, a la articulación de un frente de izquierdas para derrocar al PP, está provocando seísmos en todas las organizaciones. El PSOE no está al margen, y un contexto en el que los ciclos políticos se han acelerado estrepitosamente, los sectores de base menos alineados con sus cúpulas han visto el momento de romper definitivamente. Las piezas del puzle de la unidad popular comienzan a reunirse sobre la mesa, aunque todavía es una incógnita cómo acabarán encajando.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios